jul
2nd

Perdonen y el empleo ¿cuando?

Archivado bajo Actualidad | Deja un Comentario

384139_3088581779214_1404047132_33227617_754111007_nLos bancos no están tan sanos como nos hicieron creer, la reforma laboral no crea empleo, las autonomías no resuelven nada y son mas de lo mismo, inutilidad y despilfarro, los ayuntamientos antaño ricos y desmedidos, solo conservan los grandes sueldos y muchos agentes sancionadores, todo francamente inútil, incluido su despiste de la situación del país. Pocas cosas hay que funcionen, poco importa el rango de la institución, la mayoría, incluso podríamos decir todas, con un percentil de fallo mínimo, solo están para tomar café, dar conferencias y asistir a foros, es una forma de evadir responsabilidades y ocultar las fallas en la gestión.  Algunos disponen de pluriempleo, institucional y orgánico, pueden estar en varios consejos, algunas presidencias, sin reparos, cual superhombres, pensando solo en su ego.  Pero de trabajo, del verbo trabajar, ni idea y el compromiso social con su puesto, nada de nada. Esa es nuestra clase política, perenne e inútil.

Con las ilusiones esta pasando lo mismo, las esperanzas depositadas en este gobierno para mejorar las estructuras de la administración han llegado a su fin, veamos: Reforma de los contratos de trabajo, llamada reforma laboral; bajada de sueldos a banqueros inútiles, cuando lo suyo era despido fulminante y exigencia de responsabilidades; subida de impuestos, recortes, un tímido gesto para evitar desahucios, subida de impuestos, mas recortes, prohibiciones, mas recortes, dinero para los bancos, prohibiciones, acortamiento de los contratos de alquiler, facilidad para el desahucio, mas prohibiciones.  Da la sensación de que están atendiendo las demandas de amigos y colegas, de sus mas cercanos, y por supuesto la tentación del que no sabe por donde tirar: PROHIBIR.  ¿Prohibiendo conseguirán terminar con el paro? ¿Con la necesidad de buscarse la vida?   Absurdo, la mayoría de los problemas se corrigen con la estabilidad, con el trabajo, satisfaciendo la necesidad de las familias, generando empleo, confianza. 

Y como siempre repito, el problema de este país, esta en la administración publica, es el lastre, la gran losa que aplasta cualquier esfuerzo por salir adelante, para ser un país moderno y competitivo se ha de depositar la confianza en el ciudadano, en su ejercicio de  diferentes roles sociales, como contribuyente, como empresario, como trabajador, y sobre todo no quitarnos la categoría innata  de ciudadanos, la culpabilidad de partida, como principio, no somos culpables por ser ciudadanos, por lo contrario, la categoría de ciudadano nos da libertad y derecho a equivocarnos, y somos inocentes y “buenas personas” mientras no se demuestre lo contrario.  Cosa difícil cuando el ejemplo ha de partir desde arriba, y desde arriba somos considerados como ellos.  Es la aberración cultural y moral de este país, somos considerados y nos gobiernan como picaros, de entrada nos puede la vena del tunante.  Es así, y esta filosofía aplicada durante años y con cierto celo por las izquierdas nos ha dotado del mayor y tupido sistema burocrático encaminado a impedir el paso del desarrollo económico y la capacidad de emprender y moverse.  Nada cambiará si no cambiamos esto.

Pero nada será hasta que sepamos o no, cuantos capazos de dinero faltan en los bancos, y cuantos serones serán necesarios para llenar el vacío de los muchos capazos.  ¿Y con este trasiego de euros se arreglara el país? Ni pensarlo, ni creérselo, aunque lo diga la tele.  No se arreglara el país, pero servirán para que los muchos gestores tipo Narcis Serra , Blesa y de más, se vayan a su casa silbando disimuladamente, sin ruidos ni chirridos.  Eso como siempre queda para nosotros.