abr
7th

La merienda de chocolate

Archivado bajo Sueños | Deja un Comentario

hipolitocabreraEl momento de la merendilla, así se llamaba a la merienda de la tarde, no sé si por su brevedad, o por que iba dirigida a los niños, sea como sea, para aquellos niños era un momento especial,  sin objeciones ni cambalaches, y no por los manjares que llevarse a la boca, escasos y repetitivos, tenían gana, unos escalones por encima o por debajo del hambre que convertían un trozo de pan y un ajo o unas aceitunas en en delicioso manjar. Lo enrevesado del asunto es que hasta en las comilonas infantiles existían estrellas, sin michelines, pero diferenciadas claramente en función de las suertes del año, de la siembra, de la matanza del cerdo y de la abundancia en la alhacena.

Los días comenzaban a ser largos y mas calurosos, esa tarde después del colegio su madre lo había mandado a comprar un litro de aceite de oliva, el comercio lo vendía a granel y le resultaba divertido ver aquel dispensador de aceite como por arte de magia, levantando una palanca el deposito transparente se llenaba del aceite con cientos de burbujitas de aire desde el bidón y con otro movimiento de bajada de la palanca el aceite se volcaba en la aceitera, se embelesaba con el persistente olor a almazara del lugar, aunque esa tarde la vista se le había ido con cierta obsesión hacia las barras de chocolate situadas en los pequeños estantes de madera de enfrente, de tal forma y con tanta deseo que se vio con ellas en la mano llevándoselas a la boca con un trocito de pan humeante.  Aquel comercio desprendía todo tipo de olores entremezclados pero que se hacían claramente definibles una vez el olfato se aproximaba al lugar donde se encontraban, el bacalao sazonado, las sardinas de cuba, el atún en escabeche, incluso las gomas de las botas katiuskas, o el cuero de los arreos del talabartero y el esparto de los serones o las redes para los carros, tono tenia su olor que lo identificaba y lo hacia único.

El chocolate era un producto casi prohibido, para muchos, como tantos otros de la época, cualquier cosa elaborada suponía un desembolso de efectivo y el dinero como tal era escaso y tenia la utilidad concreta donde el intercambio no era posible, y casi de todo había menos dinero, el chocolate era especial y se merendaba, pero era imposible llegar a la sensación de hartura, lo normal era un par de  jícaras de chocolate y un buen trozo de pan.  Cuando te hinchabas de pan dos jícaras podían ser suficientes, se aligeraban los bocados al pan y se dejaba el chocolate para el final, así se engañaba a la hiel y como el chocolate había sido el ultimo bocado el estomago estaba lleno y parecía que era del ultimo bocado

No se le fue de la cabeza, ese día la idea de comer chocolate le golpeaba su conciencia de forma persistente, no parecía existir otra opción y sin quererlo se fue tejiendo un plan, no podía reprimir la idea ya convertida en deseo y poco a poco con sus acciones empezaban a ser realidad.

Consiguió 25 pesetas, que inocentemente encontró en un monedero encima de la mesita del dormitorio, tenia la sensación clara de realizar algo no debido por los latigazos de su conciencia, pero también sabia de la inocencia y el buen fin de su acción.  Al fin y al cabo era para comparar cosas para comer, incluso le asaltaban las ganas de compartir el chocolate con la familia.

Para no dar demasiadas o ninguna explicación dijo que salía a la calle a  jugar, de camino al comercio; pensaba como afrontaría semejante compra sin levantar sospechas y sin mostrar nerviosismo, le extrañaba no estar aterrado y notaba como un sentimiento superior le arrastraba sin remisión a satisfacer sus deseos.  Cuando el tendero le pregunto, el respondió con total naturalidad, que su madre le había dicho que le diera dos tabletas de chocolate con leche y dos de chocolate con avellanas, recogió el cambio y las cuatro tabletas y sin mas charla salió del comercio con una excitación similar a la víspera de Reyes y con un disimulo propio de los carteristas.

Fue en dirección contraria a su casa en la misma calle de la tienda, y unas 5 casas más abajo se paro y se sentó en la acera, había tenido el cuidado de coincidir con unas de las salidas del agua de los canalones de los tejados y allí con total naturalidad y con la inocencia que inspira un niño sentado en la acera, coloco las cuatro tabletas en el orificio del canalón en la acera y se largo en busca de los amigos.

Busco a sus amigos y consiguió en un tiempo récord juntar a tres amigos de la calle, ninguno de ellos podía sospechar la grata sorpresa y el empacho de chocolate que les esperaba.  Caminaron por la calle guiados de forma extraña y un poco tontusa hacia la trampa. En el momento que se acercaban a la salida de agua del canalón del tejado cambiaron de acera acercándose lentamente con sus juegos y sus charlas, de pronto el hacedor de la fiesta paro al grupito de elegidos y se sentó justo encima y al lado del orificio que escondía el gran tesoro. ¡Un momento que me ato los cordones! Y en ese menester estaba cuando de forma fortuita hizo el gran hallazgo, dentro del agujero del canalón había cuatro tabletas de estupendo chocolate, y casualmente era la hora de la merienda, esto como añadido ya que hubiera dado igual.  No se lo podían creer, no sabían que hacer.  Fue un gran susto. Su educación les marcaba caminos de comportamiento diferentes al imaginado por el protagonista de la aventura. Sus conciencias eran frágiles y se barajaron diferentes opciones, llevarlos al comercio por si alguien las había olvidado, llevarlas a la madre de quien las había encontrado, repartirlas y llevarlas a casa y alguna mas de cariz mas peregrino.  Al final se impuso el deseo, si demasiados argumentarios, el ansia, el gozo tuvo mas fuerza.  Se alejaron de la calle principal y en una esquina de una calle cualquiera se produjo La Gran Buffet, con plato único chocolate, en el mejor restaurante, con los mejores chefs y unos comensales agradecidos.  Sobraron unas jícaras que fueron a dejar en el sitio que lo habían encontrado y sin mas dieron por concluida esa tarde de suerte, ninguno dijo nada, ese día, ni en días posteriores como si de un pecado inconfesable se tratara. Al final el ansia no era tanta. Pero esa fue nuestra mejor merienda de chocolate, sin duda.

mar
13th

Que bonita es la primavera

Archivado bajo Actualidad | Deja un Comentario

La-primavera-la-sangre-alteraEstamos de suerte, este año tenemos por delante convocatorias electorales de todas clases, para aburrir.  Que bonito es ver a los políticos engalanarse con propuestas, la mayoría de ellas solo con envoltorio y notar su cercanía. Que grandes momentos nos esperan.

Con la modernidad y con esto que llaman crisis, que mas bien parece era o época, por la fuerza con la que se ha asentado en nuestras vidas y en nuestra sociedad, las siglas de los partidos se han multiplicado y han surgido nuevas definiciones para englobar lo que en realidad sigue siendo palabrería y vanas intenciones. Ahora tenemos las castas, las estirpes, los linajes, las raleas y los inútiles de siempre, a decir verdad, los de siempre y los de ahora.

Yo soy un ciudadano de a pie, a veces de moto y también de furgo, y no sé si por distracción, por la sordera del oído derecho o por perderme la mayoría de los telediarios, el caso es que no veo nada a mi nivel, ya digo, posiblemente sea causa de mí inopia.

Todo se baraja y juega en el cielo, entendiendo por cielo nubes, todo lo que se propone esta por encima del ciudadano y de las necesidades sociales.  Insisto, yo soy un ciudadano “raro” me levanto a las 7 para trabajar y estoy todo el día intentando ganarme las habichuelas, no soy funcionario, no trabajo en monopolios, ni en telefonía, ni en una de esas petroleras, solo dependo de mi trabajo y la habilidad para hacerlo rentable, tengo de socio al Montoro y a la señora Bañez, dígase que solo vienen a verme a final de mes y solo para arreglar cuentas, normalmente dividen y restan.  Siendo tan raro, posiblemente no tenga derecho a tantas prebendas como los seres normales.  Pero volviendo a la política de las nubes, los programas electorales, deberían de llamarse “Babia electoral”, concepto más certero para todas las propuestas y mentiras de las diferentes campañas, cuatro años de política nos la empaquetan y venden en 20 días, después de los 20 días el político y la política desaparece y nos encontramos con otras cosas, las terrenales, las cosas que los políticos no entienden y no ven, porque se alejan del ciudadano y de su compromiso con la sociedad.

No se trata de inventar el mundo y de regularlo todo, se trata de hacer que funciones este con mas libertad, se trata de que los consejeros de los bancos y cajas, he dicho bancos a propósito (sector estratégico y salvable), velen por el negocio y por los clientes, el negocio se hace sin necesidad de inventar comisiones y productos nocivos.  Se trata de abrir el circulo de los desahucios y poner al descubierto a tanto sinvergüenza, ¿que partido lo lleva en su programa? estoy tan despistado con la sordera.  Creo que son las pequeñas y medianas cosas las que hay que arreglar, las cosas de los ministerios que no se hablan en el parlamento, que no salen en los periódicos, las que nos joden la vida a cada paso que damos, y nos saquean el bolsillo.  El otro día me decía un taxista que para renovar la licencia, necesitaba estar “a bien” con la seguridad social y hacienda, mis socios, sino no hay tu tía.  ¿y si no te dejan trabajar como puedes estar a bien con ellos?  No sé.  Si un ciudadano “normal” de los que trabajan en empresas de verdad se equivoca en la renta. ¿Lo despiden?.

Infinidad de ejemplos que aburrirían esta modesta opinión, y que no es el caso mencionar, hacen que la sociedad se enoje, hacen que nuestra marcha cojee.  Y todas las familias políticas se olvidan de ello. Ho hacen falta grandes reformas, hace falta abrir archivadores y romper hojas inútiles, hace falta que los partidos actúen de sociedad civil, hace falta que todos los procedimientos se sometan a derecho, y no a un articulo concreto de cualquier ley, lo grave es que muchos no superan la norma constitucional.  Hay que bajar a la tierra dejar babia y trabajar.

Quería hablar de lo bonita que es la primavera pero esta claro que la sangre altera.

mar
2nd

La niñez de nuestros padres

Archivado bajo Sueños | Deja un Comentario

FACHAD~1Mi educación como tantas otras educaciones tuvo como paisaje la España de la escasez, una España real, pobre y muy cercana a la miseria, lo importante estaba en la lucha diaria por llenar la alacena. En realidad la cosa era sencilla, se basaba en el coraje y el trabajo diario, el refinamiento de la estupidez y la pijotería que hoy nos invade era desconocida, la vida se trabajaba y se disfrutaba, los valores humanos básicos, estaban, se manifestaban y, en algunas ocasiones explosionaban, pero la vida en general era mas humana, más dura pero humana, más vida.

Mi padre era un hombre silencioso y trabajador, pensativo en sus momentos de soledad, buscador de su paz interior, era una victima activa de la guerra civil, de la cárcel, de los horrores de la persecución, buena persona de risa fácil, amigo y buen padre.  Todo su interior lo manifestaba con sus manos, capaces de cualquier arte, llenas de expresión, audaces y creadoras, sorprendentemente hábil.  Un hombre de paz y tranquilo. Al contrario mi madre ha sido una guerrera nata, toda su vida ha sido trabajo y concordia, cualquier inconveniente, cualquier malentendido, incluso los abusos los ha resuelto ofreciendo trabajo y sacrificio, mordiéndose la lengua.  El trabajo ha sido su mejor arma y su mejor enseñanza, también disponía de esa sabiduría innata que tiene la vida por universidad, esa capacidad de sintetizar la realidad y tomar decisiones, quizás le ha sobrado disciplina y metodología espartana. Obsesión por salir de la miseria.

Ahora todo eso forma parte del pasado, de sus biografías, han celebrado muchos años y ahora, la vitalidad, se ha convertido en decrepitud, la agilidad en pesadez y la senitud se ha apoderado de toda su vida, amansándolos, preparando su vuelta al principio, poco a poco cerrando el circulo de la vida.  Existen muchos caminos para llegar a la vejez, muy diferentes, en el caso de mis progenitores, un camino quedo cortado demasiado pronto y el otro se hace largo y tortuoso.  Sin embargo, en este camino largo y tortuoso, que podía ser insoportable, la naturaleza en su sabiduría y a veces bondad, ha sabido dotar, a aquello que debería ser sufrimiento con cierta incordura, convirtiéndolo en ironía y risas, algo que llaman demencia senil, y que en sus diferentes grados permite, que esa parte del camino, se edulcore para ellos.  Es la niñez de nuestros padres.

mar
2nd

Yo tengo dudas

viejo-móvilFinal del día. Quisiera pensar que todo el ajetreo y el haber consumido dos baterías de teléfono, de las que duran una semana, haya servido de algo. En mi fuero interno, tengo dudas.

Y el concepto servir de algo, esta por encima del trabajo  se supone que bien hecho, de padecer un capazo de iteraciones de todo tipo, flujos de información de lo más variado, de contemplar los eventos consuetudinarios que acontecían por la rúa bebiendo un Vichy, y algún acontecimiento más de los considerados rutinarios.
Tengo dudas, me hubiese gustado mas un paseo por el campo, haber “robado” un tomate en la huerta, un gran trago de agua fresca del chorro de alguna alberca, el Sol, el aire, espacios abiertos, o simplemente sentir la vida. El ajetreo actual, los trabajos acelerados, las jornadas maratonianas, acortan los días de forma escandalosa, desvergonzada quizás. Me gustaría un poco de aburrimiento, un poco de ensimismamiento.
Tengo dudas.

abr
28th

Aburrimiento

aburrimientoLLevo meses de aburrimiento, cansado y aburrido, escuchando demasiadas tonterías y viendo actuaciones lamentables, parece que no hay solución a tanto tedio, la estupidez y la parálisis esta en todas las instituciones y en gran parte de la sociedad, la causa no debe de ser achacable al tiempo o al estrés, ni tampoco a las porquerías que ingerimos.  Más bien la causa esta en las personas, como decía el otro redundantemente en las “personas humanas”, y mas precisamente en la agrupación de ellas, en los clanes, castas, lobbies y otras formas de agrupación en torno al poder.

Hace años, al comienzo de los noventa, durante mi paso por alguna escuela de negocios y empresas de selección, ya me di cuenta del desastre que se avecinaba, la cuestión era sencilla, bastaba observar los criaderos de clases dirigentes y ejecutivos y las trazas con las que se disponían a gobernar empresas, bancos e instituciones.  Era suficiente un titulo en ingles, aplicar los manuales y los ratios sacados del Lotus, la hoja de calculo del momento y aplicarlos, buenas corbatas, buen coche, la Montblanc en el bolsillo y pocas luces.

Y hasta aquí hemos llegado, ha faltado la humanidad en los negocios y el compromiso con la sociedad en la política y ha bastado en ambos casos cambiar las reglas de juego, como si de inventar el mundo se tratase, como si nada de lo viejo funcionase y hacerlo todo por nuestro bien y por sus bolsillos.  Sencillo.

Esta forma de actuar se ha expandido e incrustado en todos los huecos donde era posible gracias al funcionamiento de llamada de las asociaciones de antiguos alumnos, una vez colocada la primera lanza, el siguiente paso y el posterior son fáciles de adivinar. La contaminación y sus consecuencias a la vista están.

Hemos estado y por desgracia estamos en manos de personajes sin “luces” no basta con dinero y grandes fortunas, si la vida no te ha dejado alguna arruga, si no puedes lucir ninguna cicatriz en tu curriculum, si no dispones de un mínimo de sabiduría de la vida,  difícilmente se puede estar en condiciones de comprometerse de forma veraz en los asuntos de gestión, públicos o privados.

Solo hay una senda para salir del aburrimiento, el sentido común y la sabiduría por encima de la masterización.

nov
4th

La culpa de todos

CULPAHoy leyendo un interesante articulo en una revista dominical, he encontrado cuatro palabras que definen perfectamente el estado de animo de una colectividad o nación: indignación, frustración, resignación e indiferencia.  Y han de suceder por ese estricto orden, y se encuentran solapados.  Hay quien tiene capacidad de indignarse, hay quien se frustra directamente, el que se indigna acaba frustrándose, ambos acaba resignándose y acaban en la situación de letargo que es la indiferencia.

Esto le sucediendo a España y a media Europa, estas cuatro palabras están siendo las protagonistas, están formando un mezcla explosiva, para detectar la magnitud de su significado, solo hay que reflexionar un poco y pensar en un país indignado, harto de tanto expolio y violación de su bolsillo y de sus derechos por una democracia que se esta tornando una “dictadura democrática”, piénsese en un país frustrado sin capacidad de voz, sin que nadie haga caso al ciudadano la “prepotencia democrática” que lo arrasa todo empleando consignas del tipo  lo hacemos “por su bien”.

Que triste pensar en un país resignado, resignarse significa comenzar a dejar de luchar, perder las ilusiones y aprender a ser más egoísta, si ello es posible, resignarse es el paso previo a dejar de ser y dejarse llevar, es el espaldarazo a la partitocracia y las castas ¿lo mejor para un país?.  Pero quizás lo peor, como resultado de todo lo anterior es la indiferencia, los peor para la sociedad y para el país, pero de lo mejorcito para quien gobierna mal y no quiere injerencias.  Indiferencia: que caigan chuzos de punta, que yo, mando de tv y sofá y una birrita para acompañar,  y cuando me toque a mi, ya me espabilare.  Si puedo.

oct
27th

La flojera política

bostezosEl otro día un pescador comentaba que sucedían cosas extrañas, encontrar gambas fuera de temporada donde debía encontrarse sardinas, también sucede con el clima y como si formara parte de un todo universal, el contagio de lo “raro” se ha instalado en la especie humana, y con saña en las clases dirigentes y poderosas.  La enfermedad de lo extraño nos ha contagiado y ha mutado en estupidez y falta de criterio, es el mal del lelo, en palabras de la calle del “gilipollas”.  Es sumamente difícil mantenerse al margen de esta epidemia, es un doble esfuerzo, la de evitar el contagio y la de aguantar a los cada vez más numerosos contagiados.

¿ En que fase del contagio o de inmunidad estamos cada uno de nosotros?  Difícil determinar, porque el primer síntoma es la negación de la gilipollez, el gilipollas no sabe que los es.  Es condición necesaria.

Sea como sea y para que no sirva de guía, pongamos un ejemplo, usted (mejor que yo) se queda sin trabajo y como consecuencia le aqueja aquello de “al perro flaco todo son pulgas”, pues bien ante ese panorama, dos opciones nada fáciles, una por desgracia muy común: depresión y lamentos y otra, rebeldía y trabajo, cosa muy complicada cuando se vive en precario y acosado por la miseria. Usted no esta contaminado, pero es culpable de su propia desgracia, ello según la doctrina al uso y la decencia política revisada y vigente.  Una situación que forma parte de lo “raro”.

Otro ejemplo, Maragall en su efímera etapa de “President”  socialista, dio inicio a la aventura más “rara” de los últimos tiempos para Catalunya, a continuación, la mediocridad y flojera insoportable del señor Montilla la ha continuado y superado dándole tintes suicidas y mas “raros” aún, y eso gusto tanto, o es tal la ignorancia del votante que le dieron las riendas a los verdaderos nacionalistas para continuar y culminar si ello era posible, por lo visto lo es,  la “rara aventura”.  Aquí existe contaminación en estado puro, pero al ser la tendencia de moda y bien vista, incluso políticamente correcta, lo raro pasa a ser normal.  Sin ser lo correcto.

La aceptación por una mayoría de un régimen o de unas premisas, más aún, un comportamiento determinado por mucho que sea asimilado y tutelado, no implica que sea correcto, el régimen nazi que fue aceptado, idolatrado, protegido e impuesto, no fue correcto, y fue evidenciado por sus acciones, sus motivaciones y la verdad de sus atrocidades.  El nacionalismo inventado es “raro”, pero supone un buen refugio cuando tenemos un vacío de ideas y de soluciones a nuestro acontecer social. A Cataluña le sobran zánganos políticos, burócratas ilustrados, chorizos institucionales y grasa en muchas de sus instituciones y le falta la libertad o libertades suficientes, quizás también el dinero, para poder acometer con coraje la salida de esta brutal crisis.  La Autonomía en vez de crear un sistema diferenciado y ágil ha generado una bestia con un corsé que impide cualquier movimiento fuera del identitario. Pero ya veremos.  Por supuesto aquí existe contagio.  En estos tiempos no hay ninguna institución incluida la municipal, cercana al ciudadano, conocedora de sus problemas y comprometida a resolverlos.  La única cuestión importante y a la que se dedican todos los esfuerzos es a dotar de movimiento a la descomunal e inútil maquina  de la burocracia que poco a poco nos engulle y de la que sus cuidadores se sienten orgullosos.  Me gustaría ver a algún alcalde, tan cercanos, según ellos, comprometido con los problemas de sus ciudadanos, por ejemplo con los desahucios, con las preferentes o simplemente llamando la atención a sus partidos, en vez de convertirse en señores de su feudo.

sep
5th

El exceso de estupidez

estupidez_Hace unos días un cretino me llamo con la excusa de una encuesta estúpida y bastante necia, eran una serie de preguntas absurdas sobre el servicio de grúa municipal de Barcelona, así denominaba mi llamante al acoso y atraco permanente de la grúa municipal de Barcelona, “servicio”, edulcorando el nombre pretendía venderme un solemne abuso y un negocio realmente turbio.  Me preguntaba mi opinión sobre la limpieza de las instalaciones, o sobre la iluminación, ¿?, sinceramente me sorprendió, no podía dar crédito a tanta estupidez, me enojo esta forma tan burda de gastar dinero del contribuyente, pensaba que era una broma, mi interlocutor me dejo claro que no, iba en serio, increíble.  No daba crédito. Mi única reacción, quizás un poco primitiva, pero totalmente sincera fue mandarlo literalmente A LA MIERDA, Y COLGAR.  Que ironía, llevarse el coche la grúa, pagar una multa, desplazarse a recoger el coche y encima reírles las estupideces.

Repito “a_usted_a_la_mierda”.

No es el único caso de estupidez vivido recientemente, sorprende, no se si es una cuestión de rebeldía, sentido critico o como algunos lo denominan “estar quemado”, o simplemente realizar el ejercicio de alejarse un paso y mirarlo todo con un sentimiento de duda, sorprenderse todavía, si es posible, con las cosas que suponemos cotidianas y normales, y que muchas veces son anormales y aberrantes. La clave es no dejarse sumir en el sopor de comodidad y el hastió, es entonces cuando la realidad emerge en todo su esplendor y con ella la estupidez y sus máximos garantes: los estúpidos y los bobos.

No pretendo ser agorero, no quiero echar lecha al fuego de este país, tan dispuesto a la bravuconería y al suicidio colectivo, pero quien de nosos dejaría en manos de un necio o un grupo de necios sus intereses y negocios, su hacienda, ¿usted? ¿tu?  Pues eso, lo peor es que se junta el hambre con las ganas de comer.

Vivimos una época saturada de estupidez y sazonada de necedad, estupidez y necedad emanada de un exceso de estúpidos y demasiados necios. Yo Insisto: “Lo que natura non da Salamanca non presta”.

jul
21st

No es una cuestión de sacrificio

Archivado bajo Actualidad | Deja un Comentario

Dicen algunos que el problema del gobierno es su falta de comunicación, no saben explicar con claridad las medidas, pero no es esa la cuestión, la sociedad no es imbécil y como siempre sobran explicaciones si los hechos las desmienten, se echan en falta compensaciones, reformas importantes.  La gente no comprende, porque es incomprensible y es una falta de respeto enorme, que se apoye a Bankia mientras Bankia sigue con su misma política de desahucios y de despilfarro, aquí sobran comunicaciones y palabras, la realidad son las familias en la calle.  La gente no entiende y le sobran explicaciones, porque no las hay, que el paro se castigue y el desempleo se penalice solamente con “indicios”, mientras los saqueos y desfalcos de “facto” se premien con pensiones millonarias.  La gente no entiende que una ley “democrática” se base en indicios para retirar una prestación básica y no salga ningún tribunal o fiscal al paso tachándola de anticonstitucional, por no mencionar, partido, sindicato, ayuntamiento, defensores de los pueblos varios o un sinfín de personajes caducos y ajados que solo piensan hoy por hoy en mamar de teta.

No es una cuestión de sacrificio,  los ciudadanos, los trabajadores son capaces de dar la vida cuando el país así lo exige y necesita o para defender a sus familias y sus bienes, es una cuestión de burla democrática y cachondeo de una clase que no ha sabido ni sabe gestionar lo publico.  La gente no entiende que figuras como el señor Montilla, expresident de la Generalitat no este cobrando el salario mínimo interprofesional y este dando explicaciones al juez por su nefasta gestión de lo que no era suyo, la gente no entiende como puede ser Senador y disponer de pensión vitalicia y estar de rositas.  La gente no entiende como el señor Zapatero es miembro del Consejo de Estado, sino ha sabido ver la viga que tenia el país en el ojo, y es extensible para todos sus ministros.  La gente no entiende como el nuevo gobernador de España deja entrever lo que todos sabemos, que el Banco de España estaba mirando a otro lado mientras la crisis bancaria y las preferentes se incrustaban en la sociedad española, no se entiende que no existan responsabilidades.  La gente no entiende como es posible tanta inutilidad ilustrada y docta, como las instituciones que deben velar por nuestros intereses han pasado de todo.  Y siguen pasando.

No es una cuestión de sacrificio, no es una cuestión de mas sacrificio, la gente no entiende el destrozo que el ministro de cultura ha hecho con la formación profesional, no entiende como la cultura se ha vuelto tan cara, como le han dado la excusa a sus hijos para no estudiar un oficio, no entienden como se pasa de ellos, las clases mas humildes, es otra falta de respeto, no es una cuestión de sacrificio.

La gente no entiende como hablan de su déficit de la prima de riesgo, de la bolsa,  y no tienen en cuenta el suyo, como estrujan de donde no hay sin importarles si se llega a final de mes o no.  La gente no entiende como una cuestión de números no tiene solución con tanto ilustre.  La gente no entiende que no se hable del paro, de la generación de empleo.  La gente no entiende que las administraciones no cambien, la gente no entiende que las verdaderas barreras para la creación de empleo provengan de los bancos y la administraciones.

No es una cuestión de sacrificio es una cuestión seria de falta de respeto y todos sabemos cuales son las consecuencias de la falta de respeto.  Nadie, absolutamente nadie tiene potestad para meter el pie en la marmita de la sociedad, de la ciudadanía.  Nadie.

jul
21st

Las alergias de este año

Archivado bajo Actualidad | Deja un Comentario

pancartapoliciaHe recibido un email de un desconocido, un email de esos que antes de lanzarlo a la papelera echas un vistazo, me ha parecido interesante aunque un poco malsonante  y lo que he hecho es cambiar el comienzo de “A la mierda” de cada uno de ellos por el de “Alergia” que al final crea mejor ambiente.

Tengo alergia al control del déficit, si es la excusa para culparnos de los despilfarros y abusos y la cuerda que ha de empobrecernos.

Tengo alergia a los mercados, cuya avaricia no es saciable por mucho dinero que ganen.

Tengo alergia a los gestos, ya esta bien de gestos, solo sirven para mostrar debilidad, los mercados quieren dinero no gestos.

Tengo alergia a los babas, no se puede ser implacable con el ciudadano indefenso y lacio con el dinero.

Tengo alergia a la subida de impuestos, cuando una empresa no funciona lo primero que hay mirar es lo que hay detrás de cada puerta de los despachos y ver su utilidad.

Tengo alergia a las zonas azules, verdes y blancas, el menosprecio al ciudadano en pos de la mezquindad propia y al servicio de un eslogan electoral.  La verde es el desprecio absoluto a la libertad y la igualdad.

Tengo alergia a la velocidad variable, me gustaba más cuando conducir suponía un placer ahora conduzco con el miedo de que un descuido inocente con el velocímetro suponga una multa.

Tengo alergia a lo radares, no suponen ninguna mejora y son la mano que se mete en nuestros bolsillos.

Tengo alergia al urbano chulo, al que llega tocando la culata de la pistola, o anotando la matricula, sin cruzar una palabra amable, lo malo es que suponen que ese es su trabajo.

Tengo alergia a los mossos, me recuerdan mucho a las fuerzas de seguridad de otros tiempos que se agazapaban en los caminos rurales esperando al jornalero, para molestarlo y asustarlo.  Ara són rotondes i voluminoses multes. "Pel nostre bé"

Tengo alergia a la justicia, simplemente por que no es justa, es como siempre, como lo han cantado los poetas.

Tengo alergia al Defensor del Pueblo, simplemente el pueblo en una democracia real no necesita defensor, necesita justicia y equidad. Es malsonante que la propia administración te de un defensor contra ella misma, se evitaría siendo mas eficiente.

Tengo alergia al repago, al pago por no utilizarlo y al pago cuando lo utilizas.  Ya nos sucede con el gas , la luz, el agua y en poco con el aire que respiramos.

Tengo alergia a los supositorios democráticos, los que nos curan la rebeldía, el sentido critico y el derecho al pataleo cuando nos sentimos oprimidos, nos los prescriben nuestros administradores y nos los colocan los medios con sus mensajes.

Tengo alergia a los bancos ¿o a los banqueros?, Legislativo, Ejecutivo, Judicial y Financiero, el cuarto poder sin permiso y con nuestro dinero.  Hay mucho que hacer para mejorar un sector estratégico.

Tengo alergia al final de mes, es el momento de la magia para la mayoría de los españoles, donde había no hay, y todo tiende a desaparecer.

Tengo alergia a los telediarios,  a los informativos de la postguerra se les llamaba partes, herencia de los partes de guerra, ahora no llegan a eso, son pura propaganda.

Tengo alergia a los titulares, los titulares son como la carne que se le echa a un perro para entretenerlo mientras el ladrón entra  a robar, puro engaño.

Tengo alergia al coche, uno de los grandes inventos del siglo se ha convertido por la falta de planificación de nuestros distraídos políticos en un instrumento sancionador y en un estorbo en las ciudades.

Tengo alergia a las autonomías, lo que debió ser una descentralización y una administración mas cercana y mas ágil, se ha convertido en pequeños reinos con sus señores y su corte, con el único afán de gastar en sus fastos y en algunos saquear, el ciudadano pasa a ser vasallo y la democracia se ridiculiza.

Tengo alergia a los ayuntamientos, nuestra administración es la mas letal, la cercanía acorta la distancia y eso posibilita que la mano siempre este cogiendo algo de nuestros bolsillos. Nefasto y desagradable.

Después de cambiar la entrada y leerlo todo, hubiese sido más adecuado dejar la entrada original, ahora puede parecer demasiada alergia, aunque también hubiese sido demasiada mierda. Lo peor es que ahora no tengo tiempo, ni ganas, de uno si uno no, o mitad y mitad.  Se quedara así.