Ago
14th

Mi pueblo

Archivado bajo Aires, Sueños | Deja un Comentario

foto2.2En agradecimiento a mi pueblo, a mi familia, a mis amigos, a mis paisanos, a los grandes momentos y a los malos. A la Asociación Almogavar a la revista Celemín, por hacer de Torrecampo un pueblo entrañable, culto y único.

Recuerdo perfectamente el día que mi familia abandono el pueblo donde habíamos nacido, crecido y vivido felizmente, y recuerdo con tristeza como antes lo habían abandonado los padres de amigos míos, llevándose con ellos pequeños trozos de mi pequeña y frágil vida, y utilizo el verbo abandonar porque emigrar es abandonar parte de tu vida o tu vida entera hasta ese momento para empezarla en otro lugar. La vida vivida hasta ese momento se trunca y se inicia un viaje empujado por una esperanza de una vida mejor. Atrás quedan familia, amigos, tu casa, esfuerzos y sufrimientos y sobre todo imágenes y momentos que se convertirán en recuerdos y que afianzaran para siempre las raíces, nuestro origen.

Eran momentos tristes para un niño, momentos imposibles de entender, mi amigo Manolin se fue un día gris, me dijeron que iba a Granada, yo pregunte que era Granada y me dijeron que un sitio donde había muchos granados, me quede callado y pensé que no era mal sitio los granados siempre me han gustado además los niños no tienen elementos para la discusión, en su saco vacío entra todo, también pregunte: ¿Cuando vendrá?, pronto, en cuanto puedan, aceptaba la respuesta pero no lograba entenderla y el desgarro que eso producía solo era posible olvidarlo reiniciando los juegos con los amigos que aun quedaban. Y así era, pero nuestra memoria ya tenia un surco imborrable de nostalgia y tristeza.

En aquellos tiempos, a finales de los 60 las familias ensombrecían los caminos del país en busca de lugares, no mejores, ni mas bellos, en aquellas situaciones tan solo era suficiente que fuesen más ricos, porque de lo que se huía era de la miseria, de la desigualdad, del abandono, de una forma de crecimiento que aun perdura pese al tiempo transcurrido y a la transformación de la situación política, como si la distribución equilibrada de la población no fuese importante para avanzar hacia una ecología racional y una globalización no tan dependiente. Pero esto, ahora no toca, además es cosa de mayores.

Cuando te vas de tu pueblo y consigues superar el desasosiego después de un tiempo prudencial, te viene la morriña gallega, es cuando la tristeza muestra su otra cara y te sientes una persona afortunada porque tienes un pueblo, y no todo el mundo tiene un pueblo, aunque viva en el, tener un pueblo es echarlo de menos porque la mayor parte del tiempo lo tienes en la memoria, en el recuerdo y, ni el paso del tiempo ni los avatares de la vida consiguen relegarlo al olvido, es la lejanía la que te hace merecedor de un pueblo, “mi pueblo”, y hablas de el, mi pueblo, mi pueblo, mi pueblo, mi pueblo, lo vas predicando a todos y en todas partes y no hay mejor satisfacción y regalo que decir: me voy unos días a mi pueblo.

El que no tiene pueblo seguramente es un afortunado, pero menor, no ha sufrido el desgarro de alejarse de su tierra por necesidad, para soñar con un futuro mejor o igual de peor pero diferente, tener un pueblo es un regalo, el premio a una lejanía necesaria, es disponer de muchos instantes de vida en la memoria que te han marcado para siempre. Sucede cuando se produce una ruptura tan radical siendo niño, esa parte de vida que se rompe de repente, sin previo aviso, se aferra en el pensamiento y es de forma permanente el núcleo de tu personalidad, es una proyección para todo lo que vendrá después.

El primer reencuentro fue cuatro años después, mi abuelo paterno había fallecido y mi padre emprendió el viaje al pueblo y no sé, o no recuerdo porque motivo decidió que yo lo acompañase, conociéndome quizás fue mi pesadez lo que inclino la balanza. Aquel viaje desde el comienzo estuvo saturado de emociones dulces y lo disfrute a un nivel como muy pocas cosas se disfrutan en la vida, en aquel viaje agarre las nubes y me sentí en el paraíso, un paraíso que nunca he compartido y que me estremeció de por vida.

El viaje en autobús duro un día completo, infinitas paradas y apeaderos, dentro algún pollo enjaulado, hatillos de comida, fiambreras con tortilla y guisos y pequeñas maletas y paquetes por los pasillos, eran gente mayor y algún niño de mi edad. Me impacto muchísimo ver a mi padre fumar continuamente, con ansia, como si algo invisible lo estuviese azuzando, le pregunte porque fumaba tanto, no porque yo supiese los peligros del tabaco, más bien porque yo notaba una inquietud desconocida en él y una forma de cuidarlo era preguntarle y vigilarlo con el rabillo del ojo, me contesto algo como ahora paró, pero no paró, yo tampoco insistí, pero no deje de vigilarlo y cuidarlo con disimulo.

Con el tiempo comprendí su nerviosismo, sus propias emociones y también sus propios demonios, regresar al pueblo para él fue como todas las primeras veces, muy difícil, con el agravante de un abandono y también en todo ese tiempo de soledad que da un viaje tan largo lo abordaron los demonios de la postguerra y los horrores de la misma.

Todos los hombres de la guerra tienen un hilo que les viene de las entrañas y les desdibuja de alguna manera la sonrisa, son hombres rotos en permanente construcción, con mucho amor apaleado y reprimido. La mejor cura es el calor de la cercanía y el silencio.

Todo tomó un nuevo sentido con el cambio del paisaje , cuando empezamos a ver los cerros llenos de olivos algo nos decía que estábamos cerca, y el apoteosis comenzó cuando coronamos el puerto Calatraveño con la vista de enormes extensiones de encinares, yo no apartaba la cabeza de la ventanilla, aquello me recordaba muchísimo a los paisajes de mi antigua niñez, aún siendo un niño todas esas sensaciones y los recuerdos me hacían de alguna manera viejo. Fueron momentos extraordinarios y la prisas por llegar se fueron acelerando, y todo aquello se convirtió en éxtasis y nerviosismo cuando el correo entro en el pueblo y paro en la plaza del casino.

Es indescriptible, las sensaciones se agolpaban tan deprisa y tantas a la vez que el pensamiento se aturde y se bloquea y solo engulles imágenes, rostros, actitudes, ves gente, saludos, abrazos y como niño que eres solo tienes ganas de salir corriendo por las calles de la memoria y encontrar todo lo que un día se quedo abandonado, mis juegos, mis amigos. Estoy en “mi pueblo”.

Ago
14th

Ducha

Archivado bajo Aires, Sueños | Deja un Comentario

integraEsta mañana he recorrido el mismo camino de siempre, lo conozco y me resultaría difícil cambiarlo por otro a esas horas de la mañana sin consecuencias negativas. Por lo mismo no lo he cambiado, pero ha sucedido algo diferente, he salido con la moto y a los pocos metros he notado sin apenas darle gas como la moto se elevaba unos metros del suelo y su tozudez en mantenerse por encima de las cabezas de los demás. Al principio me he asustado y he sentido como la adrenalina se agitaba en mi cuerpo, no he sabido reaccionar, me he conformado con mantenerme quieto y no caerme, podría decir que una nave extraterrestre me ha intentado succionar, o que el café de la mañana me ha jugado una mala pasada, pero la situación era totalmente real porque las cosas eran totalmente reales pese a verlas desde arriba y no reconocerlas con la nitidez precisa, será este desenfoque la causa del apasionante viaje de hoy observando las pequeñas cosas que suceden a nuestro alrededor cuando nos movemos, la cantidad de ondas que se mezclan con las nuestras sin darnos tiempo a ralentizar el tiempo para atraparlas y desmenuzar sus sonidos. Mientras intentaba imaginar el sitio de la llave de controlar el tiempo, comenzó a llover y fue motivo suficiente para darme cuenta de que estaba en la ducha traspuesto, pensando en comprar una moto para ir al trabajo.

Feb
21st

Lo pequeño sigue siendo hermoso

Archivado bajo Aires, Realidad | Deja un Comentario

sonrisaMe paro un momento, giro la cabeza, miro de frente y veo parte de mi niñez, veo cosas pequeñas ocupando todo el espacio de un tiempo feliz, cosas insignificantes de escaso valor, no se percibía la necesidad de más, realmente hace falta muy poco para llenar una vida, la felicidad tiene los brazos muy cortos y es incapaz de abarcar y sostener todo lo que el mundo ofrece.  Es inútil sostener lo superfluo y suntuoso, ese esfuerzo por tener y retener absolutamente todo, de avivar y saciar permanentemente el deseo, por acumular, nos agota, y nos vuelve rancios, nos confunde y aturde el sentido de la verdad, de la vida bien vivida.  Cuando las horas y los días son una permanente carrera para no llegar a ningún sitio, cuando los espacios se reducen a las cuatro paredes del trabajo y a las del salón donde ubicamos el sofá, cuando las líneas son totalmente rectas, se hace necesario mirar a otro lado y buscar espacios nuevos, imaginar o inventar oasis de libertad donde saborear el tiempo, oír el silencio, oler el aire, dejarse acariciar por el sol y dejar caer todo lo que nos sobra, vivir por un momento con la ligereza de nuestro cuerpo y nuestro pensamiento.  Un pequeño momento, lo justo, antes de volver a ocupar nuestro sitio en la caravana de vuelta a la vida.

Jun
13th

Para este viaje no necesitamos alforjas.

desierto Ya falta menos para el comienzo de las anunciadas profecías, primero la reforma laboral, los recortes en prestaciones y sueldos y luego por fin la tan esperada subida del IVA.

Antes de continuar quiero insistir una vez más en los momentos extraños, por no decir decadentes en los que nos encontramos, es importante remarcarlo, creo que están en el origen y causa de la falta de soluciones,  La falta de ideas, la uniformidad, la incompetencia ilustrada, la falta de compromiso, el oportunismo y la clientela, son rasgos definitivos de nuestros tiempos, y como decía en el escrito anterior intervencionista y paternalista.

Empecemos con un supuesto, mi negocio va mal tiene muchos gastos superfluos, en absoluto dirigidos a la productividad, pongamos fiestas, coches, delegaciones ociosas, viajes, comidas, despachos con moqueta, cargos sin demasiada relevancia ni funciones pero que entorpecen la labor de los demás departamentos. Vista la situación y como disponemos de un cuerpo técnico formado en excelentes centros, hemos decidido aumentar los precios de venta para salir de esa situación, ingresando más, podremos mantener nuestra poco eficiente estructura. ¿Que como hemos tomado una medida que el mercado no aceptara? Simplemente hemos copiado la política del gobierno con la subida del IVA e impuestos.

Volvamos con la uniformidad, clientelismo y falta de ideas.  Supongo que todos hemos viajado y visitado pueblos y ciudades, hemos observado la diversidad de cada uno de ellos, pueblos o lugares con vida propia, cada uno con algo diferente, todos han ido creciendo con su propia identidad. 

Observemos ahora como ejemplo,  los pueblos alrededor de Barcelona, hace unos años sucedía lo expuesto anteriormente,  cada uno era diferente tenia identidad propia.  Ahora no. Las políticas municipales uniformes, supramunicipales, marcan la pauta, como sucede en la sociedad civil actual, los pueblos están perdiendo la identidad, las rotondas, la inserción de montículos en las calles, la colocación de hierros al paso de los coches,  el urbanismo especulador, el cobro de las multas por entes supra y la falta de compromiso hacen lo demás.  Un verdadero fiasco.

Jun
7th

No quieres sopa, pues toma dos tazas.

DINEROFACILCada vez que nuestros gestores fijan la mirada en un asunto, yo, sin animo de asustar y muy a mi pesar, me hecho a temblar, el posible destrozo se adivina descomunal y como esta sucediendo hasta ahora, sin arreglo.

No logro entender, como tantos y tan bien pagados, llegan a ser tan inútiles e irresponsables.  La reforma laboral que se avecina será la guinda del pastel, y cuando digo pastel me refiero a pastelazo.  Es tal el malestar y la impotencia que me producen estos señores que resulta difícil escribir y mantener un estilo correcto, es tal la falta de respeto hacia el ciudadano que me producen arcadas.  Están preparando exactamente otra gran mierda, que nos hundirá un poco más en la gran mierda que ya estamos.

La mejor reforma laboral es la que puede generar empleo, y el empleo no esta precisamente en el despido, esta en la capacidad del empresario y el trabajador de ponerse de acuerdo, siempre dentro de un marco de respeto y mínima decencia.  Ninguna empresa y digo empresa no monopolio, ni chanchullo, también excluyo a bancos y gentes de mal vivir, tiene garantizado su futuro nisus ingresos, por lo tanto difícilmente puede garantizar el empleo ni el despido.  La verdadera reforma laboral también esta en la presión que ejercen las administraciones, aflojando el lazo de todas ellas se generaría mucho empleo, tan solo con dejar a las empresas trabajar en paz..

La verdadera reforma laboral esta en lo que no se ha hecho:

¿donde esta el crédito para las empresas?

¿porque si elEuribor baja el gobierno o el banco de España permite las clausulas que bloquean la bajada en las angustiosas hipotecas? sobre todo en estos tiempos.

¿porque el gobierno y todos los políticos que nos representan permiten de forma sinvergüenza, que a un trabajador en paro le subasten su piso por un importe indecentemente menor de lo que el propio banco  valoro  al conceder la hipoteca,  importe de subasta que no cubre la deuda y lo dejen en la calle, sin trabajo y con una losa (deuda) para el resto de sus días? como llamamos a esto, ¿tiene nombre? Sinvergüenzas. ¿donde esta la responsabilidad del banco?

La verdadera reforma laboral esta en recortar presupuesto suntuosos, no productivos y no recortar sueldos defuncionarios y pensionistas. Menudas cabezas pensantes.  Cualquiera de nuestras madres sería capaz de darles lecciones de economía, siempre lo he dicho administrar la abundancia no requiere ningún tipo de cuidado, cualquier descerebrado es capaz.  Pero como cambia la cosa cuando existe la escasez.

Que dios nos coja confesados.

Abr
26th

LAS EMPRESAS Y EL EMPLEO

en paro Cuando se habla o plantean medidas contra el paro, la imaginación corre en busca de alternativas siempre fijadas en elementos finales del mercado de trabajo, como por ejemplo, jornada de trabajo, tipo de contratación o productividad, pero nunca se percibe la necesidad de buscar salidas en el origen mismo de la iniciativa empresarial, fundamento principal y necesario para la generación de empleo.  No basta con desear generar empleo han de existir personas con iniciativa y riesgo que lo hagan realidad.

Otra cuestión importante a tener en cuenta es la matización entre medidas generadoras de empleo y medidas de soporte al empleo ya creado, equivocarse en la dirección y origen de cada una puede suponer como desenlace la destrucción de empleo o la generación de trabas a la creación del mismo.

Sin lugar a dudas la creación de empleo y la competitividad de las empresas tienen dos lacras importantes en este país de ilustrados,  una realidad demostrada en la practica es que las grandes empresas no son generadoras de empleo sino destructoras, la causa,  una mayor inversión en tecnologías ahorradoras de mano de obra.  supone esto que habría que centrarse en las medidas que afectan a la pequeña y mediana empresa, incluso al trabajo autónomo, dejando fuera por el momento a profesionales colegiados (ya se cuidan bien ellos), así como identificar cuales son las trabas mas importantes.

El otro gran caballo de batalla, es la enrevesada legislación y normativa, parte de la administración local, pasa por la autonómica y se llega por fin a las de carácter nacional, todas ellas con un único objetivo de corto plazo: recaudar. No están como apoyo a la iniciativa por la creación d empleo, no, todo lo contrario, antes de ganar un euro, la iniciativa privada tiene que soltar bastantes miles y haber perdido bastantes horas y recursos y, también ilusiones.  Sin embargo seguimos con el mismo cinismo de plantear grandes medidas contra el paro.

Estamos pasando de una sociedad condescendiente y pasmada, a una sociedad critica y llena de rabia, se esta produciendo una clara división entre los afortunados, bien colocados alrededor del poder, tanto económico como político, incluso intelectual y aquellos que son meros comparsas de todo este espectáculo.

Los unos haciendo finos comentarios sobre los delicados asuntos que se entremezclan en su monótona existencia y los otros y más, a la espera de una llamada, aunque sea del INEM o de un cambio de rumbo y dejar los lunes al sol.

Nov
21st

Carta a la señora Crisis

Distinguida señora,

qsomos Sin quererlo ni beberlo, me encuentro atrapado en una situación insostenible, repetida y no superada.  El torpe destino, con sus trompicones me ha traído a una empresa que no tiene futuro, extraño y sublime sería  que lo tuviere o tuviese, y por tanto yo  tampoco lo tengo.  Atrapado, porque no soy capaz de escapar a sus encantos, por mucho que lo intento me resulta imposible encontrar una alternativa a mi fatal destino en esta nave.

Lo peor de todo es que mi futuro es lo más claro en esta empresa.  Mi sentencia ya tiene fecha, salvo que los acontecimientos venideros manden lo contrario, lo cual también por extraño resultaría sublime.  Pocos son los días y menos las semanas de aquí al túnel, comienzo a sentir las vibraciones de mi cruel destino, tan cercano como real.

Quien me mandará a mi ser tan torpe, hasta el extremo de parecer el hombre más feliz del mundo.  Tanta torpeza solo puede ser causa –como dirían los psicólogos– de una niñez tormentosa, pero eso sería ridículo y abusivo.  Echarle la culpa a un niño de lo que a mi me sucede es de personas desaprensivas y un abuso que nadie me podrá achacar.

La culpa la tengo yo, y como diría Ortega «y mi circunstancia», por mi respondo yo, pero por mis circunstancias no.  Ya quisiera saber quien maneja mis circunstancias, se iba a enterar ese ladrón.  Por que estoy seguro de que algún ladrón me la ha robado y anda jugando con ella, como si nada, yo puedo asegurar que no la tengo, por que eso ha de ser grande y seguro que la vería.  De todas formas aunque la eche de menos porque es mía, no siento pena porque nunca la he conocido.

Dicen los viejos que han traducido a Ortega sin leerlo, tan solo de oídas, que se equivocaba  –como la paloma que buscaba el norte en vez del sur– que donde dice circunstancias quería decir suerte, que eso es como la buena cosecha, no depende de lo que siembres, depende de como venga el año de lluvias y de frío.  Bien esta, pero, si alguien ve una circunstancia perdida, esa es mía.  Me la pido.

Nov
8th

La capacidad de hacer amigos y negocios: amigocultor

negocios Hace unos días visité a un amigo, es una persona de éxito, un día decidió lanzarse y se convirtió en empresario, con sus dotes y conocimiento del sector ha conseguido mucho en poco tiempo, y cuando digo mucho me refiero sobre todo en calidad de negocio y abanico de posibilidades futuras, es un «empresaricultor».  Una persona con capacidades innatas fuera de los común en su capacidad de hacer «amigos» y destilar complicidad en los negocios, sobre todo transmite buenas vibraciones, serenidad y humanidad.  No es un santo, pero ha puesto en los negocios algo perdido en casi todos los ordenes de la actividad humana, precisamente la humanidad, los valores humanísticos que no tardaremos en reivindicar como algo necesario para salir de la desorientación en la que nos vemos inmersos y ahora además acentuada  por una crisis económica.

Sentados el uno frente al otro, me contó algunas de sus operaciones, él disfrutaba escuchando sus historias, deberían parecerle ajenas de tan geniales, mientras tanto yo intentaba disimular mi exceso de atención cerrando la boca y mirando de vez en cuando algún objeto de la mesa, o disimuladamente algún punto del despacho,

En todas sus actividades de negocio, se intuyen otro tipo de cuestiones que solo personas especiales son capaces de colocar de forma desinteresada, en todas ellas pese al riesgo, transmite sensaciones positivas, será por eso que el desinterés inicial le es retornado en forma de milagrosa multiplicación. 

Es un «amigocultor».

 

Nota: La imagen es pura ficción y no corresponde con la realidad.

Oct
5th

LA OJERIZA O EL USO DEL ODIO LATERAL

castigo Hubo una época en la niñez, que duro hasta ya entrada la temprana adolescencia, donde la presión y persecución de una persona mayor, en este caso el maestro, convertía los momentos e instantes de vida preciosos en situaciones de injusticia incomprendida por el cúmulo de angustia y culpabilidad que esa persona arrojaba por una simple ojeriza sobrevenida, en mi época esta ojeriza solía terminar con la ejecución de castigos físicos ejemplares y sobre todo dolorosos.

Nunca pude entender, ni ahora entiendo, la ojeriza que ciertas personas con trato sobre niños como profesores, tutores, entrenadores, educadores, monitores…  pueden ejercer sobre ellos, sobre todo por la diferencia de criterio y madurez que siempre existe entre ambas partes.

Supongo que estas situaciones se producen por incomprensión del niño o adolescente que hurga en algún mecanismo oculto o acciona alguna fobia de la persona mayor, puede ser por un grado de timidez del niño odiosa, por su atrevimiento, por evidenciar una falta de autoridad, por dar muestras de chulería, por llevar gafas, por ser feo, por ser gordo, porque su padre o madre no caen bien, o simplemente por alguna carencia psicologica de la persona que ejerce este odio lateral.

Tengo muy presente una reunión política en la que se hizo el amago de lapidar al hijo de un político defenestrado por el simple hecho de ser su hijo, sin importar nada más, al mas puro stalinista.  Por supuesto no se hizo, al menos en mi presencia.

Sep
15th

La rutina

RUTINA Parece que ya se han ido las calores y apetece más sentarse tranquilamente frente al teclado.  El verano y las vacaciones anejas, en la mayoría de los casos están agotadas, volvemos a la ansiada rutina que tanto nos perturba y que hace que pasados unos meses estemos planeando las vacaciones del año que viene.

Lo peor de la rutina suele ser su avaricia, su empeño en ocupar demasiadas horas del día, se come la vida y la hace mas corta, de forma exponencial, a medida que pasan los años la rutina devora más rápidamente los días.

Lo mejor de la rutina es que la conocemos, existe complicidad y conocimiento mutuo, la toleramos y en cierta manera no somos capaces de prescindir de ella demasiado tiempo, cuando no la tenemos la echamos de menos y su ausencia prolongada nos inquieta y nos incómoda.  La ausencia de rutina siempre supone un mayor esfuerzo físico e intelectual.

No podemos confundir la rutina con el aburrimiento o la desidia, la rutina es algo contrapuesto a la incertidumbre, es la seguridad de levantamos cada mañana y tener la certeza de que la escala de necesidades de Maslow la tenemos cubierta en lo básico, al menos.

El Sol joven y fuerte ha vencido a la Luna que se aleja impotente del campo de batalla.