feb
13th

¿Y el empleo cuando?

reforma-laboral-protesta-en-sol-en-apoyo-de-los-detenidos-en-marcha-contra-la-reforma-laboral$599x0Ya disponemos de un nuevo marco de relaciones laborales, se han eliminado ciertas rigideces y se han marcado nuevas reglas de juego para situaciones como la actual donde la actividad de las empresas esta bajo mínimos.  La precariedad del mercado  laboral no puede ser otra cosa que el reflejo de la decadente actividad económica, si no se garantiza estabilidad económica no se puede generar empleo estable y digamos no precario.

Pero esta reforma tampoco generara empleo, al menos al principio, creo que todo lo contrario, es una puerta abierta a las grandes corporaciones y próximas fusiones para reducir plantillas de forma barata y fácil, es ponérselo a quien ya lo tiene fácil.

La reforma laboral necesaria aún no esta hecha, solo esta mencionada de soslayo y parece que nadie le presta atención, los sindicatos, los medios de comunicación y la sociedad civil en general ya tienen carnaza para ir entreteniéndose mientras lo importante permanece intacto.

Es un error pensar que incidiendo en los salarios o la forma de contratación se generara empleo, en este país, falta romper las grandes losas, las inercias burocráticas y los costes que suponen las propias administraciones, y digo administraciones, que intervienen frenando el crecimiento económico, por no mencionar las grandes corruptelas y la ineficacia política en el gasto y las inversiones.

Una losa son las cotizaciones sociales de la empresa, gravar un factor de la producción, la mano de obra con un 45% de impuestos, es algo falto del mas mínimo sentido común, y viene a demostrar la importancia que tienen las higueras en el ámbito administrativo-gubernamental.

Es gravar la competitividad, es gravar el empleo, cuando una empresa contrata, no solo contrata a un trabajador, el trabajador viene de la mano de un ente no productivo que quiere su parte y, que en una empresa de 4 trabajadores supone cada mes el mejor sueldo.  Las épocas de bonanza tardaran en volver y el 90% de las empresas no son bancos ni grandes compañías con ingresos llamémosles monopolistas.

En al ámbito del desarrollo económico sobran intervinientes, sobran administraciones, sobra mucha y espesa ignorancia, no basta con decir ventanilla única, hay que unificar y simplificar las muchas e inútiles normativas, que para inri, son aplicadas la mayoría de las veces por inexpertos y fieles funcionarios, con ninguna visión de país y a veces con el bastón de mariscal.

dic
17th

La telaraña que nos atrapa

telarañaLa vida en los pueblos ha estado siempre regida por normas de convivencia muy sabidas y casi siempre respetadas, todo el mundo entendía de lindes, donde terminaba lo nuestro y empezaba lo ajeno, el código civil para lo menos malo y el código penal para lo peor.  Normas de convivencia generales que han perdurado muchos años.

Actualmente (Y QUIZAS PAREZCA PESADO) tenemos exceso de prohibiciones y saturación de reglamentos que no sobrevivirían a un examen básico del Constitucional, y tampoco del sentido común, pero ahí están, criaturas inútiles a imagen y semejanza muchas veces de sus creadores, virus letales imbricados en los engranajes de la sociedad, causantes en la mayoría de ocasiones de graves perjuicios a los ciudadanos, sobre todo de los mas débiles.  La administración es consciente, ya se hablaba hace mucho de ello con la ley de servicios, pero en vez de cortar lo absurdo lo han ido alimentando.

Considerando la época y las reglas de la selva económica en la que nos movemos, cualquier intención de generar empleo en este país, tendrá dos barreras difíciles de superar, insisto en la época actual y en las que se avecinan, donde el oasis de borrachera y lujuria por el dinero para todos se acabo.  El dinero siempre ha tenido dueño, y el poder seguirá siendo su sirviente, el poder perdona al banquero y el banquero le perdona y le bendice las deudas y sus pecados. Fácil y sencillo sin necesidad de ingeniería financiera, ni formulas matemáticas difíciles de entender. Pero vayamos a las barreras para la creación de empleo.  Estas barreras no las impone el mercado, las impone la intervención de las instituciones publicas, el gran enemigo del empleo es el alto coste que supone crear empleo, crear empleo en este país es un castigo que esta penado con un enorme lastre económico para la empresa.  Y no se soluciona como pretende el amigo Rosel creando empleo a 400 euros de salario, menuda idea del presidente de la CEOE, similar a los pisos de 20  metros cuadrados para solucionar el problema de la carestía de la vivienda de la señora ministra.  Mal empezamos. Supongo que el señor Rosel es capaz de vivir con 400 euros al mes, o quizás se refiera a empleo para “personas” pero no “humanas”.

Las cosas mejor llamarlas por su nombre, dejar por un momento lo correctamente político, en primer lugar los salarios no tienen la culpa, no son el mayor coste de la empresa en la generación de empleo, lo que asusta son las cargas ajenas a la producción, las que gravan la competitividad, los costes de la seguridad social y los costes de deshacer un contrato, son conceptos que hay que revisar con valentía, costes que recaen sobre la empresa, como si la empresa fuese culpable de la situación del mercado.

El mayor coste del final de un contrato para el trabajador y para la economía, es no encontrar trabajo al día siguiente, es el paro.  Es el miedo a contratar por el empresario.  Otro tópico es machacar sobre los contratos temporales, llamados precarios, no entiendo como quieren que sean los contratos y el trabajo, son un puro reflejo de la realidad que nos rodea, no puede haber contratos modélicos “puros” en una situación totalmente errática, extraña y tremendamente incierta e insegura, llena de bandolerismo y de atracadores “bendecidos”,  quien asegura por otra parte a las empresas una continuidad en sus trabajos, en sus contratos, en sus cobros, la seguridad social ¿acaso? ¿hacienda?  Que ironía.

Las reformas del mercado laboral hay que hacerlas en el fondo de la empresa, y la empresa hoy tiene dos enemigos enfrente: la seguridad social, hacienda y las inmensidad de trabas burocráticas inútiles y en algunos casos totalmente ilegales, y es por ahí por donde se han de comenzar las reformas laborales, las buenas, “la autentica”.  Hay que aflojar el corsé que asfixia a las empresa, y al trabajador, el lazo que ahoga la capacidad de movimiento, el dinamismo pisoteado, hay que liberar la iniciativa y cambiar el chipo de las administraciones publicas, hay que respetar a los autónomos, mimarlos, a las pequeñas empresas, hay que dejar de machacarlos con todo tipo de ardid, las multas no son la mejor motivación, ya basta de considerarnos a “todos” culpables antes que ciudadanos.  La verdadera reforma esta en los políticos, en las instituciones, tenemos que dejar de ser un país de pandereta y avinagrados, el vinagre para las ensaladas y la panderetas para navidad.  Sobra mucha costra política y falta terreno limpio para jugar el partido del empleo.

dic
2nd

No estoy seguro. No sé.

estupidezEstos últimos días me siento extraño, no se si debo mostrar alegría o cierta tristeza por los cambios políticos que se avecinan, ciertamente eso espero que sean verdaderos cambios políticos, faltara ver si se dan en el sentido correcto y acertado para bien de la economía y de todos.

También estos últimos días en la prensa y en las entrevistas con Rajoy se han dejado ver los presidentes de las grandes empresas en su papel de gurús, con grandes frases manidas y en mi opinión vacías de contenido, y eso me entristece.  Sus planteamientos no son para salir de la crisis, ¿que crisis tienen ellos?, crisis como las suyas quiero yo para mi, sus planteamientos buscan más el acercamiento al poder que una solución que quizás los perturbe.

No creo que vengan las soluciones del foco del incendio, se necesita valentía para enfocar y ver con nitidez las causas del empobrecimiento y de nuestras miserias como país. Coraje y compromiso son las palabras y la actitudes necesarias durante los próximos años para darle la vuelta a una situación cada vez más insostenible.

Hace falta volver a la idea de España como nación donde quepan los catalanismos, andalucismos y otros ismos, excepto los que comiencen con nazional.  Las autonomías fueron una cuestión de desligar las administraciones del poder central, acercarlas al ciudadano y ganar en efectividad y sencillez, pero no creo equivocarme si digo que no ha sido así, con la mediocridad de los políticos se han convertido en reinos de taifas, cada una con sus leyes y con criterios que dividen en el ámbito del desarrollo económico, cultural e incluso social.  Una verdadera sangría sin orden ni concierto que además nos esta arruinando, y no solo en términos económicos.  Y los peor no se ha simplificado nada, lo contrario, la complejidad y la incompetencia se ha apoderado de las administraciones autonómicas en perjuicio del ciudadano, pero eso si, ayudando a las tasas de paro y al aumento de la pobreza.

No creo tan necesario revisar las competencias autonómicas, pero si las santas cabezas que las gobiernan, cuanta confusión y desparpajo puede encerrar la incompetencia e inutilidad de gran parte de nuestros políticos. Que clase de fuerza los eleva y los mantiene por encima de nosotros, que luz los ciega y los emborracha de grandeza en pedestales de cartón.  Que visión tan certera para sus asuntos y cuanta oscuridad en el compromiso con la sociedad. Pero como decía el otro, es lo que hay y quizás, añado yo, lo que nos merecemos.

“Hay dos cosas infinitas: el Universo y la estupidez humana y del Universo no estoy seguro. Albert Einstein”.

nov
19th

Es triste tener que pedir pero más triste es tener que robar

respetoNingún representante mío, por principio, e incluso por cordura iría en contra de mí o de mis intereses, creo no equivocarme en esto, quien dice representarme y continuamente viola mis intereses, incluso demasiadas veces mete y digo “mete”  del verbo “hincar”,  la mano en mi bolsillo, sin mi permiso, este, precisamente este no es mi representante,  yo no lo quiero incluso a mi pesar lo desprecio, no quiero un  representante que no me respeta, que no respeta a mi familia, mi cuenta corriente ni mi derecho natural a defenderme y luchar por lo mío.  Este señor no es mi representante lo pueden vestir con un manto democrático pero es un farsante, un sirviente asalariado de un partido, sus intereses no son los míos, su interés demostrado es vivir del “cuento” del “peloteo” partitocratico y permanecer muchos años sin caerse de las listas,  mantener un  puesto retribuido sin demasiadas obligaciones y con muchas puertas abiertas.  Mi representante tendría que darme cuentas a mi no a un partido, no tengo la opción de regañarle o felicitarle por su trabajo.

Como consecuencia de esto, las leyes que disponen estos representantes ¿son del todo democráticas? o son consecuencia de los intereses de un partido, de grupos de influencia, de personalismos.  ¿quien vota es mi representante o el partido?.  En realidad votamos partidos, las listas con nombres son un espejismo un formalismo democrático, seria muy difícil de argumentar como algo democrático presentar una papeleta con las casillas de los partidos que se presentan.  Pero seguro que mas barato, incluso más ecológico.

No las leyes dictadas por unos partidos no son del todo democráticas, no pueden llevar el sello de certificación “ISO JUSTO”, la mayoría corresponden al mercadeo de partidos, alianzas y pactos.  Basta repasarlas para comprenderlo.  Quitando el Código Civil, el Código Penal y el Código Mercantil, hay poco que se salve, y de estos tres mencionados se puede ver claramente lo que viene de siglos anteriores a lo incorporado recientemente, muy mediocre y falto de sentido común.

Si esto es aproximadamente así, ¿quien nos protege? ¿la justicia? no parece del todo razonable si las leyes no son del todo justas, y la justicia no del todo rápida, lo único que puede protegernos en esta situación es el inmovilismo, estarse quieto, no equivocarse, la sociedad prisionera o intervenida es la mejor para este tipo de escenario. Sociedad dócil y políticamente correcta, fácil de manejar.

La otra sociedad dinámica y supuestamente libre no dispone de protección alguna, no existe un órgano con potestad de controlar por oficio la ingente producción de leyes, decretos, reglamentos, ordenes, edictos y normas que tanto envilecen nuestras vidas y que en tantas ocasiones son del todo no inconstitucionales, sino peor anticonstitucionales.  No hay más que colocarle una gorra y una botonera a un ciudadano para que se crea un general, pues con un despacho y un poco de moqueta sucede lo mismo, se tiene la capacidad de dictar la vida a los demás.

Bendita necedad.

Solo hay que criar cuervos para que te saquen los ojos.

jun
13th

Indignados y también ofendidos

berlin15mEs loable el movimiento del 15M, los llamados indignados, nombre acunado del libro “Indignados” del alemán Stéphane Hessel, y prologado por José Luis Sanpedro, dos respetables ancianos y al parecer también indignados.

Vencer la pasividad es el primer paso para la esperanza, “Os deseo a todos, a cada uno de vosotros, que tengáis vuestro motivo de indignación.  Es un valor precioso.  Cuando algo te indigna como a mí me indignó el nazismo, te conviertes en alguien militante, fuerte y comprometido.  Pasas a formar parte de esa corriente de la historia, y la gran corriente debe seguir gracias a  cada uno”.

Ha pasado casi un mes desde el 15M, han sido muchas las esperanzas depositadas en este puñado de personas, por ellos mismos y por el otro gran puñado que ha preferido ver los toros desde la barrera, también han sido muchas las criticas de los mas educados y recatados en sus cómodos asientos de las tertulias o redacciones de medios de comunicación, lanzando preguntas del tipo ¿a quien representan? o afirmaciones de que eso no es la democracia real, la respuesta a ambas cuestiones, o mejor el consejo es que dejen por un momento sus paraísos y bajen a la tierra, algunos además deberían bajar la medicación.

Obviar este tipo de manifestaciones de protesta es desconocer por completo nuestra realidad actual, es cierto, estamos mejor que décadas atrás, pero bastante peor que hace pocos años, también es cierto que hay mucha gente que vive muy bien y bastante más que viven bien, los BMW, Mercedes, Audi y este tipo de coches de gran potencia parecen regalarlos con los Frosties, pero la sociedad la formamos todos, y la paz y la armonía solo se consigue cuando hay equilibrio, y el equilibrio a pesar de las diferencias sociales funciona cuando todos, los que tienen puntos suficientes los canjean por el cochazo y los que necesitan trabajo, consiguen su trabajo. Este movimiento refleja a la perfección el estado de animo de una parte importante de la sociedad española, que no consume Frosties,  y por extensión de la europea.  ¿Cual es el futuro de esta queja? ¿Donde esta su final?

La situación actual da lo suficiente para sentirse indignado pero es mas correcto sentirse ofendido, la falta de respeto de la clase política hacia la ciudadanía da para elevar la indignación a la ofensa, siendo generoso.  Los organismos internacionales y el sentido común lo certifica, sitúan un horizonte económico estable en España a 10 años vista, y “estable” significa tasas de paro del 9%.  Diez años pueden parecer poco para un país, pero para las familias pueden ser una eternidad, y más cuando en ese camino se están perdiendo muchos beneficios que creíamos para toda vida, derechos que pensábamos no había tijeras capaces de recortarlos.

El movimiento del 15M, se ha agotado en las plazas por la diversidad de propuestas, son tantas las cosas que están mal que resulta difícil focalizar la protesta en dos o tres cuestiones capaces de catalizar a la gran mayoría de la opinión publica, pero ha ido a regenerarse y crecer a los barrios, a los pueblos.  El 15M no ha muerto, ni esta enfermo, seguirá latente y creciendo en silencio y tranquilo, también en paz, mientras ello sea posible.

Quizás si hay dos cosas que deberían cambiar, la primera es el nombre, no deberían dejarse adjetivar, los “indignados” no es nombre adecuado para recoger un movimiento ciudadano de largo alcance, el 15M o Movimiento de las Plazas, son nombres que no encierran conceptos o significados manipulables, y por otro lado la concreción o la táctica hay que separarla de la estrategia o la diversidad de razones que pueden suponer el objetivo final.  Para ganar la guerra hay vencer en casi todas las batallas, al menos las importantes.

Las victorias que animan a la gente a seguir.

may
14th

Una nueva oportunidad

Faltan escasos días para ejercer nuevamente el derecho al voto, tenemos la ocasión de decidir, entre todos,  quien llevara nuestros asuntos en los ayuntamientos.  Una gran oportunidad, como siempre que se ejerce el voto para limpiar y pasar la escoba.

Hay muchos tópicos en la política, aceptados y asimilados,  gracias a la insistencia y los mensajes machacones se han convertido en dogma de fe, pero en el fondo, y sobre todo en el ámbito democrático, son solo falacias.  Una de ellas y quizás fundamental es pensar o creer que el voto legitima la permanencia en el poder, pongamos 20 o 30 años como en Andalucía y otras comunidades o ayuntamientos.

El voto legitima la representación política y dota de poder a esta representación, pero es un acto interesado y partidista el no limitar el tiempo de permanencia en el poder, más cuando la elección no es directa, no votamos listas abiertas,  y una vez realizadas las votaciones se produce el aburrido mercadeo de pactos y cargos con el fin de permanecer sin permiso de los votantes, en la poltrona.

En política, en democracia, es una mentira, incluso una aberración no poner limite a la permanencia en cargos públicos electos, incluso al ejercicio mismo de la política.  No veo ninguna ventaja en la existencia de políticos electos profesionales.  La democracia se ha de servir de talentos del mundo civil, de ciudadanos normales, poner a disposición de la comunidad sus conocimientos, experiencia y tiempo durante unos años y luego la vuelta a la ciudadanía.  Esto sería lo correcto y lo auténticamente democrático.

Lo demás, lo de ahora, es todo menos compromiso con los problemas reales de los ciudadanos.

Por eso, lo más importante, en mi opinión, cada vez que tenemos la oportunidad de votar es no darles muchos años de permanencia, evitaremos corrupciones, clientelismos, endiosamientos, cortijos y haciendas gobernadas por señoritos, y sobre todo conseguiremos más motivación y coraje en la resolución de nuestros asuntos.  A votar.

mar
1st

nuestro reloj de arena

reloj de arena rotoCuando hace algunos años, aún era muy joven, me resultaba imposible imaginar la vida sin todo aquello que siempre me había rodeado, gente, calles, paisajes, familiares, amigos…, todo debía de permanecer inalterable menos el mal tiempo, no podía ser de otra manera, lo contrario era agresión, sin duda ese era el deseo, y la mayoría de las veces la voluntad.  Dejar nuestras cosas, nuestra vida, por el camino no ha sido, o es, agradable,  y muchas veces resulta un infierno.  En el camino realmente no dejamos nada, “unas” las perdemos y “otras” nos las quitan, yo soy más de perder, aunque es considerable también lo quitado.

Se pierden muchas partes por el camino, pocas permanecen inalterables por mucho tiempo.  Pero lo precipitación del tiempo hace que el dolor no sea tanto, sucede como en los aviones, antes del “low cost”,  desde que despegabas hasta llegar al destino te mantenían distraído para evitarte pensar en el miedo a volar.  Algo similar debe suceder con las cosas que perdemos, las azafatas de nuestra memoria nos entretienen para no darnos cuenta, y cambiar de un destino a otro sin demasiado dolor, sin darnos tiempo apenas a percibir el cambio.

Vamos ocupando lugares diferentes y si miramos a nuestro alrededor, las referencias van cambiando, y posiblemente ha de ser así, como símbolo de vida, el chascarrillo es ver sentado a un político más de 20 años en la misma poltrona, puede ser un síntoma o un símbolo de podredumbre.

Sin embargo, si hay algo que permanece inalterable, son, antropológicamente las raíces o metafísicamente nuestra naturaleza humana.  He visto a mucho mono vestirse de seda y no parecer otra cosa que mono, pero es cierto que la seda hace al monje ante los demás, si la seda es buena incluso se puede engañar y esconder al mono.  Pero lo que debemos saber todos es que el mono esta ahí.  Seguro.

En definitiva, el tiempo tiene una gran ventaja sobre nosotros, a el no le preocupa, para nada,  la cantidad de arena que tiene o le queda al reloj.  El desierto es suyo.

ene
10th

La obligación como deber y como derecho

a_la_mierdaHace unos días pase la ITV (Inspección Técnica de Vehículos), con algunas semanas de retraso debido a la falta de tiempo, ya que el vehículo es una herramienta más de mi trabajo, y la única, por ahora, con obligación de pasar una inspección cada seis meses, repito cada seis meses.

Este comentario viene como consecuencia de las obligaciones y el miedo a que la autoridad (del palo) meta la mano en mi bolsillo.  Reconozco que he ido a trabajar con miedo a que la ganancia del día o la semana me la incautase un mozo de escuadra o un municipal, no por afán recaudatorio, ni mucho menos, solo por el bien de la sociedad y el mío.  Lo curioso de esta aventura es que después de pasar la ITV y soltar 58 euros, no he conseguido la tranquilidad ni tampoco me he quitado el miedo, sigo encontrando dificultades para entrar en Barcelona y permanentemente veo a los señores de las PDAs, apuntando matriculas mientras a su lado no dejan de producirse pequeños hurtos e incidentes, por supuesto sin posibilidad de recaudación y por tanto sin importancia.   Apatrullan la ciudad como Torrente.

La sensación de miedo y tenaza que siento en esta sociedad y supongo que también muchos de mis coetáneos, no la he sentido en ninguna época anterior, ni en la menos democrática, es curioso como con decretos leyes y bandos municipales, y por supuesto con políticos nefastos se puede generar una sociedad encorsetada y poco a poco subyugada democráticamente a los caprichos personales de la estupidez y la pedantería de quien cree que esta inventando el mundo, cuando el mundo hace ya mucho que esta inventado.  No me cabe la menor duda que la clase política es el tercer problema de la sociedad, como apuntan estos días los medios de comunicación.  Esperemos por nuestro bien que no se coloquen en el primer puesto.

dic
30th

Giro de año

feliz2011Cada año cuando pasa nos va troceando la vida, la deposita en un cofre como de un tesoro se tratase, y lo guardamos en algún rincón de nuestro pensamiento, algunas veces con anhelo y otras con cierta angustia y deseosos de olvidarlo para siempre.  El año nuevo siempre supone un nuevo principio, es una forma necesaria de organizar nuestros destinos, de tomar un descanso en el camino y realizar en mayor o menor medida un esfuerzo por clarificar los objetivos del nuevo año, o como mínimo superar los errores del año que cerramos.  La consecución de un nuevo año es siempre un gran objetivo, a pesar de los pesares, y sabiendo que hay siglos que son un verdadero desastre, y que los días, a veces, se hacen largos y penosos y que un gran cumulo de ellos, pueden poner en peligro nuestra voluntad de permanecer en pie, llevamos unos años donde es difícil permanecer impasible a tanto despropósito, unas veces por culpa nuestra y la mayoría de ellas debido a la desorganización social y desestructuración política.

Este año que comienza yo también quiero cerrar los ojos y poner mis deseos en orden, deseos nuevos y renovados, algunos de ellos de muy difícil cumplimiento, el más difícil que me propongo es no hablar de política, me he dado cuenta de lo vano e inútil que resulta, si lo consigo será como dejar de fumar, pero sin decreto.

En general necesitamos recuperar la confianza en nosotros mismos y en los demás, despojarnos de tanta desconfianza y nerviosismo, y recuperar una gran dosis de inconformismo y rebeldía, debemos recuperar nuestra capacidad de jugar en libertad por encima de tanta norma estúpida de civismo, que algunos genios salidos del oportunismo y la sopa boba pretenden inventar.  Estos años venideros hemos de ser capaces de recuperar nuestros espacios de libertad, recuperar valores de finales de los 60 y apostar por un mundo más natural y menos tecnócrata y un poco incorrecto en lo político.

Buscar valores en la libertad, el respeto, el trabajo y nuestra capacidad de relación con los demás, la amistad y vecindad son asuntos a recuperar, es nuestro momento, el momento de la sociedad civil.  No hay nadie más, estamos solo nosotros, y todo un año para ser nosotros mismos.  ¿seremos capaces?

oct
17th

El orden de las cosas

teoria del caos El señor Griñan presidente de la Junta de Andalucía, pretende llamar a los parados andaluces, es decir a la gente que no encuentra trabajo a pesar de buscarlo, oferentes de empleo, del mismo modo que al cuartel de la policía sanitaria en Catalunya se le llama Institut d’Evaluacions Mediques, este método de cambiar el nombre a las cosas para mitigar sus efectos dañinos es añejo, también en la Alemania de Hitler, lo empleaban en los eslóganes de los campos de exterminio.  El método es sencillo y se basa en la mentira semántica, en tapar los ojos al reo para que no adivine el momento final y crearle una falsa expectativa.

Es la mentira educada, la falta de respeto amable, el ladrón de guante blanco.  Prefiero mil veces un puñetazo directo, que la falta de respeto y la agresión continuada de un gestor con corbata y muy buenos modales.  Con muy buenos modales te clava la daga hasta el fondo, y a traición.  También es cierto que esos buenos modales, también son falsos, decorado que cae fácilmente cuando se alude a su clase, a su falta de clase humana, a su vístase el mono de seda que mono se queda, aparece el ser que verdaderamente es: una bestia parda.

El orden de las cosas lo podemos cambiar de sitio y de lugar, vestirlo, maquillarlo, pero no se puede transformar.  El orden de las cosas es el que es, del mismo modo que las personas están definidas desde muy temprana edad y no cambian en lo sustancial.  El carácter es muy terco.  Hace ya algunos años, un nutrido grupo de viejos alumnos nos juntamos después de más de 30 años, las fisonomías aún manteniendo las pintas, habían cambiado, pero los dejes del carácter y la personalidad permanecían inamovibles.

Del mismo modo el orden de las cosas en el ámbito político deberían de tratarse con especial cuidado, sobre todo por el efecto global que un desorden de esta índole produce, por acción u omisión en la paz social, el orden político no debe dejarse en manos de mentes diabólicas o en aquellas que han demostrado cierta ligereza en las estrategias por mantenerse en el poder.  En el orden político no todo vale, no se puede ser catalanista, entendiendo catalanista aquel que defiende las costumbres y la cultura catalana, y pasar por cuestiones meramente pasajeras a ser nacionalista y si es necesario independentista, perder años preciosos en un estatuto pactado en desorden político, pactos sospechosos y silencios de gran estruendo, hasta convertirlo en algo tan pesado y ruinoso, que no seré yo, sino los años los que determinaran su falta de uso y la carestía social que ha supuesto para todos los catalanes y para Cataluña. Se nos vendió como la panacea, la piedra filosofal que todo lo iba a solucionar, incluido el paro, majaderías, los problemas se solucionan con políticos eficientes al frente de una ciudadanía trabajadora y esforzada.  Hasta ahora, la clase política y toda su caterva de asesores y técnicos han estado en el lado contrario, ajenos, preocupados de lo suyo.  Creando desorden.

El primer objetivo del poder debe ser la paz social, el principio del orden, sin paz social y convivencia no se dan los factores que atraen al trabajo y por ende al bienestar, los gobernantes que utilizan el fuego para atizar sus intereses electorales deben ser apartados de nuestras preferencias, no son útiles, y además producen desorden.

Llamemos a las cosas por su nombre y pongamos orden en nuestras cosas, que no nos engañen llamando cordero al lobo y cambiando el orden de las cosas.