Nov
19th

El interés de las hipotecas

Señora ministra, señores y señoras diputados y diputadas:

En el asunto de las hipotecas y prestamos hay una falsedad lindando con el fraude que algún día habrá que solucionar para no alterar las economías familiares y evitar insolvencias y desahucios: El banco presta dinero en un tiempo y con tipo de interés determinado, es decir con unos costes y un precio final determinado (TAE), esa fotografía de la compraventa del préstamo es la que debe regular su devolución, no caben revisiones al alza ni a la baja en la devolución del mismo, para eso se aplica una fórmula del interés compuesto que actualiza el valor del dinero al momento del préstamo. Es una estafa de una posición dominante por parte del banco o prestamista y una dejadez del Gobierno.

Captura de pantalla 2022-11-19 192654

Nov
19th

Los politicos y los sirvientes

Las protestas convocadas por Tsunami Democràtic buscaron una movilización masiva para bloquear la actividad, como los cortes en las autopistas.Del mismo modo que el irresponsable Puigdemont dejo abandonados a los del Process, los del Process dejan abandonados a su soldadesca.

Es el principio de la política y la guerra, nada que objetar. Cada cual debe de saber con quién se junta y que defiende.

https://elpais.com/espana/catalunya/2022-11-19/la-reforma-de-la-sedicion-indigna-a-las-bases-independentistas-y-los-cdr-nos-han-dejado-tirados.html#?prm=copy_link

Nov
19th

La ignorancia de la política

Puede ser una imagen de 2 personas, personas de pie y personas sentadasNunca he entendido la frivolidad de casi toda la clase política, frivolidad mezclada con soberbia, muchos arrepticios y aurívoros con sobrada facundia que solo buscan cultivar su ego y dejar una impronta calavérica en una historia que posiblemente los ignorará.

Como un ministerio con tanta inteligencia asalariada, como un parlamento con tanto sabio con escaño, como los partidos políticos con tanta democracia interna, como el Consejo de Estado con tanto elefante al Sol, como los demás órganos consultivos, que son muchos y variados, como el Estado en mayúsculas, permite parir leyes que no son buenas para nadie, que en muchos casos son anticonstitucionales total o parcialmente, que limitan derechos o ensalzan verdaderas estupideces a la esfera racional. Como es posible sin que nadie se sonroje y se vaya a casita a jugar y hacer experimentos con gaseosa. No entiendo que sea tan fácil ser político.

Nov
19th

Revista Ripollet

Puede ser una imagen de 2 personas y textoEl encuentro convocado por la Asociación Radio Ripollet fue un éxito de gente preocupada por la continuidad de la Revista Ripollet. Los tiempos han cambiado y la revista debe reinventarse o morir, del mismo modo que la financiación de la misma. La liquidez asociada a la publicad del comercio local ya no es suficiente, por lo tanto hay que buscar otras vías diferentes y que den fiabilidad al proyecto a largo plazo. Es necesario realizar unas previsiones de tesorería a 12 meses para prever la liquidez inmediata y tomar medidas correctoras en caso necesario y un plan de viabilidad con todas las iniciativas financieras viables para que el proyecto no solo no muera sino que tome fuerza y perdure 40 años más.

Aparte de las subvenciones institucionales a fondo perdido, de la nueva fórmula de suscriptores y entidades amigas, se necesitan sponsor permanentes de marcas o empresas no necesariamente locales con reconocimiento en contraportada. Sería conveniente que el ayuntamiento realizara todas las comunicaciones a los ciudadanos a través de este medio local, se debe cancelar el boletín municipal y encartarlo como suplemento en las páginas centrales con las características que el departamento de comunicación del ayuntamiento determine, y ¿porque hacerlo así?, simplemente es más económico y ese ahorro revierte a los ciudadanos de Ripollet, por un lado y permite la subsistencia de un medio que es ya un símbolo de la cultura y la información local, además.

Las suscripciones, en mi opinión se han de reconducir para facilitar su atractivo, siendo como son una parte complicada y con poco atractivo para gran parte de la ciudadanía, deberían ser mensuales y no pasar de 5 euros, este importe no supone un gran esfuerzo para la mayoría, si alguien quiere hacerlo anual, simplemente se atiende su petición, esto creo abre un abanico más amplio a las suscripciones. El suscriptor amigo. Totalmente de acuerdo con la aportación de montar la paradeta en diferentes lugares del pueblo para captar suscriptores. Haría falta no obstante estudiar la imagen, los mensajes y definir claramente los objetivos de la nueva revista.

Entiendo que la revista se ha de reinventar, en su formato y en su contenido, ha de volver a ser ese punto de encuentro, de reflexión y debate de frescura que fue, antes de consumir todo enlatado de la red. La Asociación ha de ser lo mismo, se han de recuperar y proponer espacios de reflexión y debate en vivo, charlas, encuentros, sin llegar a aburrir, pero si los necesarios para despertarnos del aletargamiento y de la estupidez social cada vez más presente.

Es necesario una nueva época para afrontar tantas y tantas cuestiones importantes por resolver que nos afectan como ciudadanos de Ripollet y del mundo, y la Revista de Ripollet es un magnífico instrumento, como lo fue.

Sep
19th

El ocaso de las ideas

IMG_20220116_111630_765Estamos en una inusual encrucijada de decisiones, todas muy importantes, en un ambiente enrarecido con el cuestionamiento permanente de valores universales y contrastados que han determinado nuestro presente y han de determinar nuestro futuro, están pendientes de resolver por la falta de compromiso y lealtad a la racionalidad y experiencia acumulada (a nuestra cultura), llevamos años cuestionando formas de vida y conceptos en pos de una realidad mejor, en muchos casos con el prisma de la ignorancia y considerando que el mundo antes de nosotros no existía o no funcionaba. Grave error.

Y todo ello tiene que ver con la diversidad, esa nueva bandera que nos permite ser conservadores, puritanos, nacionalistas, tiranos con la libertad de expresión y con la libertad misma, macabros con el lenguaje en general y con los adjetivos en particular, nos autoriza a limitar derechos y cuestionar la democracia si no esta a nuestro favor, o no son nuestros derechos, y colocar en cuarentena valores y maneras generales como consecuencia de carencias personales, nos hemos hecho dueños y señoritos de parcelas de falsas verdades y hemos consolidado nuestros reinos de taifas donde solo estamos nosotros, la intransigencia y nuestros palmeros.

Hemos levantado numerosas banderas y hemos cambiado el nombre de las cosas para intentar desligar su verdadero significado del real, hemos despojado a la palabra de sentido porque estamos dulcificando la realidad de forma artificial, el eufemismo se ha colado en todas nuestras concepciones, valores y definiciones de forma continuada, la modorra de la idiotez esta venciendo de momento a la inteligencia menos persistente y mas ligera.

Por otro lado, cualquier tiempo pasado no fue mejor, lo mejor esta aquí y ahora.

Sep
7th

Lentitud

Archivado bajo Sueños | Deja un Comentario

IMG_20220802_114047_216Se puede ir mas deprisa, podemos abarcar más, podemos intentar no dejar nada interesante de lo que encontremos en nuestro camino detrás, obsesionándonos en alcanzar una meta que aún no vemos ni sabemos la distancia, ni tan siquiera tenemos la certeza de su existencia, es una extraña motivación que nos obliga a correr, a no mirar a nuestro alrededor ni siquiera nos permite pararnos, seria dejar paso a otros, es lo más parecido a una rutina aceptada, o quizás un vicio que nos aleja del pensamiento reflexivo y la contemplación tranquila de nuestra vida, algo que nos inquieta y en muchos casos nos aburre. No es de ahora, es algo que ha sucedido siempre, las prisas forman parte de nuestra forma de entender la vida, de huir, de darle la espalda a la belleza, a la quietud, a la somnolencia de un pensamiento furtivo, al placer de la música, a la lentitud de un paisaje, al sonido del agua, a la conversación o simplemente a sentir la vida y la cercanía de alguien.

Sep
6th

Ya mismo Navidad

IMG_20220116_111947_957Estamos a la espera de que el verano finalice, esto ha sucedido hasta ahora, año tras año, sin grandes alardes ni consecuencias, pero sucede que este año, pese al despiste de unos y el disimulo de otros, la transición o el cambio de estación será necesariamente importante por las causas y consecuencias que arrastra este julio y agosto ((este año), apurando este siglo), estas causas y sus consecuencias harán que el simpático turista interior se despoje de sus escasas vestiduras y se cubra con la noble capa del ciudadano concienciado y responsable que estaba de vacaciones y vuelve con ganas de moldear en el yunque las cuestiones más duras.

Los mass media nos están trasladando las cuestiones en dosis de miedo, como si no fuésemos capaces de identificar la realidad que nos toca de los sueños que nos han vendido, supongo que con el fin de amedrentar y pacificar, aún más, por si acaso, nuestra conciencia adormecida, mientras tanto nuestro ánimo está a flor de piel, atento al más mínimo roce.

El teatro de muerte que comenzó el 24F sigue representándose en diferentes versiones por todo el mundo, a pesar de su rechazo unánime, mal gusto y consecuencias. No parará, hay que pararlo y Ucrania ya es quizás lo de menos, una carnaza, para que no veamos la verdadera dimensión del conflicto.

El verdadero problema no sera la energía, es una cuestión de mercado y en otros tiempos de conquista, sin energía hemos sido capaces de pasar inviernos, igual que este año sin aire acondicionado, el verdadero problema parece el agua, la de siempre, la de toda la vida, la base de la pirámide de maslow

¿Que sucede cuando tenemos demasiados frentes? Que no atendemos bien a ninguno, ni de forma coordinada, demasiadas opiniones, organigrama complicado. ¿Quien se beneficia? Quien no tiene problemas o el problema es él.

Ya mismo Navidad.

Ago
14th

Mi pueblo

Archivado bajo Aires, Sueños | Deja un Comentario

foto2.2En agradecimiento a mi pueblo, a mi familia, a mis amigos, a mis paisanos, a los grandes momentos y a los malos. A la Asociación Almogavar a la revista Celemín, por hacer de Torrecampo un pueblo entrañable, culto y único.

Recuerdo perfectamente el día que mi familia abandono el pueblo donde habíamos nacido, crecido y vivido felizmente, y recuerdo con tristeza como antes lo habían abandonado los padres de amigos míos, llevándose con ellos pequeños trozos de mi pequeña y frágil vida, y utilizo el verbo abandonar porque emigrar es abandonar parte de tu vida o tu vida entera hasta ese momento para empezarla en otro lugar. La vida vivida hasta ese momento se trunca y se inicia un viaje empujado por una esperanza de una vida mejor. Atrás quedan familia, amigos, tu casa, esfuerzos y sufrimientos y sobre todo imágenes y momentos que se convertirán en recuerdos y que afianzaran para siempre las raíces, nuestro origen.

Eran momentos tristes para un niño, momentos imposibles de entender, mi amigo Manolin se fue un día gris, me dijeron que iba a Granada, yo pregunte que era Granada y me dijeron que un sitio donde había muchos granados, me quede callado y pensé que no era mal sitio los granados siempre me han gustado además los niños no tienen elementos para la discusión, en su saco vacío entra todo, también pregunte: ¿Cuando vendrá?, pronto, en cuanto puedan, aceptaba la respuesta pero no lograba entenderla y el desgarro que eso producía solo era posible olvidarlo reiniciando los juegos con los amigos que aun quedaban. Y así era, pero nuestra memoria ya tenia un surco imborrable de nostalgia y tristeza.

En aquellos tiempos, a finales de los 60 las familias ensombrecían los caminos del país en busca de lugares, no mejores, ni mas bellos, en aquellas situaciones tan solo era suficiente que fuesen más ricos, porque de lo que se huía era de la miseria, de la desigualdad, del abandono, de una forma de crecimiento que aun perdura pese al tiempo transcurrido y a la transformación de la situación política, como si la distribución equilibrada de la población no fuese importante para avanzar hacia una ecología racional y una globalización no tan dependiente. Pero esto, ahora no toca, además es cosa de mayores.

Cuando te vas de tu pueblo y consigues superar el desasosiego después de un tiempo prudencial, te viene la morriña gallega, es cuando la tristeza muestra su otra cara y te sientes una persona afortunada porque tienes un pueblo, y no todo el mundo tiene un pueblo, aunque viva en el, tener un pueblo es echarlo de menos porque la mayor parte del tiempo lo tienes en la memoria, en el recuerdo y, ni el paso del tiempo ni los avatares de la vida consiguen relegarlo al olvido, es la lejanía la que te hace merecedor de un pueblo, “mi pueblo”, y hablas de el, mi pueblo, mi pueblo, mi pueblo, mi pueblo, lo vas predicando a todos y en todas partes y no hay mejor satisfacción y regalo que decir: me voy unos días a mi pueblo.

El que no tiene pueblo seguramente es un afortunado, pero menor, no ha sufrido el desgarro de alejarse de su tierra por necesidad, para soñar con un futuro mejor o igual de peor pero diferente, tener un pueblo es un regalo, el premio a una lejanía necesaria, es disponer de muchos instantes de vida en la memoria que te han marcado para siempre. Sucede cuando se produce una ruptura tan radical siendo niño, esa parte de vida que se rompe de repente, sin previo aviso, se aferra en el pensamiento y es de forma permanente el núcleo de tu personalidad, es una proyección para todo lo que vendrá después.

El primer reencuentro fue cuatro años después, mi abuelo paterno había fallecido y mi padre emprendió el viaje al pueblo y no sé, o no recuerdo porque motivo decidió que yo lo acompañase, conociéndome quizás fue mi pesadez lo que inclino la balanza. Aquel viaje desde el comienzo estuvo saturado de emociones dulces y lo disfrute a un nivel como muy pocas cosas se disfrutan en la vida, en aquel viaje agarre las nubes y me sentí en el paraíso, un paraíso que nunca he compartido y que me estremeció de por vida.

El viaje en autobús duro un día completo, infinitas paradas y apeaderos, dentro algún pollo enjaulado, hatillos de comida, fiambreras con tortilla y guisos y pequeñas maletas y paquetes por los pasillos, eran gente mayor y algún niño de mi edad. Me impacto muchísimo ver a mi padre fumar continuamente, con ansia, como si algo invisible lo estuviese azuzando, le pregunte porque fumaba tanto, no porque yo supiese los peligros del tabaco, más bien porque yo notaba una inquietud desconocida en él y una forma de cuidarlo era preguntarle y vigilarlo con el rabillo del ojo, me contesto algo como ahora paró, pero no paró, yo tampoco insistí, pero no deje de vigilarlo y cuidarlo con disimulo.

Con el tiempo comprendí su nerviosismo, sus propias emociones y también sus propios demonios, regresar al pueblo para él fue como todas las primeras veces, muy difícil, con el agravante de un abandono y también en todo ese tiempo de soledad que da un viaje tan largo lo abordaron los demonios de la postguerra y los horrores de la misma.

Todos los hombres de la guerra tienen un hilo que les viene de las entrañas y les desdibuja de alguna manera la sonrisa, son hombres rotos en permanente construcción, con mucho amor apaleado y reprimido. La mejor cura es el calor de la cercanía y el silencio.

Todo tomó un nuevo sentido con el cambio del paisaje , cuando empezamos a ver los cerros llenos de olivos algo nos decía que estábamos cerca, y el apoteosis comenzó cuando coronamos el puerto Calatraveño con la vista de enormes extensiones de encinares, yo no apartaba la cabeza de la ventanilla, aquello me recordaba muchísimo a los paisajes de mi antigua niñez, aún siendo un niño todas esas sensaciones y los recuerdos me hacían de alguna manera viejo. Fueron momentos extraordinarios y la prisas por llegar se fueron acelerando, y todo aquello se convirtió en éxtasis y nerviosismo cuando el correo entro en el pueblo y paro en la plaza del casino.

Es indescriptible, las sensaciones se agolpaban tan deprisa y tantas a la vez que el pensamiento se aturde y se bloquea y solo engulles imágenes, rostros, actitudes, ves gente, saludos, abrazos y como niño que eres solo tienes ganas de salir corriendo por las calles de la memoria y encontrar todo lo que un día se quedo abandonado, mis juegos, mis amigos. Estoy en “mi pueblo”.

Ago
14th

Ducha

Archivado bajo Aires, Sueños | Deja un Comentario

integraEsta mañana he recorrido el mismo camino de siempre, lo conozco y me resultaría difícil cambiarlo por otro a esas horas de la mañana sin consecuencias negativas. Por lo mismo no lo he cambiado, pero ha sucedido algo diferente, he salido con la moto y a los pocos metros he notado sin apenas darle gas como la moto se elevaba unos metros del suelo y su tozudez en mantenerse por encima de las cabezas de los demás. Al principio me he asustado y he sentido como la adrenalina se agitaba en mi cuerpo, no he sabido reaccionar, me he conformado con mantenerme quieto y no caerme, podría decir que una nave extraterrestre me ha intentado succionar, o que el café de la mañana me ha jugado una mala pasada, pero la situación era totalmente real porque las cosas eran totalmente reales pese a verlas desde arriba y no reconocerlas con la nitidez precisa, será este desenfoque la causa del apasionante viaje de hoy observando las pequeñas cosas que suceden a nuestro alrededor cuando nos movemos, la cantidad de ondas que se mezclan con las nuestras sin darnos tiempo a ralentizar el tiempo para atraparlas y desmenuzar sus sonidos. Mientras intentaba imaginar el sitio de la llave de controlar el tiempo, comenzó a llover y fue motivo suficiente para darme cuenta de que estaba en la ducha traspuesto, pensando en comprar una moto para ir al trabajo.

Jun
28th

Las prisas

Archivado bajo Sueños | Deja un Comentario

DSC_0347Cuantas cosas nos pasan cada día a las que no prestamos atención, cuantas personas se acercan y se alejan, cuantas situaciones que al final del día ni tan siquiera consideramos, no forman parte de nosotros ni de nuestra historia, nacen y mueren en el mismo momento que suceden.

Sin embargo, alguna vez sucede, algo se agita en nuestro interior, con mayor o menor intensidad, nuestro corazón se retuerce de emoción, coquetea y nos ahoga con un nudo en la garganta, y cuando podemos conseguir algo de aire, notamos como nuestro pensamiento se llena de pompas de jabón que van explotando produciendo un extraño cosquilleo que nos libera por unos instantes de la realidad, nos aleja y aísla de todo lo que se encuentra a nuestro alrededor.

Son los caprichos del corazón, el corazón donde se alojan los sentimientos, y cuando esto sucede nada puede detener al poderoso musculo, su fuerza se impone y se traslada a cada poro de nuestro cuerpo, inmovilizándolo, alelándolo y, liberando al mismo tiempo nuestra imaginación, nuestra capacidad de ser lo que queramos, cuando y donde nos apetezca.

Son las fuerzas del deseo, la orgía de la felicidad comienza, ha comenzado, y no queremos que encuentre su fin, de hecho no lo buscamos, que no venga. Que dure.

Pero cuando desde lo profundo de nuestro paladar surja un hilo de sabor amargo, sabremos, que el corazón se ha roto de tanto retorcerse, lo que era capricho se torna dolor y la vuelta a la realidad se realiza por escarpados acantilados, con hirientes aristas como asidero.

Estamos todos expuestos. Son los caprichos del corazón.