ago
1st

La delgada línea roja de la democracia

linearoja Los telediarios no los veo por una cuestión de salud mental, pero cuando aún ojeo los periódicos, me sorprendo sobremanera, a veces incluso me enojo y la mayoría de las veces no entiendo.  Como es posible que no sea capaz de ver la grandeza del Estatuto catalán, como es posible que no entienda que trabajare menos, que pagare menos impuestos, que las autopistas serán gratis, que los radares me harán una foto pero solo de recuerdo, que los mozos me los encontrare en las rotondas para darme los buenos días, que podré ir a 80 por las rondas en vez de estar parado y todo ello por mi bien, que podre trabajar en Barcelona con mi coche y sacar algo más que para pagar las multas, que los recibos del agua, luz y electricidad serán justos y no reflejaran la incompetencia y el lucro de sus gestores, que la administración no me pedirá el padrón municipal si tengo el DNI actualizado, que por fin seré primero un ciudadano y luego si cal una persona de la que desconfiar, y no al contrario como ahora que nada es valido si no esta conformado varias veces por fedatario publico u organismo, que posiblemente recibamos subvenciones para tunear el coche, que las obras de nuestra casa con suerte las financiara el Palau, que para ver los toros (no me apasionan, nunca he ido) tendremos que ir a España o Francia, que formaremos parte de una gran familia donde el gran ojo vigilara por nuestra identidad y nuestro compromiso, teniendo gran cuidado en que nadie salga del redil identitario y uniforme.

Disquisiciones aparte, quiero desgranar, la democracia con la que se elaborado el estatuto y el resto de las leyes y decretos leyes.

Partamos de convencionalismo tantas veces oído, la democracia es el mejor sistema de gobierno que conocemos y aceptémosle.  Como concepto es perfecto, pero las instituciones y el contenido se lo dan las personas, importante, las personas que eligen los partidos en función de lealtades y vasallaje, como decía un político de la transición el que se mueve no sale en la foto.  El no ser critico o mantener una disciplina fue algo muy oportuno y ventajoso en la transición, lo importante era una misma idea y un mismo fin, llegar al final de un periodo y gobernar en democracia, fue posible por la unidad de las voces y sobre todo por el carisma y el sentido común de los lideres del momento.

Piensen una transición con los políticos actuales, o en un equipo de redactores de la Constitución.  No tan siquiera es posible plantearlo.  La mediocridad y la falta de sentido político es lo que más abunda en la mal llamada clase política.

En el momento actual nuestro sistema político esta plenamente maduro, y necesita mecanismos que lo protejan de todo lo contrario que en la transición.  Lo que atenaza a la democracia actual es la corrupción, la mediocridad, el inmovilismo y la falta de critica.  Ha de ser mas participativa y elaborar mecanismos para atajar los abusos de los gobernantes.  Cuatro años de gobierno incompetente o con personas faltas de capacidad o débiles pueden llegar a poner en cuestión la convivencia de forma muy grave.  Parece imposible pero es factible.  del mismo modo que nadie pensaba que tras tanta abundancia sucedería una época como la actual.

Se han de potenciar las listas abiertas, las elecciones primarias y hacer los partidos políticos abiertos y receptivos a las inquietudes  sociales, las reales.  También se han gestionar mecanismos para actuar de forma automática cuando un político pierda el norte, o cuando una institución sobrepase la línea roja.  Nadie en este país, sea Agamenon o su porquero, tiene el mínimo derecho, repito EL MINIMO DERECHO, de poner en cuestión y menos en peligro el modelo de convivencia que los españoles hemos elegido después de una guerra y 40 años de sometimiento.  Se han de articular mecanismos de forma inmediata para devolver a su sitio a los políticos que no son dignos de representarnos, los que sobrepasan la línea rojo.

Y lo que no se puede permitir, ya lo he dicho muchas veces, es ser un déspota aprovechándose de la etiqueta democracia.

may
30th

Burocracia y paternalismo, todo por nuestro bien

vigilante Algo esta cambiando, sin duda, nos están medicando de forma muy sutil, la propaganda en pequeñas dosis y con mensajes certeros, va calando, transforma lo irracional y estúpido en parte del paisaje.  Lo que hace unas décadas nos hubiera irritado y llamado a atención ahora se acomoda en nuestro entorno y nos resulta indiferente.

La burocracia nos ahoga, pero la burocracia no es un espíritu,  la burocracia son personas, ventanillas y despachos, y se reconoce por una frase cuando la amonestamos si algo no es de nuestro gusto: “oiga, a mi que me cuenta, yo soy un trabajador”, con su simple pronunciación el ejecutor parece quedar absuelto de su complicidad con el sistema, con la rueda que nos atropella, ahora tampoco nos sorprende encontrar este tipo de comportamientos en la actividad privada.

Hace unos días, recibí una llamada de un asalariado del ambulatorio de Ripollet, me comunicaba que si no llevaba una hoja del padrón que acreditase mi domicilio me quitaba el medico y tendría que pagar las visitas, me lo dijo sin ganas de ser amigo mío, pero reconozco su educación, sin embargo el aviso en esos términos es claramente una amenaza, educada, pero amenaza, pero bueno, pelillos a la mar.  Días antes le mostré a otro compañero suyo el DNI actualizado donde consta mi dirección actual, el DNI español creo que es documento suficientemente acreditativo del domicilio, sino fuera así supongo que seria absurdo indicarla en el DNI, sin embargo a este señor no le convenció.  Le dije que no podía perder el tiempo en caprichos burocráticos, soy trabajador autónomo y nadie me paga las horas no trabajadas.  Siguen acosándome.  Les llevo fotocopia del DNI y un documento extraído de la Seguridad Social con huella electrónica donde se acredita situación de cotizante y domicilio, y tampoco les convence.  Ellos desean que pierda el tiempo, de la misma forma que lo pierden algunos de ellos.  No les lleve el padrón y como venganza me quitaron el medico,  eso si temporalmente para asustarme, ya me han asignado otro.  Si están predicando la movilidad en un mercado global, altamente competitivo, por que luego no son capaces de ver esos cambios en el DNI.

Sin animo de parecer tiquismiquis otras cuestión que me incomoda sobremanera es el paternalismo, añádasele machacón,  de algunas instituciones y empresas.  Se empeñan en manifestar que hacen las cosas por nuestro bien, cuando realmente le importamos un carajo. 

Nuestro mejor tutor es la Dirección General de Trafico, que además se permite mediante propaganda de difícil catadura clasificar a los ciudadanos, es sorprendente el anuncio donde definen a la persona que aparca en una zona de minusválidos, hay que lapidarlo y si sobrevive desterrarlo, por sinvergüenza, menudo atrevimiento.

Que no esta bien aparcar en zona minusválidos, cierto.  Pero estamos convirtiendo el hecho general de aparcar en un delito, y el hecho de coger el coche en una temeridad, y no solo por el coste del carburante, ya hemos conseguido ver a los que fuman como bichos raros, que hay que aislar.

Todo por nuestro bien, nos reducen la velocidad de 80 a 50 por nuestro bien, y para demostrar su buena fe nos colocan un par de cámaras de fotos, que solo retratara, a los desalmados ciudadanos que vayan a 51 kilómetros, por los mismo, por sinvergüenzas.

El procedimiento es muy simple, se gira el orden de la culpa, y se machaca, o se generan falsas hipótesis, con falsas soluciones, que nos transmiten en discretos supositorios.  En cada acción paternalista, profundizando un poco, rascando un pelín, reluce el verdadero problema. La reducción de velocidad a 80 era por la polución. ¿más polución que cientos de coches parados en eternas caravanas? cada día a todas horas.

Papa yo de mayor quiero ser como tu.

oct
19th

La nueva ley de servicios

libertad Hoy he leído una noticia de El País de las buenas, al menos de las que me gustan a mi, pero en paginas interiores, hoy la noticia era otra, menos importante y mas burda, sobre todo anacrónica, el juez Garzón es el protagonista y la prensa nos hace mirar a otro lado con todo lo que esta cayendo en la economía real.

Como indicaba en un apartado de este blog sobre el señor Trichet:

 “La inflación más importante de las economías europeas se produce como consecuencia del exceso de directivas, leyes, normas.  Existe una reglamentación excesiva cuya aplicación provoca aumento de precios y reduce la productividad y eficiencia”.

Bien pues ahora parece que el gobierno prepara una nueva ley de servicios, cuyo funcionalidad obligara a la administración a revisar alrededor de 7000 normas, a cual de ellas mas absurda, reglas como la que obliga a las autoescuelas a contar con aulas de mas de 20 metros cuadrados para impartir clases para el carné de turismos; y de 30 para camiones.  O como la estupidez acontecida en Ripollet y que recoge  la revista de ripollet de esta semana: La policia atura el concert de Hardreams al Génesis V-2 mentre estaven tocant, ¿y cuales son las causas para prohibir un acto cultural, pacifico y creo que nada malicioso? “El fet és que, a Ripollet, és il·legal que un bar musical aculli concerts de música en directe. Segons la normativa aquesta condició només està permesa als locals amb llicència de cafè teatre i per obtenir-la cal tenir camerino pels artistes.”

Esta ley que aún tardará para poder ser efectiva, debe de ser capaz, si el resto de administraciones se lo permite, de romper con infinidad de cortapisas y normas estúpidas que hacen de la vida cotidiana de cualquier emprendedor un calvario.

may
6th

Llamar a las cosas por su nombre – elements de pacificació del trànsit

Hay estamentos empeñados en maquillar la realidad con la simple acción de cambiarla de nombre, empleando uno mas “chic”, en algunos casos rozando la cursilería y situándose en el limite de la estupidez.
Ahora al hecho de machacarnos los coches con los hierros de 3M colocados en la mayoría de las calles, lo llaman “elements de pacificació del trànsit”, lo dicho paños calientes antes de darte una paliza.
La inefectividad de estos elementos es fácil de demostrar, tan solo hay que hacer una huelga a la japonesa y respetar al pie de la letra las indicaciones, cuando nos encontremos con un paso elevado o con una banda pacificadora hay que superarla sin perjudicar el coche y respetando la velocidad no superior a 10km/h, primero un eje de ruedas y lentamente el otro, que la suspensión no sufra, que cambiarla sale caro. De esta manera, no habrán pasado cuatro coches y empezaran a sonar los claxon o alguien realizara un adelanto peligroso, o alguien perderá los nervios y lo que eran elementos pacificadores se convertirán en causa de discordia. Pero los culpables del desaguisado se encontraran lejos del lugar, tramando algo que prohibir.
Lo mismo sucede con las señales de trafico, la mayoría obsoletas y sin sentido practico ni racional, cuantas señales de 20 y 30km/h en lugares donde es imposible respetarla sin ocasionar mas perjuicios que beneficios, o la sucesión alocada de “elementos pacificadores”, como colocar después de un semáforo un elemento pacificador o dos, ocasionando tremendas colas.
Sin embargo no les da por situar espejos y elementos que mejoren la visibilidad en los cruces, la mayoría de ellos peligrosos debido a la falta de aparcamiento y la necesidad de aprovechar las esquinas para aparcar.