Jul
2nd

Escenas y páginas

Archivado bajo Aires, Sueños | Deja un Comentario

449713932_10230679835893894_1667280353921535993_nNuestras vidas se componen de escenas, capítulos que duran más o menos y que narran ese conjunto de años, meses, días, puede que incluso horas o tan solo minutos, paginas donde se reflejan personajes y espacios que han formado parte de nuestra línea del tiempo. Yo puedo hablar un poco de mi calle y sus cambios de página, ya es otro libro, ya nada tiene que ver con su esplendor. Todos los que fueron sus protagonistas y le dieron el carácter a la calle, no están, tampoco la calle como tal, ahora salen hierbas por todos los rincones, incluso mierdas de perro, los días y las noches con sus voces y sus risas, no volverán. Las puertas abiertas con las cortinas ondeando a la espera de que alguien se asome han perdido el sentido, y parece que la desconfianza y las cerraduras ocupan su lugar.

Ya no hay tomates ni pepinos en la puerta de Benito, ya no se oye la motillo rugir camino a la huerta, ya no se oye la voz gruesa apartando la cortina diciendo “quien hay”, nunca faltaba la visita y la charla después del rato en la huerta. Tampoco se oye a Teodora, ya no se puede ir a verla coser, una muy buena señora, con carácter, y muy buena vecina, yo por suerte aún conservo un precioso traje de verano con chaleco incluido hecho por ella hace 44 años. Impecable, moderno, pero, un poco estrecho. Como he dicho todo cambia y la envergadura tiende a expandirse mientras todo lo demás se contrae.

Podría extenderme muchos más años atrás con mi vecino Juan, el panadero, y sus charlas en el batiente de su puerta, sentados uno al lado del otro, contándome cosas de la guerra, de mi padre, de sus avatares, palabras que se mezclaban con el olor a pan cociéndose en el horno de retamas del patio trasero. El panadero Juan ha sido quien más cosas de mi padre me ha contado, de algún modo mi padre confió en él.

Mi madre supo mantener viva la parte de la llama que le correspondía para mantener la luz que daba vida a la calle. Al final o al principio, haciendo esquina, estaba la tienda de Tarsicio y mas al fondo la puerta falsa del casino, con su olor a polos de fresa en verano. La tienda de Tarsicio si bien era de telas, recuerdo haber comprado comida, y sobre todo elegir de su escaparate los juguetes de reyes, mi sombrero y mi pistola de vaquero, también quería el rifle y los reyes se habían olvidado, fue tal la verraquera que mi padre fue a buscarlo a la tienda el mismo día de reyes y me dijo que se lo había olvidado en el camello. Un descuido lo tiene cualquiera, pensé.

Las calles cambian, los paisajes cambian, las personas cambian, avanzamos y todo es nuevo, pocas cosas permanecen, desaparece lo viejo y viene lo joven y la vida continúa. Pero esas escenas no dejan de bullir y siempre están entre nosotros, aunque cada vez más lejanas y por razones generacionales también les llegara el olvido. Por eso vale la pena recordarlas y contarlas.

Abr
30th

Esperando un paquete

Archivado bajo Aires, Sueños | Deja un Comentario

_93d72f17-ad0d-473e-a12d-46b2df8fbb64Camino entre montañas pisando un valle con el rostro inundado de felicidad animal, sin razonamiento alguno, sin ninguna señal que alterarse la naturaleza porque un ser humano merodeaba por allí.

Salvaje, sin ningún pensamiento, sin ninguna intención, respirando tan solo, saboreando el aire dulce y fresco que entraba en mis pulmones en pequeños torbellinos salpicados del roció mañanero, un aire que me obligaba a sentir y embriagaba mis ojos con visiones tan lejanas como inalcanzables, sueños irreales y realidades inventadas como si de un cuento se tratara, nada cierto pero tan útil como el agua que calma la sed; el tiempo en soledad agranda el pensamiento y actúa a modo de bálsamo mágico atenuando la tendencia a la alucinación previa a la locura. Nada se asemeja tanto a la vida, nada se antoja tan hermoso como la contemplación mientras se pasea por valles infinitos, dibujados sin nubes o entre arboledas sin sombras, solo con la luz cálida que lo ilumina todo y un horizonte siempre borroso por brumas inoportunas difíciles de disolver, y ahí voy, o vamos, hacia ese punto tan enorme y tan lejano con la certeza de no alcanzarlo nunca, pero el misterio y la curiosidad encabritada nos anima mientras el amor siga siendo el actor protagonista en este teatro de la vida.

Estaba en un rincón del sofá, reclinado hacia atrás, hecho un ovillo, con las piernas recogidas debajo de una manta, ensimismado, sin hacer nada, una luz tenue se filtraba por el ventanal entre las cortinas, entonces me di cuenta de mi error, no estaba vagando por paisajes salvajes al aire libre. Estaba esperando, con letargo y cansancio, la llegada de un paquete cuyo contenido era un misterio, solo sabía que era pequeño y no tenía remitente. Algo así como el ramillete de violetas de Cecilia, y aquí estoy, esperando.

Mar
14th

El desencanto

20240310_105448El desencanto suple en mi la razón de otras cosas, es parte de ese vacío que arroja a la persona a la desorientación, causa fundamental de búsqueda de nuevos horizontes, nuevos puntos de referencia donde aferrar la lucha de cada día. Es inevitable pensar que las cosas, la razón de ser, todo lo que un día significo algo, se nuble y pierda su viejo encanto, su atractivo y refugio

Mar
14th

Abajo las armas

20240311_182141Algunas preguntas y afirmaciones que surgieron cuando leía la novela, hace 43 años.

– Mi pensamiento transcurre dentro de mi propio pensamiento.

– La verdadera vida empieza con la paz y la paz se encuentra en la felicidad de cada uno.

– ¿Que es la vida y Que es la muerte?

– La soledad forma parte de la tortura del hombre ¿porque nos torturamos?

– La sociedad está madura. Yo no quiero su fruto.

– Busco en mi lo que no encuentro en los demás ¿Qué busco en los demás?

– Los demás buscan en mi lo que no encuentran en ellos ¿ Que buscan en ellos?

Mar
14th

Hacer tonterías

Archivado bajo Actualidad | Deja un Comentario

20240312_194622 (1)En este mundo de tontos, la política ya está contagiada, y a su vez, la tonta política retroalimenta de nuevo a los tontos. No hay una buena solución práctica, que resuelva este bucle, son como los zombis, se reproducen por puro contagio, están en todas partes y con todo tipo de camuflaje, ya no te puedes fiar de la normalidad, bajo el aspecto normal casi siempre hay una sorpresa, es como abrir un huevo Kinder, o como la caja de bombones de Forrest Gump, nunca sabes que hay dentro. Una sociedad tan contaminada es difícil revertirla a una senda de sensatez, no existe esa fuerza capaz en los mecanismos normales, requeriría de mucho tiempo y la transformación sería evolutiva, a la sazón, totalmente inútil para estas cuestiones. Históricamente las soluciones han sido drásticas, con giros de 180º en apenas tiempo y con resultados asombrosos y a veces nefastos. Es lo que tiene hacer tonterías.

Mar
6th

La espera y el sueño

Archivado bajo Aires, Sueños | Deja un Comentario

foto 1.2

De espaldas en la pared, la rodilla derecha flexionada y la planta del pie apoyada al muro, estaba allí ensimismado, por la postura supongo que esperando, no sé bien a quien, ni porqué, estaba totalmente en blanco, como acabado de despertar de un sueño, pero en cuanto la vi, supe que era a ella, la mire, la abrace y la traje hacia mí, nos conocíamos pero quedo sorprendida, no lo esperaba, era la primera vez que yo manifestaba mi deseo de forma tan evidente y práctica, su cara estaba sonriente y su cuerpo, dócil, se dejó llevar.  Sin pensarlo, con las prisas del que huye, di refugio a mis manos debajo de su ropa, y la acaricie suavemente, cerré los ojos para notar su piel y dejarme caer por su pendiente para refugiarme en su calidez, las sensaciones fluían en un rio de acordes que invadían mi pensamiento desbordándolo de felicidad, haciendo de ese momento  breve de realidad un sueño infinito de placer, lejos de allí, en algún otro lugar de nuestra imaginación.

Atraer su cuerpo y notarlo en mí, me sumía en un placer extraño, huraño, no quería compartirlo, ni que nadie lo viese o lo notara, quise ser egoísta para proteger ese momento o sueño.  Si alguien lo reconocía sentiría la necesidad cierta de quitarme aquel tesoro, de invadirlo y quitarle su brillo, de curiosear y estropearlo.  Rompiéndolo, y eso me atormentaba.  Me hacía dudar.  Y la duda fue el motivo. Y el miedo la razón.  Aquello acabó, en cuanto desperté.

Feb
19th

Dios nos salve de los gurus.

7896688457110802311La tauromaquia y la caza son cosas de la antigüedad.

La providencia y el destino, sabios y atentos, como el gobierno, nos trae un director general de Derechos de los Animales. o sea una Dirección General, similar a la inexistente del maltrato infantil o a la de atención a la gente desafortunada que se queda sin hogar y vive en la calle.

Pero la suerte está de nuestro lado, este señor viene iluminado con la sabiduría ancestral de nuestros antepasados y con el cinturón de cuero con hebilla metálica bien apretado como el mismo nos muestra con suma delicadeza.

Gracias a sus enseñanzas descubriremos que el campo y la naturaleza sin él no son nada. Ansiosos estamos de sus enseñanzas y sus regulaciones y sus alianzas con el de cultura Ernest Urtasun.

Feb
15th

La Bolu

Archivado bajo Aires, Sueños | Deja un Comentario

2015-03-26 18.22.48Sus ojos parecen grabados en un peñasco de los que se bañan en los ríos y se calientan al Sol de Andalucía, llenos de dureza, ávidos de recoger el sueño del caminante y ofrecerle el calor cosechado durante el día.
Su rostro bañado de luz blanca remarca su tristeza y un enorme cansancio, levanta sus brazos delgados y con movimientos lentos y temblorosos hace gestos de ayuda, intentando no mirar al precipicio que le ha llevado la vida, se entrevé el miedo y el deseo, el miedo a no sentir una mano que apriete la suya y el deseo de largarse, de reencontrarse con su infancia, de comenzar de nuevo su vida sin dolor, resolver el sueño eterno.
La cercanía hace que los sentidos despierten y canalicen los brotes de esperanza, un asidero donde frenar la caída y robarle momentos a las prisas de la vejez, sabiendo que todo esfuerzo resulta fugaz pero que vale la pena jugarlo.
Su piel casi hueca, agradece el calor de otras manos, de otra piel, el sonido de la voz hace despertar sus ganas de explicar, pero un denso barro cubre su voz y solo deja salir un alarido sordo que ahoga sus deseos y acentúa su cansancio. Entonces aprieta las manos y agudiza su mirada comunicando de otro modo su agradecimiento.

Feb
12th

El valor de la representación

417406377_10229930678365424_6646107723062230438_nUna vez más lo estamos viendo. Un colectivo, una, o unas asociaciones, o gremio de trabajadores no esta haciendo su trabajo y obliga a una gran mayoría de miembros del colectivo a derrochar sus activos, como son medios y tiempo, por tanto dinero o riqueza escasa, para reivindicar cuestiones colectivas que sus representantes no saben acometer al estar dedicados a cuestiones burocráticas ajenas a la representación y defensa de los intereses de un colectivo.

Yo una vez estuve agremiado y mi lucha siempre fue la misma, en palabras siempre reivindicaba los mismo: “Señores, para el papeleo y la burocracia ya tengo una gestoría, lo que necesito es alguien que defienda mis derechos y me proteja de burocracia inútil y reglamentaciones asfixiantes, alguien que me proteja de elementos invasivos que obstaculizan mi trabajo.”

No era posible, no esta en su ADN, la función de estos representantes y estas asociaciones es, se ha convertido en vivir de la burocracia y para la burocracia, con subvenciones o sin ellas se han olvidado del papel reivindicativo y de contrapeso ante las instituciones. Son gestorías que tramitan papeles con plantillas de oficinistas dedicados a ello.

Se han olvidado del poder que tienen, o como sucede en muchos casos, lo han subastado por un plato de gambas y alguna promesa, y ya no son un peligro, todo lo contrario, son un freno donde mueren las quejas y los sufrimientos de los asociados. Son una delegación más de algún organismo oficial que controla y paga.

No es de recibo que los agricultores tengan que bloquear carreteras y enfrentarse a la policía y los ciudadanos bloqueados, no es su cometido, ni creo que les guste, ni tampoco el asunto es para que los políticos con su falta de compromiso comiencen a etiquetar de fachas o ultras a quien reivindica el respeto a su trabajo, en este alarde de estupidez a la que nos tienen acostumbrados todos, sin excepción.

Son los representantes de las asociaciones, incluso me atrevo a incluir a los alcaldes de comunidades dedicadas a la agricultura quien debe representar al colectivo afectado y negociar en los despachos con las armas de los votos, que es la única arma que los políticos entienden y a la que temen. Aprendamos del prófugo Puigdemon.

Feb
12th

Julio Villacorta

425354694_10229907469185209_1049411849143723002_n"Pero, si cambiamos la perspectiva, podemos deducir de nuestras observaciones que el mundo no es la pregunta, que el mundo es la respuesta. Que, como dice la canción, la respuesta está en lo que vemos, oímos y sentimos."

"Con el tiempo veré que es evidente que no tratan de representar a esta sociedad, lo que tratan es de conducirla a una tierra prometida."

Biografía de un militante destacado y atacado del PSC. Una visión de la política limpia y por tanto, apartada por el mercadeo y el chantaje del poder. Vida y pensamiento.

.