feb
13th

¿Y el empleo cuando?

reforma-laboral-protesta-en-sol-en-apoyo-de-los-detenidos-en-marcha-contra-la-reforma-laboral$599x0Ya disponemos de un nuevo marco de relaciones laborales, se han eliminado ciertas rigideces y se han marcado nuevas reglas de juego para situaciones como la actual donde la actividad de las empresas esta bajo mínimos.  La precariedad del mercado  laboral no puede ser otra cosa que el reflejo de la decadente actividad económica, si no se garantiza estabilidad económica no se puede generar empleo estable y digamos no precario.

Pero esta reforma tampoco generara empleo, al menos al principio, creo que todo lo contrario, es una puerta abierta a las grandes corporaciones y próximas fusiones para reducir plantillas de forma barata y fácil, es ponérselo a quien ya lo tiene fácil.

La reforma laboral necesaria aún no esta hecha, solo esta mencionada de soslayo y parece que nadie le presta atención, los sindicatos, los medios de comunicación y la sociedad civil en general ya tienen carnaza para ir entreteniéndose mientras lo importante permanece intacto.

Es un error pensar que incidiendo en los salarios o la forma de contratación se generara empleo, en este país, falta romper las grandes losas, las inercias burocráticas y los costes que suponen las propias administraciones, y digo administraciones, que intervienen frenando el crecimiento económico, por no mencionar las grandes corruptelas y la ineficacia política en el gasto y las inversiones.

Una losa son las cotizaciones sociales de la empresa, gravar un factor de la producción, la mano de obra con un 45% de impuestos, es algo falto del mas mínimo sentido común, y viene a demostrar la importancia que tienen las higueras en el ámbito administrativo-gubernamental.

Es gravar la competitividad, es gravar el empleo, cuando una empresa contrata, no solo contrata a un trabajador, el trabajador viene de la mano de un ente no productivo que quiere su parte y, que en una empresa de 4 trabajadores supone cada mes el mejor sueldo.  Las épocas de bonanza tardaran en volver y el 90% de las empresas no son bancos ni grandes compañías con ingresos llamémosles monopolistas.

En al ámbito del desarrollo económico sobran intervinientes, sobran administraciones, sobra mucha y espesa ignorancia, no basta con decir ventanilla única, hay que unificar y simplificar las muchas e inútiles normativas, que para inri, son aplicadas la mayoría de las veces por inexpertos y fieles funcionarios, con ninguna visión de país y a veces con el bastón de mariscal.

ene
28th

¿ Para cuando el empleo ?

desempleo2Nada ha cambiado, por ahora, los mismos nubarrones, la misma incertidumbre y una clase política dedicada a mirarse al ombligo y entre ellos y el poder económico, a ver quien es el mas listo de la clase, enfadándose cuando le quitan nota las agencias que no quisieron ver las nubes, centrando su atención en infinidad de reuniones donde las decisiones brillan por su ausencia.  En plena crisis el BC se empeño en subir los tipos de interés y ahora emborracha a los bancos con barra libre, los gobiernos, todos, desde los nacionales hasta los municipales, de tener los bolsillos rotos han pasado a mantenerse solo los sueldos y sus prebendas.  Demasiada indecisión, demasiada irresponsabilidad, demasiada tibieza, y mientras tanto la sociedad civil adormecida y esperando un milagro.

La gran decisión no esta en subir impuestos, al menos de la forma trivial con que se ha hecho, se pueden subir impuestos, pero la contrapartida ha de ser generar empleo, subir impuestos para dinamizar la economía y no para solo cubrir el déficit.

La subida de impuestos ha de ir seguida de una bajada importante de las cotizaciones “obligatorias a la Seguridad Social” por parte de las empresas, las cotizaciones sociales, tal como están planteadas son un gravísimo error, sin olvidar las rigideces del mercado laboral.  No podemos gravar al trabajo con semejante lastre, las cotizaciones han de ser una parte, pero no la mas importante de los costes laborales, además no productivos, y tampoco han de ser igual para todas las empresas, del mismo modo que la capacidad de penetración de mercado o de generación de ingresos no son las mismas.  Una opción a considerar, seria aportar una parte mínima obligatoria para sostener el sistema sanitario por parte de la empresa y una opcional voluntaria para el sistema de pensiones por parte del trabajador.  En cuanto a los contratos de trabajo, han de adaptarse a cada sector y a cada empresa dentro del sector.  La flexibilidad y los acuerdos entre partes han de primar, y no para perder derechos, ni bajar sueldos, todo lo contrario para entre todos mantener las empresas y los puestos de trabajo.  No hay otra manera.  Todo lo demás es pura fantasía y palabrería hueca de políticos embutidos en el corsé de su narcisismo.

¿para cuando el empleo?

dic
17th

La telaraña que nos atrapa

telarañaLa vida en los pueblos ha estado siempre regida por normas de convivencia muy sabidas y casi siempre respetadas, todo el mundo entendía de lindes, donde terminaba lo nuestro y empezaba lo ajeno, el código civil para lo menos malo y el código penal para lo peor.  Normas de convivencia generales que han perdurado muchos años.

Actualmente (Y QUIZAS PAREZCA PESADO) tenemos exceso de prohibiciones y saturación de reglamentos que no sobrevivirían a un examen básico del Constitucional, y tampoco del sentido común, pero ahí están, criaturas inútiles a imagen y semejanza muchas veces de sus creadores, virus letales imbricados en los engranajes de la sociedad, causantes en la mayoría de ocasiones de graves perjuicios a los ciudadanos, sobre todo de los mas débiles.  La administración es consciente, ya se hablaba hace mucho de ello con la ley de servicios, pero en vez de cortar lo absurdo lo han ido alimentando.

Considerando la época y las reglas de la selva económica en la que nos movemos, cualquier intención de generar empleo en este país, tendrá dos barreras difíciles de superar, insisto en la época actual y en las que se avecinan, donde el oasis de borrachera y lujuria por el dinero para todos se acabo.  El dinero siempre ha tenido dueño, y el poder seguirá siendo su sirviente, el poder perdona al banquero y el banquero le perdona y le bendice las deudas y sus pecados. Fácil y sencillo sin necesidad de ingeniería financiera, ni formulas matemáticas difíciles de entender. Pero vayamos a las barreras para la creación de empleo.  Estas barreras no las impone el mercado, las impone la intervención de las instituciones publicas, el gran enemigo del empleo es el alto coste que supone crear empleo, crear empleo en este país es un castigo que esta penado con un enorme lastre económico para la empresa.  Y no se soluciona como pretende el amigo Rosel creando empleo a 400 euros de salario, menuda idea del presidente de la CEOE, similar a los pisos de 20  metros cuadrados para solucionar el problema de la carestía de la vivienda de la señora ministra.  Mal empezamos. Supongo que el señor Rosel es capaz de vivir con 400 euros al mes, o quizás se refiera a empleo para “personas” pero no “humanas”.

Las cosas mejor llamarlas por su nombre, dejar por un momento lo correctamente político, en primer lugar los salarios no tienen la culpa, no son el mayor coste de la empresa en la generación de empleo, lo que asusta son las cargas ajenas a la producción, las que gravan la competitividad, los costes de la seguridad social y los costes de deshacer un contrato, son conceptos que hay que revisar con valentía, costes que recaen sobre la empresa, como si la empresa fuese culpable de la situación del mercado.

El mayor coste del final de un contrato para el trabajador y para la economía, es no encontrar trabajo al día siguiente, es el paro.  Es el miedo a contratar por el empresario.  Otro tópico es machacar sobre los contratos temporales, llamados precarios, no entiendo como quieren que sean los contratos y el trabajo, son un puro reflejo de la realidad que nos rodea, no puede haber contratos modélicos “puros” en una situación totalmente errática, extraña y tremendamente incierta e insegura, llena de bandolerismo y de atracadores “bendecidos”,  quien asegura por otra parte a las empresas una continuidad en sus trabajos, en sus contratos, en sus cobros, la seguridad social ¿acaso? ¿hacienda?  Que ironía.

Las reformas del mercado laboral hay que hacerlas en el fondo de la empresa, y la empresa hoy tiene dos enemigos enfrente: la seguridad social, hacienda y las inmensidad de trabas burocráticas inútiles y en algunos casos totalmente ilegales, y es por ahí por donde se han de comenzar las reformas laborales, las buenas, “la autentica”.  Hay que aflojar el corsé que asfixia a las empresa, y al trabajador, el lazo que ahoga la capacidad de movimiento, el dinamismo pisoteado, hay que liberar la iniciativa y cambiar el chipo de las administraciones publicas, hay que respetar a los autónomos, mimarlos, a las pequeñas empresas, hay que dejar de machacarlos con todo tipo de ardid, las multas no son la mejor motivación, ya basta de considerarnos a “todos” culpables antes que ciudadanos.  La verdadera reforma esta en los políticos, en las instituciones, tenemos que dejar de ser un país de pandereta y avinagrados, el vinagre para las ensaladas y la panderetas para navidad.  Sobra mucha costra política y falta terreno limpio para jugar el partido del empleo.

mar
6th

La media hora del bocadillo

trabajadorMientras se tomaba un carajillo, un compañero el otro día me preguntó, con cierta distracción y sin esperar más respuesta que el típico, “y yo que sé”: ¿cuanto duraría esto?.  La pregunta por corta, contiene y contenía altas dosis de indefinición y la malicia del que te quiere liar.  Podía haber comenzado con el típico, “hace frio esta mañana”, pregunta concisa, concreta y de respuesta igualmente clara, “pues si”, respuesta que no requiere esfuerzos, y que cumple perfectamente con el protocolo de la cortesía mañanera.

Pero, “ cuanto durara esto”, no es una simple pregunta, es claramente una distracción, un estar pensando en otra cosa.  Existían dos posibilidades, en esas prontas horas, aplicar la pregunta a lo que estábamos haciendo y responder de forma rápida y decidida un “pues hasta que se acabe” y dar por zanjada la situación o caer en la temeridad de preguntar ¿a que te refieres? y comenzar a transitar un túnel que ni los mas avispados pueden intuir los peligros que encierra.

Con la misma distracción y también desgana, le pregunte ¿a que te refieres?, y ese fue el punzón que hizo despertar a la fiera, no me respondió, me conmino con otra pregunta: ¿que tienen los alemanes que no tengamos nosotros?, si la primera era peligrosa, esta venia envenenada, cuantas cosas y tan variadas pueden tener los alemanes que no tengamos nosotros y viceversa.  ¿cual seria el fondo de sus preocupaciones para no encontrar la pregunta correcta?, la que le diese un poco de luz a sus dudas.  El seguía con su carajillo y su croissant, antes ya había terminado con un bocata de lomo de orza con su correspondiente manteca.  Parece que la combinación de tan excelentes ingredientes le ayudo a entonar la que era su pregunta escondida, su duda, y tal como la expuso su temor. ¡Si esto no se arregla me iré a buscar otro país!

Pero hombre, no te preguntes  lo que tienen los alemanes y pregúntate que nos falta o sobra a nosotros, para que esto no dure demasiado, y ten un poco de paciencia,  tomate el carajillo y vámonos.

Y sin yo preguntarle, del mismo modo que el socorrido ¿dices tu de la mili?.  Me lo conto todo.  Ahora ya se que nos falta y que nos sobra, y también lo que esta en su lugar.

Gracias a la media hora del bocadillo.

nov
14th

Creación de empleo y empleo público

foto_empleoLa última EPA es determinante, durante el ultimo trimestre se ha generado empleo, pero de dos clases y básicamente de una, ha sido empleo precario y sobre todo empleo público.  Ambos factores hacen pensar que la economía se encuentra aún estancada de modo peligroso y la generación de empleo es una tarea pendiente.

Con motivo del relevo del ministro de trabajo y los datos de la EPA, no dejo de pensar en los inútil que resulta el Ministerio de Trabajo a la hora de generar empleo, que no sea publico.  Ciertamente no se puede pretender que una reforma laboral o un estatuto de los trabajadores sean causantes de generación de empleo, es importante que las leyes y normativas que marcan el terreno de juego en al ámbito laboral estén actualizadas, que protejan los derechos de los trabajadores y la flexibilidad y agilidad que necesitan las empresas para sobrevivir en los mercados cada vez más competitivos, pero, la generación de empleo se produce en base a la actividad económica.

El Ministerio de Trabajo, tal como esta planteado, no puede generar trabajo, ni es garante por si solo de la creación de empleo, todo lo contrario, a veces, son los propios procedimientos y reglamentaciones del Ministerio, la pasividad y la burocracia, las que hacen difícil animar la actividad económica y emprendedora. 

Este Ministerio debe ser un mecanismo de denuncia permanente de los chances que impiden la agilidad de nuestra economía, de la infinidad de piedras que el resto de ministerios y administraciones ponen en el camino de la generación de empleo y la competitividad de nuestra economía, mas dedicada a batir el record de normativas y reglamentaciones que disponer de los mecanismos suficientes y necesarios para competir en una economía que hace mucho es global.  Las administraciones han de ser comedidas y controladas en su afán de atar corto la iniciativa privada, y esta función debe estar en manos del Ministerio de Trabajo, al que habría que añadir a su denominación,  y Competitividad.  El espíritu que nos salvara a largo plazo es el de la libertad de acción en un marco normativo amplio y responsable, y la palabra es libertad, que nada tiene que ver con especulación ni dinero fácil.  Por si alguien tiene la tentación de asociar

sep
18th

Señor alcalde estoy trabajando, para comer, por favor no meta el pie en la marmita.

No ha de ser un hecho aislado, estoy seguro de cada uno de ustedes, siente, ha sentido o sentirá, la implacable incompetencia de nuestros gobernantes, incluso los que se dicen más cercanos.  Nunca como ahora, ni en los peores tiempos, me había sentido tan agobiado, incluso acorralado por “la tanta necedad” y por “la tanta incompetencia” ilustrada,  la peor que existe.  Estamos rodeados de ilustrados incompetentes carentes de bagaje vital, lo que les convierte en ilustres ignorantes, o déspotas ilustrados, perdón: Ilustrados déspotas democráticos.

10_inemLa uniformidad de las políticas municipales es causa del férreo control del sistema de partidos y la falta de ideas y compromiso de nuestros ediles, resulta más cómodo y menos peligrosos dejarse llevar por las consignas generales y dedicar el tiempo sobrante a faenas de futuro y provechosas para los fines más personales e íntimos. Por si acaso en las próximas no hay tanta suerte.

Hay muchas clases de trabajo, pero lo simplificare en dos grandes grupos, los que tienen un centro de trabajo fijo y los que el centro de trabajo es móvil, es decir nunca es el mismo y necesitan desplazarlo continuamente, representantes, vendedores, repartidores, instaladores..etc.

Si tu centro de trabajo es fijo, tienes un gran problema para llegar tanto si el transporte es publico como privado, si es privado hay uno añadido, aparcar. Las opciones son pocas pero entre la neblina se vislumbra alguna.

Cuando el puesto de trabajo es itinerante, la única opción es ir motorizado permanentemente, necesitas mover tus recursos contigo para ganarte la vida, veamos la odisea de un instalador que usted ha llamado para cambiarle la caldera.

Parte primera abreviada:

Llegamos a la calle de nuestro cliente, hemos tardado una hora y media en recorrer 11 km., no sabemos si nos han hecho una fotografía de las que cuestan 100 euros, porque sin ir veloces pero con las paradas y arranques, nuestro pensamiento estaba en planificar el trabajo y en hacer repaso de los materiales, y en estar muy pendientes del colapso circulatorio.  Hemos perdido una hora de trabajo y posiblemente nos caiga una multa por ir a 81 km. por la autopista.

La calle esta señalada como privilegiada por motivos electorales, es zona verde, no se puede aparcar ni pagando, un espacio publico como es la calle, por orden y gracia de un ilustrado se ha convertido en una finca particular.  No desesperamos, acudimos a las lecciones de yoga y superamos el inconveniente.

La calle de al lado a 300 metros, es zona azul, territorio publico de pago, y territorio de caza para unos señores vestidos de amarillo y provistos de magnificas PDAs.  Saco el volante de una hora (hay que llevar cambio o tarjeta de crédito) y traslado mi puesto de trabajo 300 metros arriba, herramientas, material y yo mismo.  Después de dos horas de tramites y avatares he conseguido llegar al trabajo.

Parte segunda, también abreviada:

Estoy en plena faena, las manos ocupadas y manchadas, la postura incomoda y concentrado en todo lo que me han enseñado para evitar accidentes, pero mi pensamiento de pronto se distrae del gran momento y me advierte del tiempo.  Mierda.  Toda mi obra, mi prudencia, mi concentración, la seguridad en el trabajo, queda al margen, el volante de una hora ha caducado, por tanto, según el señor alcalde ya soy un infractor, estoy delinquiendo y merezco una sanción.  Dejo el trabajo, la herramienta, lo dejo todo y salgo corriendo, no sea que la grúa…

Trato de explicarle al intermediario del alcalde, ese señor de amarillo, que estoy trabajando, que no estoy de fiesta, que me estoy ganando las habichuelas, pero no suelen entender los conceptos más básicos y responden que ellos están trabajando y cumpliendo con su obligación.  Por lo visto su trabajo y su obligación están por encima de mis derechos y mi obligación de trabajar, por lo visto sus hijos tienen más derechos que los míos.

Les indico que si su trabajo es meter la mano en mi bolsillo, que le parecería a él si yo la metiera en el suyo, parece enfadarse.  Creo que no entiende, porque no actúa.

Señor alcalde debe usted explicarme que derecho esta por encima del trabajo, de la obligación de un padre de velar por su familia.  Por favor usted que sabe tanto creando espacios de privilegio, explíqueme como debo realizar mi trabajo, cree una ordenanza para que mi trabajo y mi familia vivan en paz, en la misma paz y seguridad que vive usted.

Parte final

Me quedo con la multa, vuelvo a mi trabajo excitado y nervioso, además de cabreado y termino mi trabajo.

En el estatuto no he visto solución a este problema fundamental, ni de otros tan fundamentales para la vida real y diaria de las personas.

SEÑOR ALCALDE ESTOY TRABAJANDO. RESPETEME.

sep
5th

La cruzada contra el trabajo

multas A Dios rogando y con el mazo dando, es la frase que define la situación económica y social en la que estamos sumergidos.  Existe una total contradicción entre lo que se dice y lo que se hace, la realidad no tiene nada que ver con la palabrería y el buen rollito oficial, y para no divagar ni filosofar sobre las cuestiones entrópicas que afectan a la política  y a los políticos españoles, como siempre expondré una cuestión banal que afecta a miles de trabajadores no afectos a círculos sindicales ni funcionariales.

Hay una persecución clara y permanente contra el trabajador con movilidad, la aplaudida y recomendada movilidad geográfica, aquí entenderemos movilidad geográfica tan solo comarcal, ya hemos anunciado lo banal del tema, no hablamos de globalización ni exportaciones ni I+D, como siempre tratamos el mundo real y cercano.  Al tema: quien no conoce a un familiar, amigo o vecino que trabaje necesariamente con el coche, sin confundir lo que parece los mismo “ir a trabajar en coche”.  Existen un abanico de oficios y profesiones que obligatoriamente hay que realizarlas con el vehículo, considerando a este como una herramienta más, ahí esta la policía, los médicos de visitas domiciliaras, repartidores, oficios como vendedores, comerciales y la mayoría de oficios que hacen referencia a mantenimientos e instalaciones, o reformas y un largo etcétera de personas que mueven la economía.

Pues bien excepto los dos primeros, todos los demás son considerados una plaga y son permanente perseguidos y acorralados y por fin multados o sancionados con la retirada del vehículo, de tal forma que ya esta siendo necesario considerar una partida nada desdeñable de impuesto revolucionario en presupuestos relacionados con este tipo de oficios.  Por supuesto algún “Gracioso Responsable” del Transit dirá que esto va en beneficio de la sociedad y que los hacen por nuestro bien.  Por eso es bueno que cada 10 minutos pase una pareja de pseudopolicias, cada 5 una moto de la policía y cada media hora un coche camuflado haciendo fotos, es por nuestro bien, para corregir nuestra maldad como ciudadanos, no tiene nada que ver con loa recaudación y las multas embargables.  Esto sucede mientras se trabaja, la guinda del pastel viene luego, cuando después de sortear las trampas de la velocidad variable si hay suerte, porque la mayoría de las veces esas trampas carecen de sentido al ser engullidas por las enormes caravanas de coches parados saliendo y entrando a las grandes ciudades, pues bien la guinda la ponen los mossos, la policía de “casa nostra”, con sus controles, también preventivos,  por nuestro bien, situados estratégicamente (escondidos) en las rotondas, me recuerdan a la guardia civil de hace muchos años situados en los cruces de los caminos al atardecer, sin sol,  detrás de las tapias de piedra esperando al campesino con la mula o la borrica y pedirle todo tipo de explicaciones, de donde vienes, a donde vas, quien eres y que llevas en las alforjas y en algunos casos te llevabas una ostia por atrevido y presunto maleante. ¿os suena?.

Llegado a este punto y demostrada la persecución vial (ya hablaremos de otro tipo de cruzadas) de una clase de trabajadores, nos quedamos todos asombrados un momento y automáticamente asumimos por incapacidad el problema.  No hay nada que hacer.  Hay que joderse.

De la misma forma que se ha puesto en marcha las zonas de carga y descarga, seria necesario articular algún tipo de distintivo que permitiese estacionar, sino de forma gratuita, si con la confianza de no incurrir en sorpresas desagradables durante la jornada de trabajo, que permitiese por ejemplo con el ticket de tiempo máximo en zona azul estacionar con el mismo horario de carga y descarga.

Soluciones hay, hay que buscarlas y añadirlas si cabe en el Plan E.

ago
23rd

Los mundos de Jauja

mundoideal

Cuando se suelta una opinión inevitablemente se esta empapando de nuestra visión del mundo y esta es una u otra en función de la atalaya dónde estemos situados.  Los mensajes son diferentes,  suelen llevar además alguna dosis de mentira y engaño.

Los mundos donde nos movemos tienen las mismas características de mentira y engaño, y por ello,  resulta difícil tomar una decisión en el cielo para llevar a cabo en la tierra.  Definir una clase de parados desde el 1 de agosto para recibir una ayuda, es una decisión “rara”.  El paro es una situación entera, sin divagaciones, negra, y sin tintes grises.  El paro sin subsidio es una aberración.  Desde otro estrato social –otro mundo, quizás el cielo-  lo cataloguen como un castigo merecido a la pereza.  Es el primer problema a solucionar en este país, por justicia, por dignidad y sobre todo por decencia política.  Hay que dejar  a un lado problemas menores, aunque tengan mucho calado en el mundo de Jauja de algunos políticos y bajar al mundo real.

Hace ya meses que la situación económica y laboral esta bajo mínimos y como sucedía con la muerte anunciada del ladrillo, nadie mueve un dedo ni hacia arriba ni hacia abajo, mucho palo de ciego y muchos errores, y sobre todo como sucedió antes MUCHA COMPLICIDAD y mucho silencio, disimulo e indiferencia en definitiva.

Fuera de las grandes empresas que se rigen por otros sistemas y fuera de la empresa pública y del funcionariado, la vida y el mundo no tienen nada que ver con Jauja.

La única solución al paro es crear empleo real, empleo con capacidad de genera riqueza, empleo productivo, esta capacidad solo la tienen las empresas y la iniciativa que surge de ellas.  Por tanto es la empresa, o debiera ser, la gran protagonista en los próximos meses.  Pero LA PEQUEÑA Y PEQUEÑITA, la mediana y gran empresa han demostrado no disponer de capacidad suficiente si las condiciones favorables no se mantienen constantes, demasiado influenciadas por la filosofía bancaria.

Para que la pequeña y pequeñita empresa resuelvan el problema se les ha de tratar de otra manera y considerar una cuestión como un hecho muy importante:  del mismo modo que el sistema de ingresos y la capacidad de generarlos no son iguales no deben serlo los gravámenes que suponen los costos no productivos, normalmente de imposición administrativa.

Como he puesto de manifiesto en alguna ocasión las administraciones consideran al ciudadano “culpable” por ello se preocupan y nos ayudan a mejorar, el pequeño empresario tiene otra consideración más alejada de cualquier adjetivo, más impersonal, no tiene voz ni voto y no esta considerado como parte fundamental del sistema.  Es una especie de esclavo moderno.  Mucho trabajo y pocos derechos.  Que nadie se espante, como he dicho al principio hablamos del mundo real.

abr
26th

LAS EMPRESAS Y EL EMPLEO

en paro Cuando se habla o plantean medidas contra el paro, la imaginación corre en busca de alternativas siempre fijadas en elementos finales del mercado de trabajo, como por ejemplo, jornada de trabajo, tipo de contratación o productividad, pero nunca se percibe la necesidad de buscar salidas en el origen mismo de la iniciativa empresarial, fundamento principal y necesario para la generación de empleo.  No basta con desear generar empleo han de existir personas con iniciativa y riesgo que lo hagan realidad.

Otra cuestión importante a tener en cuenta es la matización entre medidas generadoras de empleo y medidas de soporte al empleo ya creado, equivocarse en la dirección y origen de cada una puede suponer como desenlace la destrucción de empleo o la generación de trabas a la creación del mismo.

Sin lugar a dudas la creación de empleo y la competitividad de las empresas tienen dos lacras importantes en este país de ilustrados,  una realidad demostrada en la practica es que las grandes empresas no son generadoras de empleo sino destructoras, la causa,  una mayor inversión en tecnologías ahorradoras de mano de obra.  supone esto que habría que centrarse en las medidas que afectan a la pequeña y mediana empresa, incluso al trabajo autónomo, dejando fuera por el momento a profesionales colegiados (ya se cuidan bien ellos), así como identificar cuales son las trabas mas importantes.

El otro gran caballo de batalla, es la enrevesada legislación y normativa, parte de la administración local, pasa por la autonómica y se llega por fin a las de carácter nacional, todas ellas con un único objetivo de corto plazo: recaudar. No están como apoyo a la iniciativa por la creación d empleo, no, todo lo contrario, antes de ganar un euro, la iniciativa privada tiene que soltar bastantes miles y haber perdido bastantes horas y recursos y, también ilusiones.  Sin embargo seguimos con el mismo cinismo de plantear grandes medidas contra el paro.

Estamos pasando de una sociedad condescendiente y pasmada, a una sociedad critica y llena de rabia, se esta produciendo una clara división entre los afortunados, bien colocados alrededor del poder, tanto económico como político, incluso intelectual y aquellos que son meros comparsas de todo este espectáculo.

Los unos haciendo finos comentarios sobre los delicados asuntos que se entremezclan en su monótona existencia y los otros y más, a la espera de una llamada, aunque sea del INEM o de un cambio de rumbo y dejar los lunes al sol.

abr
15th

INSTITUT CATALA D’AVALUCIONS MEDIQUES

salud No hay nada mejor que una charla con compañeros para recoger experiencias, en este caso ajenas.  Este compañero de camino fue convocado a una cita por la “democrática policía sanitaria”, bien llamada Intitut Català d’Avaluacions Mèdiques, curiosamente basta con cambiarle el nombre para darle un toque distinguido y hasta noble.

Lo primero que le sorprendió fue el edificio, nuevo y reluciente, cargado de estupendos médicos y afanosos funcionarios, estupendos despachos, arco de metales, rayos x para los bolsos, esbeltos guardias de seguridad en busca de armas inexistentes, en definitiva todo estaba preparado para el uso y disfrute de la casta, de los elegidos, pero sin el más mínimo detalle para ciudadano obligado a visitarlo, todos los edificios deben de tener un parking, pero los públicos no, salvo los reservados a la casta. Y cuando decía no es no a muchos kilómetros a la redonda.  ¿Porque se empeñan en situar los edificios públicos en zonas donde apenas se puede acceder?

El ciudadano, el que paga y sufre, ha de buscarse la vida, joderse en definitiva y buscar donde aparcar y una vez conseguido con el peligro de la multa o la grúa.  Como dice este amigo la administración siempre echando una mano.

Y como es tarde dejaremos para otro momento la fructífera conversación que tuvo con la policía sanitaria.  Vaya por delante que en un país democrático, o superdemocratico hay que justificar la enfermedad y en cualquier caso eres culpable de estar enfermo.  Claro esta si hay prestación por medio.  En caso contrario la policía no actúa y tu eres libre de caerte muerto siempre que sea gratis.