nov
14th

Creación de empleo y empleo público

foto_empleoLa última EPA es determinante, durante el ultimo trimestre se ha generado empleo, pero de dos clases y básicamente de una, ha sido empleo precario y sobre todo empleo público.  Ambos factores hacen pensar que la economía se encuentra aún estancada de modo peligroso y la generación de empleo es una tarea pendiente.

Con motivo del relevo del ministro de trabajo y los datos de la EPA, no dejo de pensar en los inútil que resulta el Ministerio de Trabajo a la hora de generar empleo, que no sea publico.  Ciertamente no se puede pretender que una reforma laboral o un estatuto de los trabajadores sean causantes de generación de empleo, es importante que las leyes y normativas que marcan el terreno de juego en al ámbito laboral estén actualizadas, que protejan los derechos de los trabajadores y la flexibilidad y agilidad que necesitan las empresas para sobrevivir en los mercados cada vez más competitivos, pero, la generación de empleo se produce en base a la actividad económica.

El Ministerio de Trabajo, tal como esta planteado, no puede generar trabajo, ni es garante por si solo de la creación de empleo, todo lo contrario, a veces, son los propios procedimientos y reglamentaciones del Ministerio, la pasividad y la burocracia, las que hacen difícil animar la actividad económica y emprendedora. 

Este Ministerio debe ser un mecanismo de denuncia permanente de los chances que impiden la agilidad de nuestra economía, de la infinidad de piedras que el resto de ministerios y administraciones ponen en el camino de la generación de empleo y la competitividad de nuestra economía, mas dedicada a batir el record de normativas y reglamentaciones que disponer de los mecanismos suficientes y necesarios para competir en una economía que hace mucho es global.  Las administraciones han de ser comedidas y controladas en su afán de atar corto la iniciativa privada, y esta función debe estar en manos del Ministerio de Trabajo, al que habría que añadir a su denominación,  y Competitividad.  El espíritu que nos salvara a largo plazo es el de la libertad de acción en un marco normativo amplio y responsable, y la palabra es libertad, que nada tiene que ver con especulación ni dinero fácil.  Por si alguien tiene la tentación de asociar

sep
29th

He recibido este email

payaso Ha  dicho la Vicepresidenta del gobierno que es indecente que mientras la  inflación es -1%,y tengamos más de 4.000.000 de parados, haya gente que no esté de  acuerdo en alargar la jubilación a los 70 años.

Nos gustaría transmitirle a esta “Sra. Vicepresidenta” y a todos los políticos, lo que consideramos  indecente :

INDECENTE,  es que el salario mínimo de un trabajador sea de 624 €/mes y el de un diputado de 3.996, pudiendo llegar, con dietas y otras prebendas, a  6.500 €/mes.
INDECENTE, es que un profesor, un maestro, un catedrático de universidad o un  cirujano de la sanidad pública, ganen menos que el concejal de festejos  de un ayuntamiento de tercera.
INDECENTE, es que los políticos se  suban sus retribuciones en el porcentaje que les apetezca (siempre por  unanimidad, por supuesto, y al inicio de la  legislatura).
INDECENTE, es que un ciudadano tenga que  cotizar 35 años para percibir una jubilación y a los diputados les baste  sólo con siete, y que los miembros del gobierno, para cobrar la pensión  máxima, sólo necesiten jurar el cargo.
INDECENTE, es que los  diputados sean los únicos trabajadores (¿?) de este país  que están  exentos de tributar un tercio de su sueldo del IRPF.
INDECENTE, es colocar en la administración a miles de asesores = (léase amigotes  con sueldos que ya desearían los técnicos más cualificados.)

INDECENTE, es el  ingente dinero destinado a sostener a los partidos, aprobados por los  mismos políticos que viven de ellos .
INDECENTE, es que a un  político no se le exija superar una mínima prueba de capacidad para  ejercer su cargo. (ni cultural ni intelectual.)
INDECENTE, es el coste que representa para los  ciudadanos sus comidas, coches oficiales, chóferes, viajes (siempre en  gran clase) y tarjetas de crédito por doquier.

INDECENTE No es que no se congelen el sueldo sus señorías, sino que no se lo bajen.
INDECENTE, es que  sus señorías tengan seis meses de vacaciones al año.
INDECENTE, es que ministros,  secretarios de estado y altos cargos
de la política, cuando cesan, son  los únicos ciudadanos de este país que pueden legalmente percibir dos  salarios del ERARIO PÚBLICO.

Haz que esto llegue al Congreso a través de tus amigos

ÉSTA  SÍ DEBERÍA SER UNA DE ESAS CADENAS QUE NO SE DEBE ROMPER, PORQUE SÓLO  NOSOTROS PODEMOS PONERLE REMEDIO A ESTO, Y ÉSTA, SI QUE TRAERÁ AÑOS DE  MALA SUERTE SI NO PONEMOS REMEDIO. esta en juego nuestro futuro y el de nuestros hijos.

jul
21st

así vamos a ningún sitio

a-donde-quieres-ir Hace unos años o meses eran los estatutos y las diferentes versiones del nacionalismo lo que de forma incauta acaparaba la atención de todos aquellos que se dejan seducir por las agendas de los políticos y los titulares de los periódicos, las tensiones del mercado inmobiliario se obviaban e incluso se ridiculizaba por parte de alguna atrevida ministra que proponía como solución pisos contenedor de 40 metros cuadrados, luego llegaron las elecciones y los problemas se negaron, han pasado cien días y han llegado los congresos de los partidos con grandes propuestas anacrónicas, pero los problemas se siguen obviando y los comentarios desde el ministro responsable hasta el experto consagrado son de una obviedad tal, que parecen tomaduras de pelo.

Ahora el presidente del gobierno se va a reunir con la nata y la crema de la economía: empresarios, profesores y algún experto analista para recabar información de la situación económica real.

  • REALIDAD PRIMERA: Las entidades financieras están temblando, aterrorizadas de lo que se le puede venir encima y en su política conservadora lo único que están provocando es una vuelta de tuerca extremadamente peligrosa con consecuencias inversas al objetivo: reducir la morosidad y evitar una cascada imparable de insolvencias. SOLUCION PRIMERA: Confianza y temple, la misma confianza y el mismo temple que han tenido cuando estaban llenando las carretas de oro. Faltan quizás algunas palabras del ministro diferentes al “salvese quien pueda”.
  • REALIDAD SEGUNDA: Se han de vender pisos y se ha de activar el sector de la construcción, pero para ello hay que comenzar a comer sapos, cada uno los suyos, los promotores recociendo su avaricia y bajando precios, el gobierno controlando el dinero negro en el origen: la venta del suelo, y articulando medidas para evitar la especulación de un sector básico que ha de regirse por las leyes económicas de producción como un sector más.
  • REALIDAD TERCERA: Despedir inmediatamente al gobernador del banco europeo y dejar que los tipos de interés se estipulen por los condicionantes del mercado global o buscar nuevas formulas. Hay que bajar los tipos de interés, YA. La subida de los tipos ahoga a las economías mas endeudadas y a las pequeñas empresas, pero no evita la subida de precios. A LA VISTA ESTA. Los resultados son una transferencia de nuestro bienestar y desarrollo a las economías emergentes.
  • REALIDAD CUARTA: Vamos a centrarnos en las cosas que hacen país y ayudan al desarrollo y evitemos discusiones y debates estúpidos puestos de actualidad y en candelero por y para incompetentes.
jul
13th

¿a donde vamos? ¿a donde nos llevan?

5chili¿Cuantas cabezas pensantes tenemos en los diferentes organismos oficiales y no oficiales, en España, en Europa? deben de ser miles y todos ellos muy bien pagados y con unos medios y recursos casi ilimitados, con dedicación exclusiva y con todo el tiempo del mundo y la tranquilidad suficiente para reflexionar  ¿y que es lo que nos ofrecen o proponen?  SENCILLAMENTE ESTUPIDECES BANALES O EVIDENCIAS PUERILES.

Del denominado estado del bienestar hemos pasado al estado de la escasez, tan solo en un abrir y cerrar de ojos, hoy alardeamos de un superavit y mañana nos encontramos con un déficit insoportable, realmente los mensajes mediaticos son absurdos y reflejan el poco entusiasmo y la poca dedicación al trabajo del que los pone de manifiesto.

Hace ya algunos meses largos, algunos valientes denunciaban el peligro de la burbuja inmobiliaria, pero todos, absolutamente todos los implicados, silbaban mirando hacia otro lado, mientras se llenaban las arcas de fabulosas ganancias, y el resto de agentes implicados negaban la evidencia en favor de alguna propina.

LA BURBUJA HA REVENTADO, por eso la crisis de confianza del mercado español sobre todo del sector inmobiliario, no es igual a la crisis de los precios de productos energéticos del resto de países  también incluida España.

El momento español esta marcado por la dramática caída de las ventas de pisos, ese es el principal problema, los auto-llamados inversores versus “especuladores” ya no ven en este mercado sus abultadas ganancias por contratar y resolver el contrato antes de escriturar, con el beneplácito del promotor.  Los compradores han llegado al limite de lo que pueden pagar en función de sus sueldos, el esfuerzo del comprador alargando infinitamente el tiempo de la hipoteca se lo ha ido apropiando el promotor con la subida indiscriminada y usurera de los precios, pero han llegado los tipos de interés y han dicho basta. Eso es otra.  Menuda payasada, intentar controlar los precios con los tipos de interés en una economía globalizada.  Menudas cabezas pasantes.  Es como aplicar quimioterapia a un resfriado, controlaran los precios pero mataran al paciente.  Como decía el otro: Que insensatez dejar la economía en manos de los economistas.

La mercancía no se puede quedar en los almacenes, hay mucha gente que la necesita y que esta dispuesta a comprar, pero las condiciones han de ser razonables, la promoción de viviendas ha de ser un sector industrial con leyes industriales. Se han de evitar agentes extraños y la anarquía reinante hasta ahora, las maneras de la fiebre del oro solo trae pan para hoy y hambre para mañana, y la riqueza es para los “espabilados” sin escrúpulos que pululan como chulos donde huelen dinero fácil.  El dinero de la promoción inmobiliaria no debe ser dinero fácil y en ello tiene mucha culpa nuestro gobierno y el ministerio de la vivienda.

Pongamos los medios, que el tipo de interés vuelva al orden del 2%, que las hipotecas se ablanden, que los gastos anejos a la compra de una vivienda para “VIVIR” sean los menos posibles, no vale ya eso de quien paga 40 millones no le viene de dos, que los precios de los pisos bajen un 30%, que las transacciones de suelo se miren con lupa, y la expulsión del sector de especuladores, intermediarios y vividores de las necesidades de los que realmente necesitan un piso.  ¿En la industria del automóvil existen tantos intermediarios y situaciones tan extrañas? No

may
1st

Manos a la obra (II)

burbujaLa crisis financiera americana como consecuencia de las hipotecas basura no esta en la raíz de la crisis inmobiliaria autóctona, echar las pelotas fuera y hacerse el loco puede ser una estrategia electoral correcta, pero las crisis tienen su origen en factores que se van mostrando en el tiempo y que maduran antes de reventar, la crisis no estaba agazapada ni aparece por arte de magia, ni es tan severa como la pintan, es el pánico como consecuencia del miedo y el miedo como consecuencia de los bocazas que se ganan la vida haciendo titulares, los que aceleran situaciones predecibles y controlables. Lo primero que debemos hacer es felicitar a todos los expertos y analistas por sus caros y certeros estudios donde siempre negaban la existencia de una burbuja inmobiliaria y lo segundo, recelar de los políticos que se lo han creído.

El suelo, es sin duda uno de los factores más importantes y decisivo en el proceso de promoción inmobiliaria, en los costes de fabricación de una vivienda tiene la repercusión mas alta, con diferencia. llegando incluso al 40 %.

La carestía de la vivienda empieza por ahí, la puja de las promotoras por conseguir suelo de ejecución directa ha hecho que la materia prima sea el origen de muchos males, el precio pagado en la mayoría de los casos incluye una prima no declarada que el promotor debe recuperar del mismo modo. Esta prima no esta incluida en sus escandallos. El negocio de la promoción inmobiliaria encuentra así al primer actor que sin arriesgar nada resulta el más beneficiado. empieza el “coge el dinero y corre“.

La vivienda es un derecho y su sector es estratégico, por tanto dentro de la libertad de mercado deben articularse mecanismos capaces de intervenir y corregir aquellas anomalías que el propio mercado no sea capaz corregir, se deben articular sistemas para eliminar intermediarios innecesarios, revendedores, “inversores” y todo aquel elemento que pretende dinero fácil a costa de las necesidades de otros.

No debe consentirse la vivienda como inversión especulativa, si alguien quiere acumular viviendas, que sea a base de una gran presión fiscal.

Invertir en vivienda debe ser para devolverla inmediatamente al mercado en forma de alquiler, con precios de alquiler por supuesto regulados, el negocio del alquiler debe ser un sector de carácter publico, con un marco de actuación propio y totalmente transparente para las dos partes, por ejemplo, con precios de alquiler que no superen un algoritmo con respecto al IBI.

Por ultimo culpar al promotor del alza de la vivienda es cómodo y fácil, pero no del todo justo, todos los industriales e industrias que viven de este sector se han subido al carro de los beneficios fáciles, y todos han aumentado los precios de forma injustificada con la pretensión de “coger cacho” del pastel, siendo el promotor el único que realmente corre riesgo como empresario, y como tal ha visto como sus márgenes se los han ido comiendo todos, uno por uno de los muchos y malos actores de esta película, que ahora reparten sus oscar.

dic
12th

¿Inversión o especulación?

inmob.jpgHemos llegado al fin, y ello a pesar de las múltiples advertencias y un sin fin de indicadores que lo presagiaban, la burbuja inmobiliaria ha pinchado, de los indicadores, el mas importante no parte de estudios ni estadísticas de esos que los lobbys del sector encargan a precios desorbitados y emplean a forma de santo santorun en conferencias y ruedas de prensa, no, el indicador más fiable en estos casos es el sentido común y la razón, la realidad que muerde de forma fría y contundente a todos los ciudadanos que por necesidad han tenido que ir al mercado inmobiliario.
Dejar claro antes de comenzar la importancia del concepto y su utilización, dirigido y utilizado, el concepto es un arma de manipulación tremendamente efectivo, y confunde cuando se mezclan de forma erronea en mercados de primera necesidad como el de la vivienda, una necesidad que viene reconocida en nuestra constitución y que de hecho tiene un Ministerio cuyas funciones son un misterio. Los conceptos son importantes y delimitan perfectamente el tema, en el sector de la vivienda solo hay dos agentes inversores, el promotor, como empresario que corre un riesgo, y el comprador final, pero solo el comprador que le dará el uso que tiene: el de vivienda. Al comprador de viviendas para alquiler lo dejaremos de momento en el limbo. Hay otro tipo de compradores que son puramente especuladores en un mercado de primera necesidad, alguien se imagina tolerable especular con el agua o el aire, o la educación, se imaginan especular con la sanidad, del mismo modo me resulta inaceptable especular con la vivienda y llamarlo con el beneplácito de todos inversión. Confundir los términos es confundir la esencia del problema.
Otro error es intentar calar el mensaje de que hay crisis, nada más erróneo, y menos en el sector de la vivienda, cuya necesidad no ha mermado sino que crece, la necesidad de vivienda es acuciante. Lo que el mercado ha determinado que debe llegar a su fin son los precios, al menos la escalada aberrante a la que nos tenia acostumbrados, los especuladores y los empresarios de dinero fácil han tensado tanto la cuerda -con el beneplácito de las administraciones- que la cuerda se ha roto.
La situación por tanto es una oferta a unos precios desorbitados y unos compradores que no pueden comprar, pero que están ahí, quien ya ha desaparecido es el especulador, ocupado en estos momentos en vender todas las viviendas que retiro del mercado a unos buenos precios y que tras la maduración ha multiplicado por 5 o más.
El mercado en estas situaciones tiene un elemento corrector claro, los precios hay que adaptarlos a los costes, como en cualquier industria, teniendo en cuenta el precio final que el mercado esta dispuesto a pagar. Tratándose de vivienda este proceso hay que hacerlo con exquisitez y respeto al derecho básico que supone disponer de una vivienda. Todo lo demás es puro atraco y desmán, en un sector que como industria es fundamental para cualquier país.