ene
23rd

La inteligencia

  
Archivado bajo Aires, Piedras, Sueños | Publicado por admin


Sample007 El agua es agua, la inteligencia sólo es inteligencia. Pero así, como el agua tiene unas características concretas en función de su origen, de su roce entre piedras, del lecho por el que ha sido guiada, de la porquería con la que ha sido contaminada. Así, también la inteligencia tiene diferentes matices y sensibilidades, depende de su origen, de los componentes que la han ido formando. Hay una inteligencia apta para la ambición, otra para la política, otra para el arte, otra para las ciencias, unas más duras y otras más blandas, pero todas validas. La dificultad reside en saber que clase de agua debemos beber, no todas son iguales.

Hay unas inteligencias con más prestigio que otras, unas más deseadas y con más posibilidades de triunfar en el hábitat natural y salvaje. Pero la inteligencia de cualquier clase, como el agua, si nadie la aprovecha, al final desaparece en la gran inmensidad del mar. Deja de existir.


3 Respuestas en “La inteligencia”

  1. Por Rómulo - ene 24, 2008 | Responder

    Interesante reflexión la que has publicado en verdad. A propósito, tengo una curiosidad, ¿este post lo has creado con el Windows Live Writer?

    Un saludo desde Lima, Perú

  2. Por Soraya - ene 27, 2008 | Responder

    ¿De que manera se puede evitar que el agua acabe en el mar? es decir, que nuestra inteligencia alcance su clímax.

  3. Por Celedonio - ene 28, 2008 | Responder

    No conozco ninguna receta mágica, ni creo en su existencia, pero un camino puede ser emparejar el pensamiento con los hechos, de tal manera que lo que decimos es lo que hacemos y disfrutamos haciendolo. El climax de la inteligencia como el de tantas cosas se alcanza compartiendo.

Deja un Comentario