Ene
31st

El tiempo

Archivado bajo Aires, Sueños | Deja un Comentario

51575807_10216558933000147_4170918916685561856_nEl tiempo tiene dos capas o dos dimensiones que se superponen y conviven entre si, una en la que siempre estamos o deberíamos estar puesto que no estar significa no existir que llamaremos fija y otra que nos aleja de la fija y nos aproxima a la plenitud, al cenit, y también irremediablemente nos transforma en un proceso que llaman de maduración, previa a la caída definitiva del árbol.

Nuestra apreciación fija del tiempo nos permite descubrir cada día una parte nueva en nuestro entorno, nueva presencia de personas, cosas y acontecimientos, es la capa fija, la que nos permite observar el tiempo de los demás mientras nos alejamos en la misma proporción que ellos se acercan. Mientras yo envejezco y me alejo de ti, tu te aproximas a mi, puesto que también envejeces en la misma proporción, así en nuestra dimensión fija presenciamos vida nueva y diferente que ya no es posible disfrutar, vida inaccesible, la lejanía de la otra dimensión la hace imposible pero la sentimos y anhelamos, ese es el espíritu permanente de la juventud, de la vida en constante desafió y de una irresoluble contradicción entre sentimientos silenciados y momentos no vividos. Es la innata e infranqueable soledad de cada uno.