abr
28th

¿Donde esta Keynes?

  
Archivado bajo Actualidad | Publicado por admin


Si releemos la historia mas reciente y analizamos los ciclos de entreguerras y los periodos precedentes, en todos ellos encontramos el rastro de algunas de las causas del Capturaorigen, de las crisis, y de su agravamiento y difícil salida, son el silencio y la complicidad.  Estas dos actitudes se pueden agregar y surge la pasividad, o lo que actualmente se define como lo políticamente correcto.  Todos somos parte de esta aventura y la experiencia demuestra las consecuencias colectivas de la pasividad al mirar a otro lado haciéndonos los locos.

Los causantes de esta situación y también sus colaboradores quieren hacernos participes voluntariamente, y también por la fuerza, de los sacrificios y esfuerzos necesarios para salir de la bacanal de la que ellos fueron causantes y protagonistas principales a la vez que beneficiarios.  Un sacrificio que resultara baldío e inútil.  Esta crisis se ha originado por la avaricia y el ansia de unos pocos, con la complicidad pasiva del resto de pocos, han despojado al sistema de liquidez, no ha sido una crisis clásica, creo que ni tan siquiera se le puede denominar así, ha sido el primer Gran Robo Global. El sistema financiero y los gobiernos son sus principales hacedores y culpables, unos por acción y los otros por omisión. La macroempresa de la nación ha entrado en quiebra, no por falta de ingresos, pero si por exceso de malos políticos y gestores nefastos,  han sido demasiadas manos rotas gastando dinero, mucho dinero, dinero en abundancia, que el sistema financiero tampoco ha tenido tapujos en suministrarlo generándolo de forma  virtual, Banco de España, bancos, gobiernos y grandes monopolios, son los responsables de la situación actual y lo seguirán siendo con las políticas equivocadas con las que intentan solucionarlo.  Totalmente equivocadas.  Solo hay una acertada, el manejo de la comunicación para desviar la atención, hacernos olvidar las causas y exigirnos sacrificios.  Y lo peor.  Con este barullo siguen recortando pequeñas libertades y normalizando nuestras vidas haciendo lo blanco negro y lo normal y habitual extraño y aborrecible.  En pequeñas dosis para que no produzca rechazo.

En contraposición de las prohibiciones están las falsa excusas y motivos grandilocuentes: ecología, salud, y sobre todo la preocupación por nuestra seguridad…etc,  persiguen nuestro pequeños vicios so pena de contraer horribles enfermedades, nos dicen como tenemos que pagar, como debemos comer, como debemos comprar, como debemos circular, como debemos mantener nuestros coches, nuestras viviendas, nuestro cuerpo, como utilizar el agua y la electricidad, como educar a nuestros hijos, como trabajar.  Se consigue mediante la persistencia y focalizando la atención en un culpable, normalizar verdaderas barbaridades.  Nos levantan los pasos de cebra –es una verdadera proeza de demencia y de peligrosidad, totalmente aceptada- nos hacen pagar impuestos y tasas por el agua la luz la compra de un electrodoméstico o una bombilla, incluso por las bolsas de la compra, una tontería que no tiene nada de ecológico, 20 millones de bolsas a 0.03 euros son 600.000 euros de beneficio, y las bolsas que reciclábamos como bolsas de basura ahora hay que comprarlas.  Vivimos totalmente normalizados y tasados, cualquier acción tiene su precio y va in crescendo. Parecen acciones inocentes y sin trascendencia, pero lamentablemente no lo son, y cada vez la sensación de opresión es mayor en lo cotidiano y asfixiante la mayoría de las veces cuando las relaciones son con la administración.

Deja un Comentario