dic
2nd

No estoy seguro. No sé.

estupidezEstos últimos días me siento extraño, no se si debo mostrar alegría o cierta tristeza por los cambios políticos que se avecinan, ciertamente eso espero que sean verdaderos cambios políticos, faltara ver si se dan en el sentido correcto y acertado para bien de la economía y de todos.

También estos últimos días en la prensa y en las entrevistas con Rajoy se han dejado ver los presidentes de las grandes empresas en su papel de gurús, con grandes frases manidas y en mi opinión vacías de contenido, y eso me entristece.  Sus planteamientos no son para salir de la crisis, ¿que crisis tienen ellos?, crisis como las suyas quiero yo para mi, sus planteamientos buscan más el acercamiento al poder que una solución que quizás los perturbe.

No creo que vengan las soluciones del foco del incendio, se necesita valentía para enfocar y ver con nitidez las causas del empobrecimiento y de nuestras miserias como país. Coraje y compromiso son las palabras y la actitudes necesarias durante los próximos años para darle la vuelta a una situación cada vez más insostenible.

Hace falta volver a la idea de España como nación donde quepan los catalanismos, andalucismos y otros ismos, excepto los que comiencen con nazional.  Las autonomías fueron una cuestión de desligar las administraciones del poder central, acercarlas al ciudadano y ganar en efectividad y sencillez, pero no creo equivocarme si digo que no ha sido así, con la mediocridad de los políticos se han convertido en reinos de taifas, cada una con sus leyes y con criterios que dividen en el ámbito del desarrollo económico, cultural e incluso social.  Una verdadera sangría sin orden ni concierto que además nos esta arruinando, y no solo en términos económicos.  Y los peor no se ha simplificado nada, lo contrario, la complejidad y la incompetencia se ha apoderado de las administraciones autonómicas en perjuicio del ciudadano, pero eso si, ayudando a las tasas de paro y al aumento de la pobreza.

No creo tan necesario revisar las competencias autonómicas, pero si las santas cabezas que las gobiernan, cuanta confusión y desparpajo puede encerrar la incompetencia e inutilidad de gran parte de nuestros políticos. Que clase de fuerza los eleva y los mantiene por encima de nosotros, que luz los ciega y los emborracha de grandeza en pedestales de cartón.  Que visión tan certera para sus asuntos y cuanta oscuridad en el compromiso con la sociedad. Pero como decía el otro, es lo que hay y quizás, añado yo, lo que nos merecemos.

“Hay dos cosas infinitas: el Universo y la estupidez humana y del Universo no estoy seguro. Albert Einstein”.

feb
13th

Totalmente inútil e inútiles

“IDIOTA, DEL GRIEGO IDIOTÉS, UTILIZADO PARA REFERIRSE A QUIEN NO SE METÍA EN POLÍTICA, PREOCUPADO TAN SOLO POR LO SUYO, INCAPAZ DE OFRECER NADA A LOS DEMÁS”

pobreza El ambiente esta endemoniado y resulta aburrido escribir siempre sobre los mismo, pero los mismo parece no acabarse, la idiotés parece haberse apoderado de nuestra clase política y por ende del resto de la mayor parte de las bases sociales.

Comenzare diciendo que la mayoría de las actuaciones y regulaciones de nuestros parlamentos (nacional, autonómico y plenos municipales), han sido y lo son para momentos de esplendor, de vacas gordas y bolsillos llenos, no funcionan para momentos como los actuales, donde la capacidad de negociación y el sentido común no constan en las chuletas de los funcionarios que atienden las ventanillas.

En el campo laboral se confunden elementos comparativos básicos, no se pueden situar al mismo nivel empresas donde los ejecutivos se jubilan con pensiones de tan millonarias vergonzosas, con la mayoría de pequeñas empresas generadoras de puestos de trabajo donde el empresario no tiene garantizada la baja por enfermedad.  Como se pueden negar 45 días por año de despido cuando sus señores ejecutivos se despiden con miles de millones.  Los convenios colectivos no funcionan, ¿por que todas las empresas han de tener las mismas obligaciones si no tienen los mismos derechos? La capacidad de generar ingresos no es la misma en una gran corporación que en una pequeña empresa, las influencias –enchufes- no son los mismos, sin embargo las obligaciones de gasto se igualan para todos, un trabajador cuesta lo mismo a una empresa que facture 10.000 millones que a otra que facture 100.000 euros, no podemos igualar obligaciones sin igualar derechos, por tanto urge una negociación empresarial individualizada dentro del respeto y en un marco de garantías mínimas.

Los expertos y gurús son eso expertos y gurús, es decir fetiches del mercado, normalmente cuestan más de lo que valen, habitualmente constatan lo evidente y son buenos tiradores a balón parado.  Pero del mismo modo que no vieron venir la crisis no tienen soluciones para salir de ella.  Es absurdo confiar en ellos, sin hacerse la pregunta antes de soltar la rama y caer al vacio confiado en que un escuadrón de ángeles nos salvaran de la caída ¿si, si pero hay alguien más?*

Las mejores ayudas para la economía, dinamizar a las empresas y favorecer la salida de la crisis, no vendrá de la mano del Plan E o de coberturas y limosnas, ni de aumentar edades y plazos.  Las soluciones son más sencillas, más cercanas, pero también más valientes y comprometidas.  Gran parte de ellas están en las administraciones más cercanas, como ayuntamientos y autonomías, es horas de dejar de hacerse las victimas y ponerse a trabajar, lo primero es aflojar la soga a sus ciudadanos y empresas para que puedan respirar.  Siendo necesario un control y un marco de juego, LO PRINCIPAL, LO UNICO, que toda persona o empresa necesita para salir adelante es que la dejen trabajar en paz, que ninguna administración le ponga palos a las ruedas de forma gratuita, a veces soez y torpe.

Las horas de las empresa y de los trabajadores son para trabajar, no para tirarlas en atascos de trafico y  en los embudos, laberintos y entramados burocráticos, totalmente INUTILES. 

Si no eres asalariado por cuenta ajena o funcionario, si tu forma de vida depende de tu esfuerzo y trabajo, si eres empresario, pasas a ser hereje y como tal eres tratado y perseguido. El tiempo improductivo que hay que dedicar al papeleo burocrático de las administraciones es cada vez más considerable y complicado, a la vez que caro y anticompetitivo. Lastre y lastre.

Es sencillo, para tener agilidad y ser competitivo, para generar empleo, para motivar la creación de empresas, hay que desatar lazos y quitar trampas.  Todo lo demás son gestos electorales y palabras.

sep
6th

Los errores del Plan E

plan-e

Tras aceptar la situación caótica de la economía española, la actuación fue rápida e improvisada, y por desgracia errónea.  Recuerdo que por aquellos tiempos  -enero- muchas empresas estaban agonizando y solicitaban a los diferentes organismos y bancos cierta dosis de negociación para aflojar la cuerda que los ahogaba, pagos de ayuntamientos, deudas con Hacienda, devoluciones de Hacienda por IVA, cotizaciones a la SS, créditos con los bancos y papel negociable en el cajón del tesorero.  Y muchos pisos por vender.

Surge el Plan E, pero ante el asombro de todos se dirige principalmente, sobre todo en la parte propagandística, a los entes locales.  No olvidemos que los ayuntamientos han sido coparticipes de la gran bacanal inmobiliaria, unos por acción y otros por omisión, pero todos como parte responsable.  Hay que ver las cifras de gasto que no de inversión de los ayuntamientos durante estos años, sobre todo en el grupo A.

Pues bien como premio a esa política y como demanda secular a la falta de financiación local surge este premio.  Una aclaración semántica: cuando se habla de falta de financiación, en muchos casos significa exceso de despilfarro. Y  una solución esta en la contención del gasto, y abaratar el coste de los pactos de gobierno.

El premio consistía en inyectar dinero para obras publicas, básicamente locales, presentando los proyectos en un tiempo record.  A los ayuntamientos solo les queda la opción de desempolvar viejos proyectos y viejas demandas, y aprovechar las que ya estaban en marcha, el tiempo es fundamental para beneficiarse de este dinero.  Estas prisas se han ido pasando en los demás estadios: licitación, adjudicación y ejecución, falta ver en la liquidación definitiva.

Los errores son los siguientes:

  • 1. Potencia la inversión en algunos casos el gasto local, de forma errática y alocada, avalando las políticas anteriores sean buenas o malas en contra de un política de austeridad, y siempre con cargo al déficit del Estado .
  • 2. No se potencia el empleo productivo, el de largo plazo.
  • 3. Deja fuera a las empresas que realmente necesitaban menos presión y algo de ayuda, potenciando a las de siempre a mantener la obesidad y la opulencia.

Este ultimo punto es importante, para licitar e incluso para ser subcontratado, es necesario reunir una serie de condiciones que muchas empresas no han sido capaces de alcanzar simplemente por cuestiones burocráticas, a veces por el simple de hecho de falta de negociación.

Los millones empleados para el Plan E hubiesen estado mejor empleados en solventar problemas de devoluciones de IVA, rebajas de cargas sociales negociadas, avales a los pagares no aceptados por los bancos, compra de promociones privadas para convertirlas en protección oficial…etc

En situaciones difíciles, cuando todas las partes tienen dificultades y posibilidad de perdidas, hay que aprender a salvar los muebles, A NEGOCIAR, a diferir el beneficio y todas las posibles ventajas a cambio de que todos o la mayoría se salven.

Los bancos y entidades financieras han perdido mucho dinero y han acumulado muchos pisos por atenerse al “Procedimiento” y no dejar capacidad de negociación a los directores para salvar y aplazar lo que ya tiene difícil solución.

TODAS ESTAS SOLUCIONES NO NECESITAN ENDEUDAMIENTO SOLO RENUNCIA TEMPORAL A GANACIAS DESMEDIDAS.

ago
23rd

Los mundos de Jauja

mundoideal

Cuando se suelta una opinión inevitablemente se esta empapando de nuestra visión del mundo y esta es una u otra en función de la atalaya dónde estemos situados.  Los mensajes son diferentes,  suelen llevar además alguna dosis de mentira y engaño.

Los mundos donde nos movemos tienen las mismas características de mentira y engaño, y por ello,  resulta difícil tomar una decisión en el cielo para llevar a cabo en la tierra.  Definir una clase de parados desde el 1 de agosto para recibir una ayuda, es una decisión “rara”.  El paro es una situación entera, sin divagaciones, negra, y sin tintes grises.  El paro sin subsidio es una aberración.  Desde otro estrato social –otro mundo, quizás el cielo-  lo cataloguen como un castigo merecido a la pereza.  Es el primer problema a solucionar en este país, por justicia, por dignidad y sobre todo por decencia política.  Hay que dejar  a un lado problemas menores, aunque tengan mucho calado en el mundo de Jauja de algunos políticos y bajar al mundo real.

Hace ya meses que la situación económica y laboral esta bajo mínimos y como sucedía con la muerte anunciada del ladrillo, nadie mueve un dedo ni hacia arriba ni hacia abajo, mucho palo de ciego y muchos errores, y sobre todo como sucedió antes MUCHA COMPLICIDAD y mucho silencio, disimulo e indiferencia en definitiva.

Fuera de las grandes empresas que se rigen por otros sistemas y fuera de la empresa pública y del funcionariado, la vida y el mundo no tienen nada que ver con Jauja.

La única solución al paro es crear empleo real, empleo con capacidad de genera riqueza, empleo productivo, esta capacidad solo la tienen las empresas y la iniciativa que surge de ellas.  Por tanto es la empresa, o debiera ser, la gran protagonista en los próximos meses.  Pero LA PEQUEÑA Y PEQUEÑITA, la mediana y gran empresa han demostrado no disponer de capacidad suficiente si las condiciones favorables no se mantienen constantes, demasiado influenciadas por la filosofía bancaria.

Para que la pequeña y pequeñita empresa resuelvan el problema se les ha de tratar de otra manera y considerar una cuestión como un hecho muy importante:  del mismo modo que el sistema de ingresos y la capacidad de generarlos no son iguales no deben serlo los gravámenes que suponen los costos no productivos, normalmente de imposición administrativa.

Como he puesto de manifiesto en alguna ocasión las administraciones consideran al ciudadano “culpable” por ello se preocupan y nos ayudan a mejorar, el pequeño empresario tiene otra consideración más alejada de cualquier adjetivo, más impersonal, no tiene voz ni voto y no esta considerado como parte fundamental del sistema.  Es una especie de esclavo moderno.  Mucho trabajo y pocos derechos.  Que nadie se espante, como he dicho al principio hablamos del mundo real.

dic
18th

80 km de Hipocresía

80km.jpgCuando estoy en la carretera atrapado en un marasmo de coches, cientos de coches, echando humo sin cesar, parados, a 0 km hora, intentando llegar a casa o al trabajo, o a donde cada uno quiera o pretenda llegar, me viene a la mente la hipocresía de limitar la velocidad a 80km en el área metropolitana de Barcelona, ¿alguna vez la hemos tenido?, es parecido a si quisieran limitar el uso de las luces largas, ¿es que se pueden usar en el area metropolitana mas de 2 segundos escasos?.

Es hipocrita a la vez que absurdo limitar la velocidad a 80 para evitar la polución y los atascos, las rondas tienen esa prohibición y es el lugar donde más accidentes hay y por ende embotellamientos y por ende polución.

No es más ecológico solucionar los atascos de los miles de coches diarios en intervalos horarios de tres horas, no es más sincero y más efectivo evitar que millones de toneladas de gases se viertan por el tubo de escape por el hecho de estar parados horas y horas cada día. ¿Que solución es prohibir? o ¿multar?

Gobernar o cuidar de la cosa pública -la cosa de todos- no es apretar el corse al ciudadano un poquito más cada dia, no es considerarnos de entrada culpables, me fastidia mucho tener que demostar continuamente que soy un ciuadano normal, que soy prudente en la carretera, que mi coche no es un peligro para mi familia, aún sin pasar la tomadura de pelo que es la ITV, que cuido a mis niños y a mi señora, que no fumo, que no bebo, que no paso de 20km aunque se me cale el coche, que soporto con estoicismo que los ayuntamientos me fastidien la suspensión del coche en colaboración con 3M, y un sin fin de cosas más, que todos soportamos y olvidamos una vez que conseguimos llegar al sofá y arrebatar el mando de la tele.

Hasta que el cuerpo aguante.

dic
9th

Uniformidad en políticas municipales

enblanco.jpgLos municipios en general tienen necesidades y carencias diferenciadas unos de otros, en infraestructuras, en educación, en seguridad, en el comercio y en cada una de las actuaciones de la gestión pública. Sin embargo, existe cierta obstinación en aplicar políticas uniformes o en copiar lo que otros municipios han experimentado y aplicarlo sin necesidad en el municipio de al lado, con lo cual hay zonas sobre todo en áreas metropolitanas donde la función del alcalde consiste en recibir el catalogo de actuaciones municipales enviado por la diputación u organismo al caso y ejecutarlo en base a una política ciudadana común, al modo de una central de compras de una gran empresa.
Esto supone que las políticas en la mayoría de los casos no atienden a necesidades reales del municipio ni a un diseño particular, responden a una macropoliticas de partido o de concentración de poder, cada vez mas alejadas del ciudadano.
No es extraño ver cuando pasas de un municipio a otro un poco de lo mismo y lo que era una pseudo solución en un pueblo lo exportan a otro como la solución soñada, generando rechazos y desilusión en una ciudadanía ya desorientada.
Quizás la única ventaja a este uniformidad política sea la de perpetuar a unos gestores sin capacidad de aportar soluciones y la comodidad de la copia frente al esfuerzo y riesgo de soluciones imaginativas.