mar
27th

Algo esta cambiando

Tree Este siglo, con su primera década a punto de agotarse, no nos ha traído naves espaciales a nuestros hogares, ni tampoco los anunciados  menús en pequeñas pastillas, que saciarían el hambre de millones de criaturas. Los cambios tecnológicos han sido más suaves, algunos importantes, otros menos necesarios, pero siempre útiles.  Lo que me sorprende e incluso me asusta, es la transformación social y política, la propaganda autora de esta transformación ha sido dosificada y orquestada de forma testaruda.  La rapidez y eficacia con que estos cambios se han imbricado en la sociedad  es digno de admiración, de estudio y de cierto recelo.  Son situaciones, costumbres, formas de vida, rincones de nuestra educación social, que poco a poco nos han ido modelando, raspando e incluso amputando.  Nos han quitado de fumar, nos han quitado el orujo a granel, están muy preocupados por la velocidad con la que vamos a trabajar,  intentaron quitarnos el vino, están empeñados en quitarnos los chiringuitos de la playas y los toros, de la misma manera mentirosa y mezquina nos están quitando las bolsas de la compra, siempre con la misma consigna “por el bien de todos”, pero se olvidan de la coletillas de siempre “ y el negocio de pocos”.

Ahora la nueva policía con sus nuevos uniformes vela por nosotros agazapados en las rotondas cuando volvemos del trabajo, y dos veces al día piden la documentación a nuestros jóvenes, siempre por prevención, como no. Tengo cierta edad y jamás me han pedido la documentación ni parado por la calle cuando era joven, sin democracia ni con ella.

El abuso de la prevención y de eslóganes como “por nuestro bien” suena de tanto oírlo a novela 1984 de Orwell.  Quizás tenga un espíritu más ácrata que mancebo, pero me gusta vivir la vida sin tanta protección y con menos prohibición, pero es inútil.  Algo esta cambiando.