jun
15th

Las primeras grietas

  
Archivado bajo Actualidad, Politica, Realidad | Publicado por admin


indignadosEscuchando la radio y viendo la televisión, se observa la sordera y la ceguera de políticos y medios de comunicación, y la connivencia de ambos.  Hablan de violencia, hablan de democracia, hablan de coacción, de la representación de los políticos y como sucede siempre marcan y estigmatizan a los disidentes, llamándoles antisistema, violentos, hablan y habla,  y en realidad no dicen nada, no están en la realidad social.

¿Son nuestros representantes? o son los representantes más dóciles elegidos por un partido, nosotros no votamos  a nuestros representantes, votamos a un partido que solo se representa a si mismo y a sus intereses.  Si me representan a mi porque no tengo un teléfono y una dirección para exponer mis propuestas y mis inquietudes, ¿porque no puedo amonestar a mi representante cuando lo hace mal?.  Yo personalmente tengo cartas dirigidas a los supuestos representantes, al parlamento, al defensor del pueblo, a Celestino Corbacho cuando era ministro de Trabajo y en ningún momento me he sentido representado por ninguno de ellos, siempre he tenido el silencio por respuesta, la total indiferencia ¿o desprecio?.  Para mis la representación es otra cosa.  ¿Votar? Sí voto, porque la abstención o el voto en blanco no tiene valor político. Solo voto porque es parte del juego, es una ventaja sobre la imposición, pero una vez que votamos la democracia se la apropian los partidos y se entra en el juego del poder y el dinero.  ¿Es democracia un voto cada cuatro años?

¿Violencia? ¿agresividad?  De que tipo de violencia y agresividad hablamos, de la buena o de la mala.  El hijo del señor Gallardón ha sentido miedo, lo sabemos por un articulo aparecido en un diario de ámbito nacional. El hijo de un parado, el hijo de un desahuciado también siente miedo, cada día, cada hora, pero no lo sabemos por que no tiene acceso a ningún medio de comunicación, su miedo no importa y su situación tampoco.  Parece que el dolor y el miedo también  tiene castas y dueños, además de mensajeros y pregoneros.  ¿Tiene la violencia o la agresividad justificación? En raras ocasiones, pero la violencia y la agresividad no es solo física, con traje y corbata y con lápiz y papel se puede generar mas violencia que con un Kaláshnikov, yo prefiero la física es mas clara, se ve venir y te da la opción a defenderte, la otra tiene muchas etiquetas donde ampararse, también la etiqueta “democracia” le sirve en demasiadas ocasiones.

¿De que forma hay que manifestar la disconformidad? ¿Ha servido de algo la acampada? ¿Sirven de algo las miles de quejas que emiten los ciudadanos a las diferentes instituciones? La respuesta es un rotundo NO.  Parece por tanto que la representatividad no funciona bien.  La violencia no es la solución, pero queda claro que la pasividad ciudadana, en los políticos, fomenta la indiferencia.  Da la sensación, por los hechos sucedidos hoy, que hasta que no les duele a ellos las cosas pasan desapercibidas y no tienen importancia.

El uso de los conceptos apropiados y las frases hechas a medida, repetidas de forma machacona en medios de comunicación tienen mucho eco y surten efecto.  El inconveniente en este caso es la realidad, que se impone, y no entiende de cegueras.

Las grietas sociales empiezan a manifestarse, y tal como sucedió con la crisis nos empeñamos en negar la evidencia y optar por lo políticamente correcto.  Hoy ante la emergencia nuclear el presidente de la Generalitat ha tenido que acudir al parlamento en helicóptero.  Es el gran teatro de un país que no va al teatro.

Deja un Comentario