dic
9th

La traición

judas.jpgDe todos los conceptos deleznables surgidos de la inteligencia y el comportamiento del ser humano, existe uno que me produce verdadera repugnancia: la traición.
La traición no siempre es la misma, siendo repugnante en todos los casos, tiene grados y ciertos atenuantes, tenemos la traición por cobardía, por sobrevivir, por chantaje.., traiciones en contraposición de algo importante y como se observa es una elección entre vida o muerte, vida es igual a traición, por lo tanto es difícil criticar dicho comportamiento lastimero, no todos los seres son valientes o héroes, ni tienen por que serlo.
Pero la traición repugnante y en mayúsculas es la que se hace por mero capricho, por carácter, por egoísmo, por subir un peldaño en tu status, porque piensas que serás reconocido socialmente, por dinero, por fama, por una poltrona, en definitiva por que de persona solo se tiene el aspecto exterior, pero por dentro se es pura carroña, desperdicio humano y algo que la humanidad repudia por lo que de asqueroso tiene ese tipo de traición y por los males que históricamente ha deparado.
Lo curioso es que quien actúa de esta manera tiene un aspecto formal y hasta puede resultar simpático socialmente en su estado de letargo, mientras prepara la siguiente, son seres que se desenvuelven en la sociedad con normalidad y suelen pasar desapercibidos, en la mayoría de los casos tienen inteligencia y son listos, suelen ocupar puestos de relevancia en las empresas y en la política y tienen un estigma que los delata siempre, les importa un bledo los demás, nunca se mojan ni se comprometen si no sacan provecho.
Seguramente cada unos de nosotros tenemos identificado como mínimo a uno de estos bichos repugnantes. En la historia se encuentran por miles.
Un consejo: procurad alejaros de sus cantos seductores.

dic
9th

Uniformidad en políticas municipales

enblanco.jpgLos municipios en general tienen necesidades y carencias diferenciadas unos de otros, en infraestructuras, en educación, en seguridad, en el comercio y en cada una de las actuaciones de la gestión pública. Sin embargo, existe cierta obstinación en aplicar políticas uniformes o en copiar lo que otros municipios han experimentado y aplicarlo sin necesidad en el municipio de al lado, con lo cual hay zonas sobre todo en áreas metropolitanas donde la función del alcalde consiste en recibir el catalogo de actuaciones municipales enviado por la diputación u organismo al caso y ejecutarlo en base a una política ciudadana común, al modo de una central de compras de una gran empresa.
Esto supone que las políticas en la mayoría de los casos no atienden a necesidades reales del municipio ni a un diseño particular, responden a una macropoliticas de partido o de concentración de poder, cada vez mas alejadas del ciudadano.
No es extraño ver cuando pasas de un municipio a otro un poco de lo mismo y lo que era una pseudo solución en un pueblo lo exportan a otro como la solución soñada, generando rechazos y desilusión en una ciudadanía ya desorientada.
Quizás la única ventaja a este uniformidad política sea la de perpetuar a unos gestores sin capacidad de aportar soluciones y la comodidad de la copia frente al esfuerzo y riesgo de soluciones imaginativas.