dic
28th

Tanta violencia, tanta muerte, tanta locura, tanto silencio, tanta complicidad, …

gaza3 Estos días de navidad los israelitas y palestinos siguen en su particular guerra prolongada y desigual, tan desigual que no tiene sentido llamarlo guerra, a estas situaciones de escala donde el simple gesto, es castigado con represalias brutales de muerte y destrucción no se llama guerra, y esas acciones no puede quedar justificas por ser acometidas por un Estado.  La política del terror y la muerte para situar fronteras nunca ha funcionado, el miedo y la pasividad de los pueblos no duran eternamente, los pilares donde se fundamenta la paz de esa región no están asentados y el vaso de la intolerancia, al igual que el de la solidaridad se están llenando.  No es buen momento para avivar la llama y no es buen momento para el silencio de las naciones.

Las recesiones económicas no son buen caldo de cultivo para estas situaciones de violencia descontrolada, que cualquier gobernante aburrido puede aprovechar para desviar la atención de sus problemas hacia los del vecino.

Toda violencia es repugnante, pero cuando es tan desproporcionada e indiscriminada resulta, si cabe, más violencia y más repugnante.

dic
22nd

El totalitarismo democrático y la parálisis social

libertad democratica Los totalitarismos tienen una característica común esencial y vertebradora de suma importancia, gracias a la propaganda consiguen su arraigo y el consentimiento social, la propagación y la asunción de sus grandes mentiras se justifican al ser eco de los medios sociales.  ¿a quien sino debemos de creer?

Hay una gran diferencia entre los totalitarismos bananeros y una democracia totalitaria, las dictaduras son imposiciones por la fuerza y están claramente delimitadas, el totalitarismo democrático es más sutil y tiene su punto masoquista, puesto que somos nosotros de forma voluntaria quienes elegimos a nuestros representantes del régimen.

Los totalitarismos tienen una cosa en común, todos se alimentan del poder, todos tejen una tupida red de clientelismos con sus años de permanencia en el poder, el sistema de partidos actual se asemeja a los antiguos cortesanos, antes eran elegidos por su baja peligrosidad y como elementos suntuosos y decorativos y ahora suponen una basta y amplia casta bien alimentada y culturizada, repartida en todos los estratos sociales, políticos y económicos.  Todo ello quede claro, se realiza con la etiqueta democrática.

La etiqueta democrática como se puede intuir no es otra que el decreto ley, por la vía democrática y amparándose en ella se pueden cometer atropellos e injusticias descomunales e impensables en otros sistemas, además la democracia protege de las revueltas sociales.  Los despropósitos lo son aún siendo democráticos, que un parlamento vote por mayoría una ley no es garantía democrática, puesto que la voluntad depositada en cada uno de los votos del ciudadano (millones), queda enmudecida por cuatro partidos y una única disciplina de voto, en un parlamento no hay trescientas voces representando a 40 millones de ciudadanos, hay unos intereses de partido que no suelen coincidir con los intereses generales, sino más bien con los calendarios electorales y los pactos subsiguientes.

La situación actual de crisis globalizada es la culminación de lo expuesto, ha sido tal la confianza del sistema en la inmunidad, como ha quedado constatado, que los despropósitos alcanzan cotas inimaginables de desfalco y timo alrededor del poder, nunca en las clases medias ni sociales ni empresariales.

Y el arreglo hay que buscarlo donde se cometió el error y no buscar culpables en la sociedad civil, en los ciudadanos, acusándose entre ellos de falta de cabeza, de consumismo exacerbado, por comprar una vivienda o un coche con un sueldo de mierda. Descerebrados se llaman entre ellos.  No, la culpa no la tienen los consumidores, ni tampoco la solución.

La solución es complicada, supone pedirle cuentas a quienes nos han llenado de favores, a quienes han sido nuestros colegas, con quien almorzamos, desayunamos, forman parte como nosotros de la elite del poder.  Así que la solución por mucho que pese ya vendrá, se tendrán que abrochar el cinturón todos, los consumidores un punto más y los poderosos un punto menos, los ciudadanos para que no se nos caigan los pantalones y ellos (los más bellos) para que no les aprisione la tripa.

dic
6th

El deseo guardado

Archivado bajo Sueños | Deja un Comentario

bocadillo calamares Había sido un día normal y por tanto monótono, parecido a los ya acumulados, por eso era conveniente darle un poco de emoción generando el deseo, el ansia, el premio a la espera.  No era fácil pero si posible.

Yo ese día ya tenia planes, y mis pensamientos ya estaban creando el escenario, solo faltaban los elementos más comunes y para ello era conveniente salir a la calle, de paseo.  El objetivo era darse un festín, una gran cena, de las que estaban a nuestro alcance y eran habituales, solo faltaba el bocadillo de calamares con mahonesa, y ese era mi objetivo más inmediato, mi deseo guardado, y para ese fin era conveniente utilizar todos los medios.

Me arregle convenientemente con mi uniforme de paseo, recién afeitado, con la cara totalmente abrasada por el roce de la maquinilla eléctrica y unos escozores insoportables, agravados por el cuello de cura y el broche del uniforme, faltaba pasar la revista del sargento y la calle y el bocadillo de calamares serian míos.  ¡Mierda! el sargento se queda mirandome, las quemaduras de la cara no le impresionan y me manda en cinco segundos a salir de la formación y terminar de quemarme la cara, el afeitado según su criterio no reunía las normas que un buen soldado debía de lucir. ¡Mierda y mierda! salgo corriendo, todo por el bocadillo, y me aplico la maquinilla por la cara, el escozor es insoportable y realmente más afeitado ya no es posible con esa máquina, consigo que la cara se me enrojezca debido al grado de las quemaduras.  Cuando vuelvo la formación ya estaba saliendo y el sargento ni me mira lo bien que me había quemado, mejor.  Ya estoy fuera.

Tenia tiempo y varias opciones, pro decidí buscar el bocadillo de inmediato, había esperado tanto ese momento que no pude evadir el deseo, además el uniforme me acentuaba el dolor de la cara y quería volver y ponerme cómodo.

Podia haberme quedado sentado y comerme el bocadillo acompañado de algún compañero que estaba en el bar, pero ese día mi imaginación habia preparado un festin intimo entre los calamares y yo, lo demás hubiese sido traicionar el puro deseo guardado.

Volví presuroso al cuartel con mi bocadillo liado en papel grasiento y con cuidado de no mancharme, al entrar en la compañía había un grupo de compañeros en la entrada viendo la tele, pase de largo, con mi tesoro secreto bajo el brazo.  En mi litera deje el bocadillo en la cama, lo mire con lujuria y estuve a punto de morderlo, pero no lo hice, me di la vuelta y abrí la taquilla para cambiarme mi incomodo uniforme de paseo por el de faena, y en eso estaba al tiempo que mi boca y mi estómago empezaban a segregar jugos y mi imaginación se deleitaba de placer pensando en el bocadillo de calamares con mahonesa, que por fin estaba sobre la litera esperándome.

Sin haber terminado me di la vuelta y, ….NO……NO…..¡MIERDA!…..¡MIERDA!

Que rabia, que horror, que impotencia, el bocadillo estaba sobre la litera, mejor dicho, el pan abierto estaba sobre la litera, los calamares habían recobrado vida y habían desaparecido.  Que fracaso.  Tanto sufrimiento, tantas quemaduras y ese gran momento roto hicieron que los jugos se convirtieran en bilis y el deseo guardado en rabia. MUCHA RABIA.

Como estaba convencido de que los calamares jamás me hubiesen abandonado por motu propio, rápidamente intuí que algún idiota de los que estaban viendo la tele había provocado las risas de su publico gracias a mis calamares.  Y digo idiota porque ya que se pone ¿porque se dejo el pan?, el que se comiese los calamares y dejase el pan me enfureció aún más, era un equipo, formaban un todo, que sentido tenia uno si y el otro no.

Me acerque al grupo en silencio pero con un volcán interior a punto de estallar, con el pan en las manos, me quede inmóvil unos segundos y de forma tranquila y con tono amigable pregunte quien había sido el gracioso, no salió nadie, pero eso carece de importancia, lo peor fue que ninguno hizo el menor gesto de reconocimiento de mi presencia, lo cual era extraño y los delato, había alguien en el grupo culpable y que los tenia acojonados.  Pero yo en ese momento sentía mucha rabia así que formule de nuevo la pregunta, subiendo un poco el tono de la voz con la intención de romper la sordera de los presentes, no había respuesta, pero para cabezón yo.

Lo siguiente fue ir aumentando el tono de la voz y el insulto, distanciando la frase y poniendo énfasis en las palabras:  QUIEN_HA_SIDO_EL_CABRON_QUE _SE_HA_COMIDO_MIS_CALAMARES.

No hubo que insistir mucho, de repente, sin saber de donde había salido, una gran mole me levanta y me pega un empujón.  Salgo volando y de bajada me estrello con las primeras taquillas, noto como la guerrera de paseo que aún llevaba puesta estalla y dispara todos los botones dorados, creo que sin llegar a tocar el suelo, de forma automática, como si hubiese caído sobre un muelle me abalanzo sobre él y como una tenaza le agarro del cuello, parecía su corbata, aquel tío era enorme, intentaba salvarse de mi pero era imposible la adrenalina había cerrado el candado de las manos y solo una contraorden mía haría de llave.  Entre gritos y golpes el resto de compañeros consigue separarnos, no por solidaridad, por miedo a que algún superior entrase y castigase la pasividad.

Todo quedo aclarado, ningún compañero mío  cometió tal atropello con un bocadillo de clamares, todos éramos conscientes de lo que significaban en nuestras vidas, en ese trance de soledad y transición.  El sujeto en cuestión era de los recién llegados y no había establecido aún su conexión con los bocadillos de calamares con mahonesa..  Supongo que con el tiempo entendería porque unos malditos y asquerosos calamares provocaron tal reacción, tanta pasión desenfrenada.  Supongo y espero,  porque los calamares nunca me lo agradecieron.

dic
4th

BAJAN LOS TIPOS DE INTERES PERO SE MANTIENE LA IRRESPONSABILIDAD Y CARA DURA

trichet hacia abajo El Banco Central Europeo baja los tipos hasta el 2,5%, un 0,75 hoy mismo, pero ¿que repercusión útil tiene? si el euribor y su aplicación inmediata a las hipotecas no se realiza, sucede lo mismo que con el precio de la gasolina, el barril brent se paga hoy a 35 dólares, hace bien poco se pagaba a 105 dólares, fue motivo para subir las gasolinas a los cielos, ahí se ha quedado pese a la bajada drástica del barril.  Alguien tiene la cara muy dura.

Con los tipos de interés sucede otro tanto, las bajadas de tipos no tienen mucho sentido si no se aplican de forma inmediata a las hipotecas y prestamos, lo contrario es hacerlo de cara a la Bolsa.  Se ha de aplicar la bajada de forma inmediata, sin esperar a las revisiones, el 7º de  Caballería ha de llegar en el momento oportuno de nada sirve cuando estemos todos tendidos en el suelo bocaarriba.  Eso sería una medida práctica y real y afectaría a miles de ciudadanos, una medida más afectiva que todas las que se han aplicado hasta el momento.  Hay que forzar el crédito y las medidas concretas a las pequeñas y medianas empresas, muy necesitadas de financiación del circulante.  Aumentara la tasa de paro drásticamente por culpa de la falta de liquidez de las empresas.

dic
2nd

Tanta tranquilidad inquieta. Las medidas no dan la medida.

fuenteovejuna Hoy he comido con un empresario tocado, le llamaban señor hasta que dejo de pagar algunas facturas y dejo de pagar las facturas porque es un eslabón de una cadena de un motor que ha dejado de funcionar, un motor que ahora esta abandonado.

El ministro de economía, los informes de los bancos y de entidades de solvente prestigio palaciego, dicen lo que es evidente o simplemente lo que no es, no dicen nada y hacen menos.  Aquí el que esta minimamente acomodado no se quiere enterar de cual es la situación.

Este empresario, el pillado, tiene trabajo pero también ha sido tocado por la falta de pago de alguna promotora, en estos momentos tiene un agujero por falta de pago de un cliente importante que no le queda más remedio que trasladar a sus proveedores, esto que puede sonar muy técnico resulta dramático pues encierra un drama mayor, como el impago de las nóminas, la maza implacable de la Seguridad social y Hacienda que recuerdan a los métodos del medievo que originaron los hechos de Fuenteovejuna.  En estos momentos sobra demasiada palabrería, y las previsiones no son fiables ya que las realizan los mismos que no supieron ver la situación actual, esa es la causa principal de que las medidas no sean efectivas, ellos lo achacan a que los resultados se verán más adelante en el primer semestre del 2009.  CUANDO TODOS ESTEMOS MUERTOS.  ¿Que pasa mientras tanto?

Como comentaba el empresario esta pillado por una situación difícil de sus clientes, no obstante, en el cajón dispone de pagares suficientes para solucionar su problema, pero los bancos desde hace tiempo han clasificado toda clase de papel como tóxicos y se niegan a descontar.  Mientras el gobierno se ha apresurado a salvar a la banca haciéndose cargo de sus activos tóxicos no ha hecho lo mismo con las empresas, las que sostienen el empleo y la economía.  ¿Porqué de la misma manera el ICO no avala este tipo de papel y le da liquidez de forma directa a la pequeña empresa?